• jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 19:32

 

 
 

ECONOMÍA

Los abertzales tratan de imponer una tasa Covid para subir los impuestos a los navarros

El Parlamento, con los votos en contra de Navarra Suma, PSN y Geroa Bai, ha rechazado tramitar una proposición de ley de EH Bildu para implantar una tasa Covid a impuestos.

El portavoz del PSN, RAmón Alzorriz, habla con el portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS
El portavoz del PSN, RAmón Alzorriz, habla con el portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves la toma en consideración de una proposición de ley de EH Bildu para el establecimiento con carácter transitorio de recargos en determinados impuestos. La iniciativa ha sido rechazada con los votos en contra de Navarra Suma, PSN y Geroa Bai, la abstención de Podemos y el apoyo de EH Bildu e I-E.

En concreto, la proposición de ley tenía por objeto "activar fuentes de ingresos extraordinarios para, mediante la implantación de la tasa extraordinaria Covid-19, garantizar recursos suficientes en un contexto en el que, a causa de la pandemia, las necesidades de gasto no se corresponden con los ingresos fiscales ordinarios".

En ese marco, para responder a las "enormes necesidades sociales y económicas", se proponía un "incremento temporal de los tipos impositivos de las personas y empresas con mayor capacidad económica" en los siguientes impuestos directos: IRPF, Patrimonio, Sucesiones-Donaciones y Sociedades. El recargo en cuestión, "parcial pero significativo", tendría una duración de cuatro años, salvo en Sociedades, donde se limitaba a un solo ejercicio.

En defensa de la propuesta, Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha argumentado que es "pertinente" adoptar medidas impositivas adicionales que "garanticen los recursos necesarios para la implementación de las políticas públicas que necesitamos con urgencia" ante la pandemia.

Ha remarcado que la subida impositiva "sólo afectaría a quien no haya notado en sus ingresos la pandemia" y ha asegurado que se trata de "subidas moderadas" para "ayudar a las necesidades y proyectos que Navarra va a tener en los próximos años". "Estamos hablando de entre 80 y 100 millones al año, es una subida moderada en términos económicos, temporal y extraordinaria", ha detallado.

Por contra, el parlamentario de Navarra Suma Juan Luis Sánchez de Muniáin ha criticado que con esta propuesta EH Bildu, Podemos e I-E "quieren que esta enorme crisis económica la paguen los trabajadores de las rentas medidas, los autónomos, hosteleros, las empresas e incluso los fallecidos". Y ha manifestado que "es falso que siempre que se suben los ingresos aumentan la recaudación".

Por ello, ha preguntado al Gobierno foral si "están dispuestos a aceptar" estos planteamientos de sus "socios" para poder aprobar los Presupuestos y si van a "aceptar que esta factura la vuelvan a pagar los ciudadanos". "Es hora de que el PSN y Geroa Bai se pronuncien, Navarra Suma va a decir no a una subida de impuestos a los ciudadanos y va a proponer indagar posibles beneficios fiscales a ciudadanos y a empresas", ha remarcado.

La socialista Ainhoa Unzu ha rechazado la admisión a trámite de la proposición de ley de EH Bildu "al margen de las cuestiones técnicas y aportando datos" porque "no nos parece efectiva", pero "sin ningún tipo de demagogia y populismo como Navarra Suma". Y ha criticado que planteen "una bajada generalizada de impuestos, una absoluta irresponsabilidad fruto del oportunismo político".

Sobre la ley de EH Bildu, ha argumentado que "no podemos generar más brechas ni con nuestros vecinos ni con el resto del Estado" y ha considerado que a las rentas del trabajo "no se le pueden apretar más las tuercas". Además, ha defendido que en materia empresarial "no podemos perder ni un ápice e competitividad".

En representación de Geroa Bai, Mikel Asiain ha señalado que "el año 2020, pese a la dificultad extrema de la situación, no es 2008 por la rápida medicación aplicada a la crisis actual". Por lo tanto, ha abogado por "medicina personalizada en tiempo y forma, en dosis adecuada, en la Navarra del 1 de octubre".

A su juicio, "no podemos aplicar un tratamiento limitado que no sabemos si va a ser efectivo, sino esperar a atener el diagnóstico total y entonces aplicar lo que fuera necesario". "Hay vías y alternativas a la tasa Covid, revisémoslas", ha planteado.

Por su parte, Mikel Buil, de Podemos, ha afirmado que están de acuerdo en el fondo, pero que han decidido abstenerse por una cuestión de "trámite" al estar "a las puertas" de una tramitación fiscal estructural, en la que "vamos a tener un amplio debate". A su juicio, "tener dos debates paralelos de fiscalidad perjudican al propio debate".

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha defendido que "hay que corregir la injusticia fiscal existente, más en esta situación de pandemia" en la que hay "muchísima necesidad y de escasez de ingresos". Y ha censurado que los grupos que se oponen a este tipo de medidas "se empeñen en no tocar ni un pelo a esa minoría que posee una gran parte de la riqueza".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los abertzales tratan de imponer una tasa Covid para subir los impuestos a los navarros