POLÍTICA

Navarra aprueba las nuevas restricciones para atajar el Covid, pero los grupos piden más acciones

La mayoría de los parlamentarios señalan que la Comunidad foral tiene un problema de financiación.

Bakartxo Ruiz(i), de EH Bildu junto a María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra durante el reparto de cascos para traducción. PABLO LASAOSA
Bakartxo Ruiz(i), de EH Bildu junto a María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra durante el reparto de cascos para traducción. PABLO LASAOSA  

El peno del Parlamento de Navarra ha convalidado este jueves por unanimidad el decreto ley foral del Gobierno de Navarra que cierra las discotecas, salas de baile y bares de copas, con y sin actuaciones, y prohíbe el consumo de tabaco si no se puede respetar una distancia interpersonal de dos metros. Además, se adelanta a la una de la mañana el cierre de los establecimientos de hostelería, que no podrán permitir el acceso de nuevos clientes a partir de la medianoche, tanto en interior como en las terrazas.

Este decreto supone la trasposición de las medidas adoptadas de manera consensuada entre las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad en el Consejo Interterritorial celebrado el 14 de agosto.

La normativa prevé que en los centros sociosanitarios las visitas a las personas residentes de estos centros se limiten a una persona por residente, extremando las medidas de prevención, y con una duración máxima de una hora al día (con excepciones en personas que se encuentren al final de su vida). Se garantizará el escalonamiento de las visitas de los residentes a lo largo del día. Las salidas de las personas residentes de centros sociosanitarios de personas mayores y discapacidad se limitarán al máximo.

Otro de los apartados que recoge el decreto ley foral es la autorización en los eventos multitudinarios. En aquellos que se prevean celebrar, se deberá realizar una evaluación de riesgo previa por parte del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, siguiendo los criterios de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha afirmado que las nuevas medidas están "encaminadas a reducir al mínimo la posibilidad de conductas de riesgo de contagio" y ha asegurado que el Gobierno actúa "con criterio, sin demagogia y sin populismos, siguiendo los consejos de las autoridades sanitarias, huyendo de ocurrencias que pretenden jugar con la ansiedad de la población".

El vicepresidente ha dicho que el Gobierno estará "en el rigor, el sentido común y la seriedad", y ha pedido a los grupos parlamentarios "reflexión y suma de esfuerzos". "Aceptamos la crítica fundamentada, pero no aceptamos que se trate de sacar réditos políticos de esta tragedia", ha señalado.

En todo caso, ha afirmado que, "pese a las dificultades, hay luces al final del túnel, la del control de la pandemia, la de la vacuna que estará a medio plazo, la de la creación de empleo y la de la recuperación de actividad económica, estamos saliendo de esta situación y en ese camino seguiremos".

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que en Navarra "no está gobernando nadie, porque son incapaces de tomar decisiones, lo único que están haciendo es mirar a Madrid de forma permanente, un seguidismo total y absoluto de lo que diga el Ministerio". "Ese retraso en la toma de decisión termina generando los resultados desde el punto de vista sanitario, económico y del empleo que sufrimos en Navarra", ha afirmado.

En todo caso, Esparza ha asegurado que Navarra Suma apoya el decreto, aunque ha pedido su tramitación como proyecto de ley, lo que permite presentar enmiendas, "porque a este decreto le falta algo fundamental, que pondremos encima de la mesa, que es un plan con ayudas específicas para los sectores que se ven perjudicados por su aprobación". No ha obtenido respaldo suficiente del resto de grupos para la tramitación como proyecto de ley.

La parlamentaria del PSN Ainhoa Unzu ha criticado que Esparza "intenta dañar la imagen del Gobierno, pero lo que está dañando todos los días es la imagen de Navarra, una Navarra que se dedica a vender a los cuatro vientos como si fuera lo peor de lo peor".

Sobre el decreto, ha afirmado que se ha dado un aumento progresivo de la incidencia diaria de nuevos casos, "lo que obliga a que el Gobierno ponga en marcha determinadas medidas para evitar al máximo la propagación de contagios". "Las medidas han sido acordadas de manera unánime por todas las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad en un clarísimo ejemplo de coordinación y cogobernanza entre las administraciones públicas", ha valorado.

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha afirmado que las medidas deben ir acompañados de "financiación para poder seguir trabajando". "Los ingresos de la Hacienda foral se han reducido en casi un 20% y en estos cuatro meses no se va a resolver la situación, así que en lo económico y financiero tenemos varios retos que vamos a tener que resolver", ha señalado.

En ese sentido, ha explicado que desde abril Geroa Bai ha defendido la importancia de acudir al endeudamiento. "Seguimos sin tener la cifra definitiva de endeudamiento, reconocida por el momento en el 2,3%, pero la AIReF cree que Navarra tiene margen hasta el 4 por ciento", ha indicado. No obstante, ha dicho que la deuda no debe ser la única opción y ha abogado por estudiar "fórmulas nuevas" en el ámbito fiscal, pero sin que tengan que suponer "mayor presión" a los trabajadores o a las empresas. Sí ha considerado que "hay margen" para revisar "de manera rigurosa la política de deducciones y exenciones" y ha citado en este ámbito el Impuesto de Sociedades.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha respaldado el decreto, pero pidiendo un mayor desarrollo o precisiones en lo relativo a la regulación de los centros sociosanitarios y la contratación de personal.

Ha compartido con la portavoz de Geroa Bai la necesidad de revisar los incentivos fiscales. "Tenemos mucho margen y los grupos tendremos que tener valentía política. Vamos a hacer hincapié, vamos a ser un martillo pilón, porque creemos que es posible otra fiscalidad, que quien más tenga más pague. Hay margen de redistribución de la riqueza", ha asegurado.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha respaldado la convalidación del decreto, señalando que se trata de "trasponer una normativa estatal". Sí ha incidido en la petición reiterada por su grupo desde hace semanas para que el Gobierno de Navarra garantice el acceso a mascarillas a personas con dificultades económicas. "Es importante hacerlo antes de que empiece el curso escolar. Es una de las cuestiones que manifestamos una otra vez y esperamos que se resuelva", ha subrayado.

Sobre la situación de los ingresos, ha afirmado que "la deuda de hoy van a ser los recortes de mañana y será necesario afrontar con valentía una reforma fiscal, el Impuesto de Sociedades, las deducciones, y mejorar por esa vía la recaudación".

Por último, la portavoz de I-E, Marisa de Simón, ha compartido globalmente el contenido del decreto, pero ha señalado que "para que las medidas sean lo más eficaz posibles es necesaria la colaboración de todos los ciudadanos, cada uno en sus responsabilidades, las públicas y las privadas".

Por otro lado, De Simón ha asegurado que "tenemos un problema muy grave de financiación" y ha apostado por "una reforma fiscal justa para la salida social a esta crisis". "En estos momentos nuestra fiscalidad no es equitativa. Las grandes fortunas están cotizando muy por debajo de lo que cotiza un trabajador. No todo puede ser deuda. La deuda de hoy serán los problemas y los recortes de mañana", ha afirmado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra aprueba las nuevas restricciones para atajar el Covid, pero los grupos piden más acciones