ELECCIONES 26-M

"Mucho trabajo y poco apoyo humano y económico" han dejado a 31 municipios de Navarra sin listas electorales

Así lo aseguran desde la Federación Navarra de Municipios y Concejos para explicar por qué en esos lugares no se han presentado candidaturas.

Una persona trabaja en la limpieza de las urnas para las elecciones. ARCHIVO
Una persona trabaja en la limpieza de las urnas para las elecciones. ARCHIVO  

La dificultad para conseguir voluntarios que asuman cargos que aportan "mucho trabajo y alguna complicación en unas condiciones con pocos apoyos humanos y económicos" ha llevado a que de nuevo en estas elecciones no se hayan presentado candidaturas en 31 municipios y 84 concejos de Navarra.

Serán un total de 31 municipios de los 272 con los que cuenta Navarra -en el 2015 fueron 24- y 84 de los 346 concejos de la Comunidad foral -frente a los 109 de hace cuatro años- en los que el 26 de mayo no se coloquen las urnas para los comicios municipales.

Así lo ha confirmado la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), cuyo responsable de comunicación, Juan Jesús Echaide, ha señalado que la mayoría de estas entidades locales sin candidaturas son pequeñas localidades -de menos de 250 habitantes-, con gran parte de su población de edad avanzada y con dificultades para que el resto asuma el compromiso y trabajo que conlleva la gestión local.

La falta de comicios obligará a las actuales corporaciones a mantenerse en funciones hasta las elecciones parciales, que tendrán lugar en torno al mes de noviembre y en las que estas entidades tendrán una segunda oportunidad de elegir a sus representantes, donde la experiencia señala que los municipios suelen contar entonces con alguna candidatura, mientras que los concejos tienen más dificultad para ello.

En los que finalmente no haya candidaturas, será el Gobierno de Navarra el que, meses después, y tras consensuar su designación con los vecinos afectados, nombre una comisión gestora que se ocupará durante la legislatura de dirigir la gestión municipal.

"Siempre ha existido ese problema para formar listas en municipios y concejos de Navarra", asegura Echaide, que reconoce que "es difícil ser alcalde o concejal. Tienes que apechugar con muchas cosas, enfrentarte a retos importantes", que en este caso pasan por novedades como la implantación de la administración electrónica, cumplir con la Ley de Transparencia y la nueva Ley de Contratos.

DESARROLLO SOSTENIBLE

También se habla ya de la economía circular o de los objetivos de desarrollo sostenible, y todo ello a veces con un secretario compartido con seis pueblos más y un administrativo a tiempo parcial para todos.

"Es mucho trabajo, a veces es ingrato también, porque puede ocurrir que te encuentres con problemas con los vecinos porque haya que denegarles demandas que no pueden ser, y es complicado", añade, para incidir en que es "bastante común que en estos pequeños ayuntamientos no haya candidatos".

En los concejos ocurre algo parecido, ya que la inmensa mayoría de estos tiene menos de 50 habitantes, con la mitad de ellos empadronados pero en los que tan solo viven a su vez la mitad de los empadronados y, probablemente, muchos superen los 65 años, un panorama "bastante común".

En estos núcleos también hay jóvenes, "pero asumir la responsabilidad de la gestión concejil sin apoyos y sin personal también tiene su pequeña o mayor complejidad, porque al final un concejo es una administración y debe cumplir con la Ley de Transparencia, la Ley de Contratos y otras mil cosas".

MUCHA COMPLICACIÓN

El resumen es "mucho trabajo y mucha complicación en unas condiciones con pocos apoyos humanos y económicos", resalta Echaide, que sin embargo sí ha apreciado con curiosidad el hecho de que, para este 26 de mayo, haya disminuido el número de concejos en los que no hay ninguna candidatura, de 109 en el año 2015 a los 84 de ahora.

A su juicio, puede deberse a dos razones. La primera es que la Ley Foral de Administración Local ha introducido como nueva causa de extinción de los concejos la ausencia de candidaturas durante dos legislaturas seguidas.

La segunda razón del aumento de candidatos en los concejos es que en esta legislatura "ha habido una cierta dinámica y mucho trabajo desde la Federación Navarra de Municipios y Concejos para la participación a raíz de la configuración del nuevo mapa local. No sé si también por eso la gente está más animada, más movida o más sensible" a los asuntos que les afectan, concluye.

Por otra parte, además de los que no celebrarán elecciones municipales por carecer de candidaturas, hay 115 municipios y 239 concejos en los que se ha presentado una única lista.

Así, de estos 115 municipios, en 48 (los de más de 250 habitantes) ya se conoce el nombre del alcalde, al señalar la ley que a partir de esta cifra de población solo pueden ser candidatos los cabezas de lista. Y en el caso de los concejos, se conoce también quién ocupará la presidencia en 113 entidades, dado que cuentan con menos de 50 habitantes y solo eligen un presidente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Mucho trabajo y poco apoyo humano y económico" han dejado a 31 municipios de Navarra sin listas electorales