PREMIUM  POLÍTICA

El expresidente Sanz, sobre Caja Navarra: "Jamás hice nada para aprovechamiento propio, de mi familia o de UPN"

Sanz ha asegurado que Enrique Goñi, ex director general de la CAN, llegó por su "trayectoria" y niega que lo propusiera para "tener un aliado" en la entidad.

Comisión de investigación en el Parlamento foral sobre Caja Navarra con la comparecencia de Miguel Sanz, expresidente del Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS
Comisión de investigación en el Parlamento foral sobre Caja Navarra con la comparecencia de Miguel Sanz, expresidente del Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS  

El expresidente del Gobierno de Navarra y de Caja Navarra Miguel Sanz ha asegurado este miércoles que él impulsó el proceso de "despolitización" de CAN y que "jamás" hizo nada desde la entidad financiera "para aprovechamiento propio, de mi familia o de mi partido político (UPN)".

"Jamás se condonó crédito alguno a UPN ni trato preferente a allegados y próximos. Ningún consejero de CAN podrá argumentar sin faltar a la verdad que yo haya hecho injerencia, presión o recomendación alguna. El crédito cuando compré mi vivienda lo concerté con Caja Rural", ha señalado, durante su comparecencia en la comisión de investigación en el Parlamento foral sobre Caja Navarra.

Miguel Sanz ha afirmado que él impulsó la "despolitización" de la entidad y dejó el control de la obra social en manos de los clientes, considerando que "era imprescindible profesionalizar los órganos" de Caja Navarra. "Se incorporaron personas profesionales y altamente cualificadas al consejo de administración de la Corporación Industrial de Caja Navarra", ha afirmado.

El expresidente ha señalado que se puso en marcha el programa 'Tú eliges, tú decides' para que los clientes decidieran sobre el gasto de la obra social, "siendo consciente de que perdía un arma trascendental para poder llevar a cabo actuaciones de claro interés político, dirigiendo algunas subvenciones de obra social a cuestiones que podían tener interés político". "Consideré que la capacidad de decidir a dónde se orientaba la obra social había que radicarla en los clientes", ha destacado.

Por otro lado, el expresidente Sanz también ha asegurado que Caja Navarra "se ha transformado del mismo modo que lo han hecho todas las cajas de España", y ha afirmado que "no hay nada oscuro" ni ha habido "caso de corrupción" en la entidad financiera navarra.

"Ni en Navarra ha habido asunto de corrupción, ni en Caja Navarra ha habido caso de corrupción alguno. Ha habido un interés político de poner fin al dominio institucional de UPN en los últimos años y a la colaboración de los partidos consitucionalistas, que convirtieron su gestión colaborativa en una historia de éxito, porque durante el tiempo de colaboración de UPN y PSN, Navarra ocupó los primeros lugares en el Estado de bienestar en el Estado español", ha asegurado.

ESLOGAN DE LA IZQUIERDA ABERTZALE

Sanz ha señalado que "es verdad que se ha acuñado un eslogan que ha sido utilizado fundamentalmente por algún colectivo ubicado en la izquierda radical abertzale acerca del querer saber, como si no se supiese todo, o como si hubiese algo oculto, cuestión que no es así". "Ni ha habido nada oculto, ni deja de saberse algo, ni el proceso llevado a cabo por CAN afecta solamente a CAN", ha dicho.

Así, ha señalado que este tipo de proceso "ha afectado a todas las cajas de ahorro del país, por instrucción y requerimientos de las autoridades financieras europeas, por el Banco de España, y por la necesidad de hacer frente a la grave crisis que ha conllevado que fueran rescatadas algunas entidades financieras y más concretamente, algunas cajas".

Según Sanz, "este proceso de crisis ha conllevado la necesidad urgente de que las cajas se recapitalizaran, es decir, incrementaran sus fondos propios tanto en cantidad como en calidad, y para ello ha sido necesario, obligadas por ley, que las cajas se transformasen en bancos, y así ha ocurrido en el conjunto de las cajas de España, absolutamente en todas". "Todas han tenido que transformarse en bancos y al final se ha llevado a cabo una recapitalización del sector y de las cajas de ahorro, y en este proceso, CAN no ha estado al margen", ha indicado.

Comisión de investigación en el Parlamento foral sobre Caja Navarra con la comparecencia de Miguel Sanz, expresidente del Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS

Además, Sanz ha señalado que "en la culminación de este proceso, Caja Navarra no ha salido ni mucho menos mal parada". "Sobre el proceso de CAN se abrió por parte de algunos agentes un debate claramente interesado desde el punto de vista político acerca de que la CAN ha desaparecido. Se ha transformado del mismo modo que todas las cajas de España", ha indicado.

A continuación, ha señalado que "el fin del proceso de consolidación de CAN tras su entrada en CaixaBank me dice que, en una comparativa llevada por otros procesos, la CAN no sale mal parada ni mucho menos, puesto que su integración ha sido en la mayor entidad de banca privada", y ha señalado que él no intervino en la toma de decisiones en este proceso.

Además, ha señalado que "no se perdió ni un euro público y ningún impositor tuvo en riesgo su dinero", y ha asegurado que "no es verdad que el emprendimiento y la inversión en Navarra se haya visto mermada porque CAN haya dejado de ejercer de manera directa la actividad financiera".

"NO HABRÍA COMISIÓN SI SE HUBIERA INTEGRADO CON CAJAS VASCAS"

Asimismo, el expresidente del Gobierno de Navarra Miguel Sanz ha afirmado que no se habría creado una comisión de investigación sobre Caja Navarra en el Parlamento foral si la entidad financiera se hubiera integrado en un banco con las cajas vascas, en lugar de pasar a CaixaBank, como finalmente ocurrió.

Miguel Sanz ha dicho que no sabe si existe relación entre Kontuz, asociación que presentó en los tribunales denuncias relacionadas con Caja Navarra, y EH Bildu, pero ha afirmado que "se parecen bastante". "El ejemplo más palpable es que protagonistas, fundadores y personajes destacados de Kontuz ejercen responsabilidades políticas, bien yendo en listas electorales o formando parte del grupo parlamentario de EH Bildu", ha indicado.

Además, ha señalado que "ahora algunos grupos, entre ellos Kontuz, defienden a CAN cuando no ejerce la actividad financiera directa, y cuando sí lo hacía, los amigos de Kontuz, a veces dentro de la kale borroka, quemaban los cajeros de CAN. Quienes ahora quieren saber de Caja Navarra, antes no querían saber nada". "Y mientras se han levantado alfombras y se ha manifestado que no han encontrado nada ilegal, algunos se han encontrado con el muro de la incapacidad de condenar actuaciones condenables como los asesinatos de ETA", ha censurado.

También se ha referido Miguel Sanz a las denuncias presentadas en relación con Caja Navarra, para afirmar que "todas las denuncias que se plantearon han sido archivadas y sobreseídas". "Las resoluciones judiciales ponen de manifiesto la inexistencia de ilegalidad y de ilícito alguno. Lo demás lo dejo para todos aquellos que, habiendo visto rechazadas sus denuncias, pretenden conseguir a través de la actividad política lo que no consiguieron en los tribunales", ha indicado.

Acerca de la investigación de su patrimonio en la Audiencia Nacional, el expresidente del Gobierno foral ha señalado que no le "preocupa en absoluto".

ENRIQUE GOÑI FUE PROPUESTO POR UNA COMISIÓN

Miguel Sanz también ha negado que propusiera el nombramiento de Enrique Goñi como director general de Caja Navarra para tener "un aliado o un conocido" que le pudiera favorecer en la gestión de la entidad financiera, y ha señalado además que Goñi fue propuesto por una comisión integrada por distintas personas.

Asimismo, el expresidente ha afirmado que "Goñi empezó a prestar sus trabajos en la corporación industrial de Caja Navarra en base a lo que había sido su trayectoria empresarial, y su trayectoria en la corporación industrial permitió labrar una opinión del señor Goñi acerca de su capacidad y competencia para gestionar en el futuro Caja Navarra".

Sanz ha afirmado que en el año 2002 se "constató" que Lorenzo Riezu, hasta entonces "un buen director general mientras duró la posibilidad de gestionar la inercia de la CAN", tenía "incapacidad para conformar equipos sólidos, y la gestión a futuro de Caja Navarra estaría ya muy alejada del estricto negocio financiero de comprar y vender dinero, y tendría que orientarse mucho más a conseguir ingresos atípicos o extraordinarios". Por ello, "constatamos que procedía un cambio y no debimos equivocarnos mucho cuando un informe del Banco de España vino a poner los puntos sobre las íes en relación a lo que había sido nuestro pensamiento".

En este sentido, ha señalado que un informe del Banco de España decía que Caja Navarra tenía "rentabilidad escasa, que era solvente pero daba poco rendimiento, que la liquidez era débil, que el control interno era deficiente". "Si miramos el interés general de todos los navarros, se requería un cambio", ha indicado.

Comisión de investigación en el Parlamento foral sobre Caja Navarra con la comparecencia de Miguel Sanz, expresidente del Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS

SANZ, SOBRE LÓPEZ MERINO: "NO LE RECONOZCO"

Durante su comparecencia, Miguel Sanz también ha hablado de López Merino, quien fuera director de la Caja Municipal de Pamplona, para señalar que no lo "reconoce". "Me cuesta creer que el señor López Merino que yo conocí era el que estuvo en esta comisión", ha indicado, para mostrar su sorpresa por "descubrir años después que ha grabado la conversación en una comida de trabajo" en la que participaban ambos, entre otras personas.

Además, ha criticado que López Merino lo "atacara", achacándole "falta de liderazgo en la fusión de Caja de Ahorros de Navarra y Caja Municipal, y de otras lindezas". "El que mucho habla mucho yerra, y López Merino habló mucho y erró mucho más", ha asegurado.

NIEGA QUE LAS DIETAS FUERAN "OPACAS"

El expresidente del Gobierno de Navarra ha negado, por otro lado, que las dietas que cobraban cargos públicos en la Junta de Entidades Fundadoras de Caja Navarra fueran "opacas", y ha afirmado que éste órgano "en ningún caso fue un recurso para seguir cobrando" tras la despolitización de la entidad financiera.

Miguel Sanz ha señalado que acerca del cobro de dietas "se inició un cruce de reproches políticos, pretendiendo hacer comparaciones que nada tienen que ver cuando hablamos de instituciones de carácter público y privado". "La CAN era una entidad de carácter privado y de naturaleza social. No se puede confundir una retribución legal, declarada y con las retenciones correspondientes de una entidad de carácter privado, con opacidad. Cuando no existe obligación de publicidad es difícil aceptar que son dietas opacas", ha indicado.

No obstante, el expresidente del Ejecutivo foral ha considerado este miércoles en la comisión de investigación que "ha podido haber errores", porque "solo el necio piensa que no se ha equivocado nunca".

En el capítulo relativo a las dietas, Miguel Sanz ha afirmado que las reuniones triples por las que se cobraban tres dietas en un mismo día no eran "una novedad" y ha afirmado que "en este Parlamento he participado hasta en tres y más comisiones en el mismo día, y se ha cobrado la correspondiente dieta, en una época en la que en el Parlamento no había dedicación exclusiva".

Sanz ha asegurado que todas las reuniones a las que asistían "han tenido contenidos distintos" y en todas había intervenciones. "Jamás he asistido a ninguna comisión doble con el mismo contenido, lo digo con toda franqueza. Otra cosa es que en las actas se recoja lo que se recoja, que es responsabilidad del secretario, que puede recoger lo que considera relevante o no recoger nada. Todas las comisiones a las que he asistido han tenido contenidos distintos", ha asegurado, para afirmar que "es un asunto juzgado y archivado".

CUANDO HACÍA LA DECLARACIÓN

Sanz ha asegurado que no le llamó la atención el cobro de triples dietas en un mismo día, porque no hacía "un seguimiento de los ingresos de CAN a mi cuenta". "Yo me enteraba en el momento de hacer la declaración de la renta", ha indicado.

Para la convocatoria de estas sesiones, Sanz ha explicado que "el secretario de la junta llamaba al presidente, y el presidente le daba el ok o no, en virtud de su programa y agenda". "Si le daba el ok, el secretario procedía a la convocatoria", ha explicado.

En cuanto a las reuniones de la comisión permanente, órgano más reducido al que él también pertenecía, ha explicado "ante la polémica que se generalizó, algunos decidimos no solamente suprimir la junta de Entidades Fundadoras y la permanente, sino que incluso devolvimos las dietas, aun sabiendo que eran legales". "Llegó un momento en el que la presión mediática llegó a ser insoportable", ha indicado.

Por otro lado, en relación con la inspección sobre Caja Navarra, Miguel Sanz ha afirmado que a pesar de haber sido CAN una entidad aforada, "es evidente que formaba parte del sistema financiero español, sometida a inspección del Banco de España". "Ni yo ni presidentes que me precedieron que he conocido llevaron a cabo desde Hacienda inspecciones sobre CAN. Ni tan siquiera ha tenido el Gobierno de Navarra personas adscritas a dicha labor", ha indicado.

INSPECTORES BANCARIOS

"He estado 29 años en política, nunca he conocido ninguna iniciativa por ningún partido solicitando y exigiendo crear un cuerpo de inspectores bancarios. De haber sido de interés de los grupos, se hubiera tomado alguna iniciativa en el Parlamento para exigir al Gobierno que cumpliese con esa obligación", ha indicado.

Según ha continuado señalando, "es labor del Parlamento de Navarra exigir el cumplimiento de la ley al Gobierno, y no hubo iniciativa alguna en el Parlamento". "CAN, a pesar de ser aforada, en ningún caso prohíbe la inspección al Banco de España, al formar parte del sistema financiero español. En ningún caso CAN ha podido estar ausente de las labores de inspección", ha indicado, y ha añadido que "dejación de funciones se hubieran producido si la inspección del Banco de España no hubiera operado".

Comisión de investigación en el Parlamento foral sobre Caja Navarra con la comparecencia de Miguel Sanz, expresidente del Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS

En opinión de Miguel Sanz, "es un affaire que está superado por la realidad y el momento". "El Banco de España ha ejercicio y ejercerá labores de inspección y sanción de las cajas. El departamento de Hacienda era informado de dichas inspecciones y avisado previamente de dichas inspecciones", ha señalado, para afirmar que la causa judicial en relación con este tema está "juzgada y con condena a los denunciantes con pago de costas".

CONCLUSIONES "PACTADAS"

El expresidente del Gobierno de Navarra ha considerado que las conclusiones de la comisión de investigación en el Parlamento foral sobre Caja Navarra "están absolutamente pactadas" por los grupos del cuatripartito y "no merece dedicar más esfuerzos de los que se han dedicado" a este asunto.

Sanz ha afirmado que "solo desde la mala fe se puede montar un escándalo donde no hay más que legalidad, cumplimiento riguroso de la ley y gestión rigurosa de los recursos que los ciudadanos han puesto en manos de CAN".

El expresidente del Gobierno y de la Caja se ha mostrado "muy orgulloso" de sus 29 años de trayectoria en cargos público "sin tener un reproche de ilegalidad", y se ha preguntado "quiénes ponen la línea de lo ético". "¿Quiénes en tres años han llevado a la comunidad que estaba en tercer lugar de transparencia al último lugar del Estado Autonómico español? ¿Quienes hablan de ética han sufrido el sabotaje en infraestructuras clave de la comunidad? ¿Hablan de ética quienes practica el nepotismo y el tráfico de influencia? Cada uno pone la línea de la ética donde considera necesario", ha indicado.

A continuación, ha señalado que ni él ni ningún miembro de los consejos de Caja Navarra "ha cobrado nada en B, incluidas algunas personas que ahora están en Bildu y Geroa Bai".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El expresidente Sanz, sobre Caja Navarra: "Jamás hice nada para aprovechamiento propio, de mi familia o de UPN"