• domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 09:52

 

 
 

POLÍTICA

Cinco meses después, el Parlamento de Navarra aprueba la primera ley de la legislatura

El cuatripartito aprueba la reforma fiscal pese a que ningún grupo parlamentario se ha mostrado plenamente satisfecho con ella.

Pleno del Parlamento de Navarra, Uxue Barkos. IÑIGO ALZUGARAY.
Uxue Barkos en el Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY.

Cinco meses ha tardado el cuatripartito en aprobar la primera ley de la legislatura. Y ésta ha sido la reforma fiscal que, según la oposición, hará pagar más a aquellas personas que ganen más de 19.000 euros al año.

Y al igual que ha sucedido con el debate de los presupuestos, todos los partidos del cuatripartito han mostrado sus discrepancias con dicha reforma fiscal.

El partido principal del Ejecutivo, Geroa Bai, ha sido el más defensor de dicha reforma, aunque los partidos de la oposición han destacado que se trata de la primera vez que lo defiende ya que en comisión era el portavoz de Bildu quien asumía esta tarea.

IMPUESTO DE HIDROCARBUROS

Sin embargo, Adolfo Aráiz ha destacado en el debate que “tenemos margen de mejora según cómo vaya la recaudación”. Más crítica si cabe ha sido la portavoz de Podemos, quien ha afirmado que la apoyarán para “durante el resto de la legislatura, mejorarla”. Como ejemplo ha puesto el impuesto de hidrocarburos, que “tiene una duración de sólo un año” o el impuesto a las energías renovables, que “esperemos que la legislación nacional lo anule”.

Lo más llamativo es que para justificar la reforma fiscal, la portavoz de Podemos, Fátima Andreo, se basa en “los informes de una entidad financiera y de una agencia de calificación americana”, exactamente dos de los principales agentes a quienes el partido de Pablo Iglesias responsabiliza de la crisis económica.

Y si los partidos del cuatripartito han criticado la reforma fiscal, mucho más en contra se han mostrado los partidos de la oposición. Para el portavoz de UPN, Juan Luis Sánchez de Muniain, ha destacado que “ante aquellos que dicen que con el Convenio todo va rodado, les vamos a demostrar que con el Convenio también se pueden ir hacia atrás”.

Sánchez de Muniain también ha acusado al cuatripartito de aplicar el rodillo para rechazar todas las enmiendas. “Incluso han rechazado las enmiendas que pretendían igualar la presión fiscal a la del País Vasco”, por lo que se ha atrevido a afirmar que “los hijos navarros valen menos que los hijos del resto”.

"AHOGAR A LOS CIUDADANOS"

También la portavoz del Partido Popular, Ana Beltrán, ha resaltado que Navarra se queda en peores condiciones con las Comunidades vecinas. “Para hacer una reforma fiscal hay que mirar lo que hacen las regiones vecinas”. En opinión de Beltrán, “han puesto el pie en la cabeza de los ciudadanos y empresas navarras para que no la levantes”, y, en consecuencia, “la reforma fiscal va a ahogar a los ciudadanos y puede traer una nueva recesión a Navarra”.

La portavoz socialista, Ainhoa Unzu, ha destacado “se trata de la reforma fiscal de Bildu” por lo que “la propia presidenta debería votar que no”. Y ha recordado que “el pasado viernes, el propio consejero defendió públicamente que se trataba de un texto manifiestamente mejorable y que causaba situaciones injustas desde el punto de vista social”. "Es una reforma que no han consensuado con nadie", ha destacado Unzu.

En este sentido, ha destacado que “el Gobierno da ayudas sociales a quien gane hasta 22.000 euros y sube el impuesto a quienes ganen a partir de 19.000 euros. ¿Este es el rescate social?”, se ha preguntado la socialista.

Finalmente, todos los grupos parlamentarios han apoyado las cuatro enmiendas presentadas por los grupos del cuatripartito, pero sólo estas cuatro formaciones han votado a favor de esta reforma fiscal, aunque ha sido suficiente para que saliera adelante la primera ley aprobada por el nuevo Parlamento de Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cinco meses después, el Parlamento de Navarra aprueba la primera ley de la legislatura