POLÍTICA

Los medios nacionales alertan del peligro de un PSN dispuesto a plegarse ante Bildu por llegar al poder

A través de noticias y editoriales, critican la estrategia seguida por el PSN de pactar con los abertzales de Bildu y la permisividad de Pedro Sánchez y Ferraz.

María Chivite y Bakartxo Ruiz, en un pleno del Parlamento de Navarra IÑIGO ALZUGARAY
María Chivite y Bakartxo Ruiz, en un pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

Los medios de comunicación nacionales llevan ya varios días avisando a través de noticias y editoriales de la situación tan alarmante que se avecina en Navarra, con un PSN dispuesto a pactar con los herederos de Batasuna a cambio de que estos le den la llave para acceder al Palacio de Navarra.

En la Comunidad foral, la estrategia de María Chivite y los socialistas navarros lleva copando las portadas desde que, tras las elecciones de mayo, la candidata ya subrayara que no iba a permitir bajo ningún concepto un Gobierno de Navarra Suma liderado por Javier Esparza. A pesar de que, con las cifras delante, el PSN no tenga más remedio que buscar un acuerdo con la coalición formada por UPN, Ciudadanos y PP, o apelar a la abstención de EH Bildu, que nunca va a salir gratis, y explicar a la ciudadanía navarra cómo va a sacar adelante una legislatura con tan solo 23 parlamentarios (los 11 del PSN, más los 9 de la marca blanca del PNV, los 2 de Podemos y el de I-E).

Sin embargo, en el panorama nacional, lo sucedido en Navarra pasaba más desapercibido, hasta que en la sesión de constitución de la Mesa del Parlamento de Navarra, los socialistas ya comenzaron a poner en práctica sus pactos tras ceder la presidencia de la Cámara al PNV aceptando que uno de los puestos de la Mesa recayera en Maiorga Ramírez, de EH Bildu. Y todo esto, sin que Ferraz, que ya se había mostrado contrario a las negociaciones que estaba protagonizando el PSN, se plantara y corrigiera los movimientos de los socialistas navarros.

Desde El Español, su director, Pedro J. Ramírez, publicó este domingo una certera columna de opinión dejando muy claro en qué cueva estaban metiendo el PSN a los navarros y Pedro Sánchez, a los españoles. "Sánchez nos suicida en Navarra", título su carta, en la que el periodista destacaba lo peligroso que es aliarse con los abertzales, entre cuyas filas se encuentran personas de la talla de Adolfo Araiz (que impulsó la ponencia Oldartzen para "socializar el dolor" asesinado a políticos, funcionarios y periodistas), Joxe Abaurrea (que se negó a condenar el asesinato de su compañero concejal en Pamplona Tomás Caballero), Amaia Izko (a la que le espera un juicio en septiembre por su participación activa en ETA), Patricia Perales (compañera del etarra Javier Pérez Aldunate) o Pernando Barrena (condenado en dos ocasiones por formar parte de ETA).

"Bailar en Navarra con los lobos de Bildu puede parecer suicida desde la coyuntura de la unidad nacional amenazada. Pero más suicida es aún desde la perspectiva de quienes abogamos por una cultura política basada en la transversalidad y la transacción y nos vemos arrastrados de nuevo, cual ovejas de Panurge, al barranco de un estéril y desolador frentismo", escribió Pedro J. Ramírez.

Desde Vozpopuli, Alberto Lardiés también analizó la situación que se vive en Navarra, arrojando luz sobre los juegos de trilero del PSN. "La verdad, cristalina y tozuda, es que los socialistas navarros, por más que jueguen al trile, solo pueden gobernar gracias a los nacionalistas vascos, de los que dicen estar en las antípodas ideológicas: necesitan los votos y/o la abstención de Geroa Bai (9) y de Bildu (7)", apuntó.

LA IRREALIDAD DE CHIVITE

Al mismo tiempo, denunció la irrealidad en la que malvive Chivite y en la que está ahogando a todos los navarros: "Lo que no es legítimo ni ético ni honrado ni serio, sino propio de un trilero, es simular o imaginar que no vas a gobernar gracias a Bildu, cuando sabes que es así. ¿Cómo es posible que el PSN vaya a presentarse a una investidura en la que solo puede salir victorioso si Bildu se abstiene, al mismo tiempo que veta cualquier acuerdo, diálogo o reunión con Bildu?".

En el mismo periódico, pero en un artículo de opinión firmado por Jesús Cacho, se asegura que "Zapatero nos dejó Cataluña; Sánchez nos dejará Navarra". En su reflexión, el autor redacta que en todas las negociaciones de Pedro Sánchez para no perder La Moncloa, "la víctima es Navarra. El precio a pagar por el apoyo de PNV y la abstención de Bildu es Navarra". "La líder del PSN será la próxima presidenta de la comunidad, a costa de echarse en brazos de nacionalistas vascos y bilduetarras", añade.

De cara al futuro, pone en evidencia lo que espera a los navarros con el Gobierno pentapartito, liderado por el PSN pero maniatado por los abertzales, y lo acontecido desde la noche electoral, cuando el cuatripartito fue derrotado en las urnas y quedaban por delante cuatro años para ventilar Navarra de la euskaldunización forzosa y la manipulación de su historia y su cultura impuesta por el PNV y sus satélites".

"La independencia es la obsesión de Bildu, de ahí la aberración de este encame del PSOE navarro con el movimiento abertzale", asegura, al tiempo que matiza que esto ha sido posible por la puerta abierta por Sánchez: "Lo ocurrido en la Comunidad foral es una puñalada por la espalda a la unidad de España, ergo a los valores que representan la paz, la prosperidad y la igualdad entre españoles, una felonía que Chivite jamás se hubiera atrevido a cometer de no contar con el respaldo pleno de Sánchez".

BRAZOS ABIERTOS A BILDU

Medios nacionales de la talla de El Mundo también han sacado a relucir la coyuntura tan dramática en la que se está adentrando el panorama político de la Comunidad foral. A través del título "Pedro Sánchez abre los brazos a Bildu", el diario ha indicado este mismo lunes que "hacerse con las riendas en España y en Navarra significa cruzar una frontera que hasta ahora permanecía cerrada: darse la mano con Bildu, romper el cordón sanitario que el PSOE había tendido hasta la fecha en torno a la formación abertzale. Un veto que mantuvieron José Luis Rodríguez Zapatero, en el 2007, y Alfredo Pérez Rubalcaba, en el 2014".

Tras recordar lo vivido en ocasiones pasadas con el PSN y su acercamiento al nacionalismo vasco para tratar de llegar al Palacio de Navarra, el periódico explica la posición actual de los socialistas navarros. "Creen que su momento ha llegado. 'La aspiración del PSN es acabar con la polarización', explican, en una sociedad que ha vivido demasiado tiempo dividida. 'Hay que bajar el nivel de confrontación identitaria; conseguir llevar lo vasco con naturalidad, como una peculiaridad más de nuestra comunidad. Ya vale lo de vivir de las rentas de ETA', apunta un ex alto cargo del socialismo navarro, que rechaza el continuo argumento del veto a Bildu para frenar la posibilidad de forjar alternativas a la derecha", publica el diario.

No solo a base de noticias aborda El Mundo la situación en Navarra, sino que también se ha referido a la Comunidad foral en su editorial de este lunes, que reza en su título "El error más grave de Sánchez". En este texto, ataca al PSOE por el camino optado de aliarse con Bildu. "Resulta políticamente impresentable y éticamente inaceptable que un partido de Estado como el PSOE se apoye en los herederos de ETA. Ningún objetivo político justifica abrir los brazos a un partido cuyos dirigentes siguen siendo incapaces de condenar la abyecta trayectoria de la banda terrorista que lo largo de cuatro décadas asesinó a más de 800 ciudadanos, entre ellos, decenas de cargos vinculados al PSOE", ha publicado el diario.

Además, aprovecha que Ferraz esté dando vía libre al PSN para remarcar que "Sánchez deja claro de nuevo que está dispuesto a seguir en La Moncloa a toda costa, pactando con quien sea para materializar el maquiavélico objetivo de retener el poder. La entente del PSOE con el nacionalismo de la peor ralea constituye una de las mayores amenazas para la España constitucional".

LA LLAVE MAESTRA DE NAVARRA

Por su parte, El Confidencial desliza que "EH Bildu ya se frota las manos por tener la llave de la legislatura en Navarra". En su noticia, manifiesta que "EH Bildu sabe que tiene en su poder la llave maestra en Navarra, porque no solo sirve para despejar la entrada a la investidura de María Chivite, sino que también da paso a la gobernabilidad en la Comunidad foral durante la legislatura con un hipotético Gobierno socialista necesitado del apoyo abertzale, dada su minoría en el Parlamento. Y, claro, la antigua Batasuna ya se frota las manos".

A su vez, hacen hincapié en que "en este escenario también entra en juego el factor de la factura que puede suponer en el conjunto de España para el PSOE apoyarse en una formación que sigue sin condenar los atentados de ETA para llegar al poder, aunque sea por omisión (la abstención abertzale)".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los medios nacionales alertan del peligro de un PSN dispuesto a plegarse ante Bildu por llegar al poder