• martes, 22 de junio de 2021
  • Actualizado 03:39

 

 
 

SALUD

Acusan al Gobierno de Navarra de "actuar mal" al tratar de imponer el toque de queda

Barkos afirma que la "inseguridad jurídica" creada con el fin del estado de alarma "no beneficia a una desescalada en tiempo y forma"

María Chivite junto a Javier Remírez, en Pamplona. PABLO LASAOSA
María Chivite junto a Javier Remírez, en Pamplona. PABLO LASAOSA

Todos los grupos parlamentarios salvo Navarra Suma han abogado este lunes por que sean los criterios sanitarios los que guíen a la hora de mantener restricciones frente a la pandemia como el toque de queda.

Levantado el estado de alarma que les daba cobertura, la mayoría de los grupos han lamentado también la inseguridad jurídica que se puede crear ahora, a la vista de las imágenes de este fin de semana en ciudades como Madrid y Barcelona.

Mientras que Navarra Suma ha indicado que si no se autoriza el toque de queda hay otras medidas en vigor para frenar los contagios, el resto de grupos ha considerado que a la hora de tomar decisiones deberían ser prioritarios los datos epidemiológicos y de tensión asistencial en los hospitales.

"Espero que las imágenes que hemos visto, lamentables, no se produzcan en Navarra", ha dicho el portavoz de NA+, Javier Esparza, quien ha recordado en todo caso que "en un vacío de legalidad", en la Comunidad Foral también ha habido este fin de semana fiestas y botellones.

Y añadido que un Gobierno "no puede limitar derechos fundamentales, deberán hacerlo los jueces" y "mientras no lo autoricen expresamente las comunidades no tienen capacidad para restringirlos", por lo que ha lamentado que se esté "generando una incertidumbre que no era necesaria" cuando la Policía "tiene que actuar" si hay un botellón y "poner los medios para que no veamos coas como esas".

Para el socialisita Ramón Alzórriz, sin embargo, el Gobierno ha tomado decisiones tras el decaimiento del estado de alarma "para seguir controlando la pandemia" siempre pensando en la "seguridad sanitaria y desde la seguridad jurídica", y de ahí una desescalada "con prudencia, acompasándose con al vacunación, y con cabeza".

"Los datos avalan las medias que el Gobierno va tomando para una desescalada prudente", ha subrayo, y recodado que además de querer mantener el toque de queda, pendiente del TSJN, sigue cerrado de momento el interior de la hostelería, punto en el que ha valorado la "responsabilidad demostrada por la ciudadanía", sin las "imágenes vergonzantes" de otras comunidades.

Uxue Barkos, de Geroa Bai, ha reiterado su postura crítica con el fin del estado de alarma y cuestionado que ahora se opongan al mismo quienes es su día no querían prorrogarlo, pero "más allá de las diferencias partidarias" ha considerado que la seguridad jurídica es "esencial" a y "no la tenemos" cuando su falta "no beneficia a esa desescalada en tiempo y forma".

Se ha sumado por eso a los grupos parlamentarios e instituciones que solicitan "serenidad" y un "enorme cuidado" a la ciudadanía, y recordado que los equipos de vacunación, cuya labor ha felicitado, "han pedido una desescalada más suave de lo que el paraguas jurídico permite en estos momentos".

Por EH Bildu, Adolfo Araiz ha mostrado las dudas de la coalición sobre los motivos del fin del estado de alarma o la postura del Gobierno foral, si se han empleado los datos de la situación epidemiológica y sanitaria, si se han "regido por cálculos políticos" o si responde a la falta de competencias de Navarra.

"Queremos que se garantice que los criterios sanitarios tendrán siempre prioridad sobre otros producidos fundamentalmente por el caos en el que el Gobierno de Madrid ha dejado" a las comunidades, ha comentado, y apuntado a los mensajes "contrapuestos" del Ejecutivo foral cuando pide "prudencia" y "al mismo tiempo" transmite "tranquilidad" para "no poner en cuestión" al Gobierno central.

Desde Podemos, Mikel Buil ha criticado que la ciudadanía haya quedado "desprotegida" con el fin del estado de alarma, defendido que en Navarra se hayan "establecido fases" de desescalada, apostado por la vigilancia genética del virus, el rastreo de los contagios y la vacunación para "llegar bien al verano", un verano distinto con cultura y ocio seguros para la juventud, evitando "estampidas de miles de personas para beber alcohol" .

"Defendemos el liderazgo sanitario en las decisiones", que "cada paso y cada medida estén bien justificados" en los datos epidemiológicos, ha exigido, y agregado que "el 50% de las personas ingresadas hoy tienen menos de 60 años", la población aún no vacunada.

Marisa de Simón, de I-E, ha destacado la "valentía" del departamento de Salud en las medidas adoptadas contra la Covid, también al mantener el toque de queda y el cierre interior de la hostelería, "absolutamente necesarias para el control y la mejora" de la pandemia, por lo que le "preocupa" que la justicia pueda anularlas.

"Son decisiones que se deben apoyar en criterios sanitarios. No nos podemos permitir ni un paso atrás en todo lo conseguido", ha señalado, y aseverado que las medida de prevención y restricción "siguen siendo la receta fundamental".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Acusan al Gobierno de Navarra de "actuar mal" al tratar de imponer el toque de queda