• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 14:05

 

 
 

POLÍTICA

Chivite confirma su traición a las madres y no habrá exención fiscal en las prestaciones

Durante la campaña de la Renta se devolverán 35 millones de euros a padres y madres que tuvieron hijos entre 2015 y 2018 mediante deducción. 

Elma Saiz, consejera de Hacienda, en el Parlamento. PABLO LASAOSA
Elma Saiz, consejera de Economía y Hacienda, en el Parlamento. PABLO LASAOSA

El Gobierno de Chivite ha ratificado su traición a las madres que solicitaban la exención fiscal por las prestación de maternidad y paternidad entre 2015 y 2018, algo que han considerado "populista y sin recorrido". 

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Elma Saiz,  ha defendido la solución adoptada por el Gobierno de Navarra, en virtud de la cual a lo largo de esta campaña de la renta se devolverán 35 millones de euros a los padres y madres por medio de una deducción con criterios de progresividad.

Sin embargo, Navarra Suma ha sido muy crítica con la postura de la consejera, señalando que la decisión del Ejecutivo deja a los navarros en "peor posición" que el resto de las Comunidades Autónomas, donde sí se ha aplicado la exención, y ha afirmado que el Gobierno utilizar las competencias propias de Navarra para aplicar "el peor marco fiscal".

Elma Saiz ha comparecido este miércoles a petición propia en el Parlamento de Navarra tras la decisión del Tribunal Económico Administrativo Foral de Navarra (Teafna) de estimar por silencio administrativo las reclamaciones de las prestaciones de maternidad y paternidad presentadas en 2018 de 112 personas.

La consejera ha explicado que la Hacienda foral "acata la decisión del Teafna y prueba de ello es que ya se está comunicada la decisión a los recurrentes afectados, quienes percibirán las cantidades reconocidas por el Teafna, que en algún caso serán inferiores a las que percibirían en caso de no haberse estimado su recursos y haberse acogido a la solución propuesta por el Gobierno de Navarra, por ejemplo, quienes tengan rentas que no llegan al umbral de obligación de declarar". En concreto, Hacienda va a devolver 220.918,38 euros a estos recurrentes. Son 98 de los 112 los que van a tener derecho a una devolución económico.

Elma Saiz ha afirmado, en todo caso, que "el fondo del litigio por la exención de las prestaciones por maternidad y paternidad ya fue resuelto por el tribunal contencioso-administrativo, confirmando que esa exención no procedía, corroborando así la tesis defendida por el Gobierno de Navarra". "Las resoluciones estimatorias del Teafna por silencio administrativo no chocan con el pronunciamiento de los tribunales en esta materia puesto que no entran en el fondo de la cuestión, sino que se ciñen a la interpretación del procedimiento tributario en determinados casos", ha dicho.

Tras ello, la consejera ha afirmado que "no ha lugar bajo ningún concepto a dar carta de naturaleza a las declaraciones del líder de Navarra Suma sugiriendo a este Gobierno que se salte las decisiones de los tribunales otorgando una exención que esos mismos tribunales consideran improcedente". "Es peligroso y más aún en tiempos como los actuales tratar de desorientar a la ciudadanía con argumentos populistas a sabiendas de que no tienen ningún recorrido posible. Se trataría de una manipulación", ha afirmado.

Elma Saiz ha defendido que "el Gobierno de Navarra adoptó una solución con seguridad jurídica en la que se contemplan deducciones fiscales a quienes percibieran prestaciones por paternidad y maternidad en 2015, 16, 17 y 18". "Esta solución impulsada por el Ejecutivo foral hará que en unas semanas, coincidiendo con la campaña de la renta, se proceda a la devolución de más de 35 millones de euros que van a ir a parar a los padres y madres afectados por este conflicto", ha dicho, destacando que la deducción se aplica de forma progresiva, lo que "es más favorable para rentas más bajas".

Según Saiz, ésta es "la única solución posible a un conflicto abierto que se encontró este Ejecutivo, solución a la que dio luz verde el Parlamento foral sin votos en contra".

La parlamentaria de Navarra Suma María Jesús Valdemoros ha afirmado que "este tema hace daño" al Gobierno y por eso la consejera ha decidido comparecer a petición propia para superar este asunto "cuanto antes". "¿Cuántas veces le dijeron al Gobierno de Barkos que las prestaciones debían considerarse exentas? Hablaban de que era una cuestión de voluntad política, justo la que ustedes no han tenido -cuando han llegado al Gobierno-", ha dicho. Valdemoros ha afirmado que "lo único cierto es que han dejado a las madres navarras en peor posición que las madres del conjunto de las Comunidades Autónomas". "Están utilizando la plena competencia de Navarra para diferenciarnos del resto de regiones por aplicar el peor marco fiscal", ha afirmado.

La portavoz del PSN, Ainhoa Unzu, ha afirmado que "el fondo del litigio ya fue resuelto por la justicia confirmando que la exención no procedía" y ha acusado a Navarra Suma de trasladar "mensajes muy poco serios y muy poco rigurosos". "Se aprobó ya una ley que recogía la deducción para los padres y madres que habían tenido hijos entre 2015 y 2018, y se va a ver reflejado en la campaña de la renta de este año. El Gobierno de Navarra dio la única solución con garantía jurídica", ha sostenido.

El portavoz de Geroa Bai, Mikel Asiain, ha afirmado que "fue UPN en el año 2012 quien hizo desaparecer la exención e hizo un buen trabajo, porque era lo que pretendía, eliminando expresamente la exención hasta entonces existente". Asiáin ha señalado que "el fondo del litigio ya fue resuelto por el tribunal contencioso- administrativo, confirmando que la exención no correspondía" y ha defendido la solución dada a este asunto por medio de una deducción, considerando que es "más justa". "Con la sentencia del contencioso administrativo y con el pago por silencio administrativo se cierra un tema con el que Navarra Suma ha pretendido hacer mucha sangre", ha expuesto.

En la misma línea, el parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha asegurado que "este tema fue utilizado como ariete contra el anterior Gobierno y se ha intentado utilizar contra este" y ha afirmado que en 2012 "desapareció de forma expresa la exención" de las prestaciones. Sobre la solución dada al asunto, se ha mostrado más partidario de la deducción de la exención, por su carácter "progresivo", porque con la exención "los hijos de las rentas más altas obtenían más beneficio que los de las rentas más bajas". "Compartimos la decisión adoptada", ha señalado.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha reconocido que resulta "incoherente" la resolución para el centenar de familias que han acudido al Teafna, pero se ha mostrado de acuerdo con la posición del Departamento de Economía y Hacienda y ha deseado que sea "el último fleco de este periplo". "Esta prestación fue recortada en 2012 por un Gobierno de UPN y el PSN", ha indicado, expresando su apoyo a la norma que prevé las deducciones y que "se va aplicar de forma proporcional a las rentas, es decir, que va a ayudar más donde más hace falta".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite confirma su traición a las madres y no habrá exención fiscal en las prestaciones