PREMIUM  POLÍTICA

Más euskera para Navarra: conoce las razones que Barkos y su Gobierno esgrimen para gastar más de diez millones de euros

La consejera Ollo ha presentado este miércoles el primer Plan Estratégico de la lengua vasca en la Comunidad foral con siete ejes de acción.

La consejera Ana Ollo y el vicepresidente Manu Ayerdi presentan el I Plan Estratégico del euskera en Navarra. PABLO LASAOSA.
La consejera Ana Ollo y el vicepresidente Manu Ayerdi presentan el I Plan Estratégico del euskera en Navarra. PABLO LASAOSA.  

Pese a los esfuerzos por justificar el impulso del euskera de este Gobierno de Barkos, los datos parecen no acompañarles. Sonadas son las campañas institucionales ya impulsadas, a las que ahora hay que sumar un nuevo intento por introducir la lengua vasca en la sociedad navarra con un Plan Estratégico y no a cualquier precio.

Más de tres millones por año (un total de 10.821.346 euros) serán dedicados hasta 2019 para impulsar el euskera en esta Comunidad a través de esta nueva hoja de ruta lingüística, marcada por el departamento de Relaciones Institucionales y Ciudadanas, en la que incluso se considera a la lengua vasca parte del motor económico del territorio navarro.

No obstante, los datos que adjuntan en este nuevo plan, en su mayoría sacados de la última encuesta sociolingüística de 2016, no satisfacen al Gobierno del cuatripartito. De hecho, la propia consejera Ollo expuso en sede parlamentaria que "no eran unos datos tan optimistas". Sin embargo, a pesar de no contar con las cifras a su favor, el Gobierno de Navarra ha continuado adelante en su obsesión por imponer el euskera en toda Navarra.

Algunas de estas cifras muestran que desde 1991, ha aumentado el porcentaje de personas bilingües, que han pasado del 9,5 al 12,9 %, principalmente en la zona mixta; pero el uso social no ha crecido de la misma manera, y lo que es peor, ha ido disminuyendo progresivamente desde 1993.

Además, el interés por esta lengua no se encuentra dentro de las prioridades de los navarros, ya que según la misma encuesta sociolingüística refleja que casi siete de cada diez navarros no están ni a favor ni en contra o directamente se muestran contrarios al fomento del euskera.

No son los únicos datos que echan por tierra la ‘obsesión’ del Ejecutivo de Barkos con el incremento de la lengua vasca. El informe arroja otras cifras que evalúan y tumban la labor de este Gobierno en esta materia, otorgándole una calificación mayoritaria de “no adecuada”.

No termina aquí. En el informe empleado por el departamento de Ollo para justificar este primer plan estratégico, también se utiliza el inglés y se compara con el euskera.

Sin embargo, la muestra resulta poco representativa ya que se recoge sólo la opinión de jóvenes de 14 a 18 años escolarizados en el modelo D (íntegro en euskera) para hablar sobre el uso informal de la lengua vasca en WhatsApp.

De esta manera, los datos terminan por relegar de forma evidente al inglés a la última posición en esta cruzada que parece haber emprendido el Gobierno cuatripartito contra la lengua más internacional.

LOS EJES Y OBJETIVOS CUANTIFICABLES DEL NUEVO PLAN

Los principales objetivos y acciones que enumera el plan en el eje referido al uso social son los siguientes: aumentar la oferta de actividades en euskera para activar y reforzar su uso social; mejorar la eficacia del ámbito extraescolar y las actividades de ocio organizado para aumentar el uso del euskera entre la población infantil y adolescente escolarizada en euskera y la juvenil que proviene de una escolarización en esta lengua; aumentar la presencia del euskera en las herramientas tecnológicas de comunicación para fomentar su uso social; ampliar la oferta en los medios de comunicación en euskera, y su presencia en los medios de difusión en castellano, para facilitar y aumentar el acceso a la información en euskera por parte de la sociedad; o incrementar la presencia y el uso del euskera en comercios, servicios profesionales y empresas.

También, ampliar la oferta de productos y actividades de creación cultural en euskera para que la vivencia estética y emocional que el hablante experimenta en esta lengua sea un refuerzo para su uso; reforzar el uso del euskera en los espacios de alta densidad de uso de esta lengua o municipios vascohablantes para que esta lengua siga siendo un elemento vertebrador de la vida social de esas zonas, y preservar, desarrollar y extender los dialectos y variantes del euskera de Navarra para que la ciudadanía los conozca, valore y utilice.

Los ejes que tienen como objetivo ofrecer una nueva visión de la lengua "a través del prestigio y atracción" y del ámbito socio-económico presentan acciones como fomentar la mayor presencia en el paisaje y la vida social, valorar la lengua y los espacios de alta densidad o remarcar el potencial económico del euskera y su valor añadido en el sector socio-económico.

El eje denominado marco lingüístico regulará los derechos y garantías para el desarrollo de los ejes anteriores, los estudios e investigaciones necesarios para el diagnóstico y seguimiento del plan, las relaciones institucionales e internacionales y posibles vías de recursos para el desarrollo de las acciones.

Junto al plan se presenta un cuadro de mando que servirá para la evaluación final del plan y que contiene la descripción de veinte indicadores. 

La elaboración del plan ha seguido un proceso participativo, ha dicho Ollo, cuyas principales conclusiones fueron presentadas el pasado mes de diciembre. Entre estas conclusiones destacaba la necesidad de fomentar el euskera en la administración y en la oferta educativa, ha indicado el Ejecutivo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más euskera para Navarra: conoce las razones que Barkos y su Gobierno esgrimen para gastar más de diez millones de euros