ENTREVISTA

María Chivite, secretaria general del PSN: "Veo a Geroa Bai desdibujada, absolutamente presa de Bildu"

Menos de un año después de ser elegida secretaria general del PSN, María Chivite afronta una legislatura en la oposición por libre, sin ganas de "hacer bloques" de partidos.

María Chivite, en su despacho durante un momento de la entrevista. PABLO LASAOSA
María Chivite, en su despacho durante un momento de la entrevista. PABLO LASAOSA  

 - Tres meses de legislatura y de nuevo otras elecciones. Ahora las generales ¿Dónde tiene María Chivite puesta la vista?

 - Mi responsabilidad es con Navarra. Nos centramos en ello, pero las elecciones generales influyen también en nuestra comunidad. Depende del presidente que tengamos, que espero que sea Pedro Sánchez, también nos va a afectar. No podemos descuidar el control de lo de casa, pero hay que mirar también a España porque hay muchas leyes que nos afectan.

 - ¿Por ejemplo?

 - Sin ir más lejos, el copago farmacéutico o la reforma laboral, entre otras muchas. Es importante elegir bien al próximo presidente.

 - ¿Dónde se encuentra el PSN en Navarra ahora mismo? Me refiero a qué tipo de oposición quiere hacer siendo uno de los tres que no gobierna. 

 - En estos tres meses que llevamos de legislatura hemos demostrado que no estamos en ningún bloque. Estamos en la oposición, pero no queremos hacer bloque con UPN y el PP. Queremos tener nuestro propio espacio. Hay cosas en las que estaremos de acuerdo con el Gobierno, como la reproducción asistida para mujeres solteras o la vacuna de la meningitis a partir de 2016. Hay cosas en las que apoyaremos al Gobierno, pero en las que veamos que no coincidimos, seremos firmes. 

 - Este argumentario se corresponde con la abstención en la investidura de Barkos, algo que muchos ciudadanos e incluso votantes del PSN no han entendido aún, máxime cuando Barkos ya tenía apoyo suficiente. 

 - Lo hemos explicado y lo hago de forma sencilla. Nosotros también queríamos un cambio de gobierno. Queríamos que UPN saliera. Pero no estamos de acuerdo en el componente marcadamente nacionalista del Gobierno.

 - Precisamente el componente nacionalista es el eje de acción de este gobierno.

 - Me está llamando mucho la atención el peso de Bildu. A Geroa Bai la veo desdibujada, absolutamente presa de Bildu. Y lo digo en temas candentes. Geroa Bai no llevaba en su programa la paralización del programa de aprendizaje en inglés (PAI). Ni tampoco Izquierda Unida.

 - Parece que detrás de la evaluación, ya sea del PAI o de cualquier otro asunto, lo que existe realmente es un intento de eliminar todo lo hecho en años anteriores. 

 - Es cierto. Una cosa es la revisión y mejora de las cosas y otra la paralización. Se ve perfectamente la sombra alargada de Adolfo Araiz (Bildu). Yo veo a la presidenta Barkos presa de Bildu, lo repito. El partido que está siendo más claro en estos meses es Bildu, mientras que Geroa Bai no sabe lo que va a hacer. ¿Y el Gobierno que va a hacer? Hay sensación de incertidumbre constante.

 - ¿Su voto de abstención en la investidura se puede interpretar también como un acercamiento en el caso de que el componente nacionalista se diluyera o Bildu saliera del Gobierno en un momento dado?

 - No. Había parte del acuerdo programático, más del 50% que coincidíamos. Eso fue lo que nos llevó a la abstención.

 - ¿Pero fue un guiño al futuro?

 - La mano tendida es un guiño a la construcción. A hacer una política de construcción, en lugar de una política de trincheras. Tenemos que ayudar a mejorar la vida de la gente. Eso sí, en todos los temas identitarios al PSN no lo van a encontrar.

 - ¿Qué le parece la diferencia entre el nacionalismo del PNV en el País Vasco y en Navarra con temas estratégicos y de infraestructuras?

 - Hace un momento leía a Urkullu apostando por el nudo estratégico de ferrocarril, mientras que aquí en Navarra no sabemos en qué están pensando. Mientras en el País Vasco avanzan con el TAV, reciben las ayudas de la UE. ¿Qué vamos a hacer aquí? ¿Vamos a perder oportunidades?

 - Otra vez volvemos a la sensación de que parece que se quiera romper con todo lo anterior, sea lo que sea. 

 - El Gobierno está con una actitud de revisionismo total. No me parecen mal que se estudien las cosas, pero creo que el revisionismo es un error. Hay temas, como el del agua, que es fundamental. Imagínate en la Ribera. Existe un run run de que el desequilibrio entre la Ribera y el resto de Navarra con este gobierno es aún mayor. De hecho, ningún consejero de este gobierno es de la Ribera. Este dato es histórico. No conectan con las demandas de la Ribera, y eso es preocupante.

 - ¿Qué le preocupa de la Ribera?

La Ribera no tiene el desarrollo industrial de la Comarca de Pamplona. Afectó mucho la construcción y es necesario un plan de actuación muy concreto. Las tasas de abandono escolar hace años fueron más elevadas porque existía trabajo. Pero ahora es un problema.

 - Por cierto, dice el consejero Aramburu que la reforma fiscal es socialista. ¿Lo comparte?

 - Me preocupa el impuesto de sociedades muy alto, porque nos movemos en un momento muy concreto. Y Navarra no puede competir en volumen. Hay que esperar a verla en su conjunto y detalle, pero nosotros hemos hechos estudios y simulaciones concretas, y afecta a muchísima gente.

¿Pero usted está dispuesta a una subida de impuestos?

 - Yo estoy dispuesta a una subida de impuestos, pero quiero que me digan a cambio de qué. Estoy dispuesta a pagar más, si tenemos mejor calidad de servicios públicos, menos listas de espera, menor tasa de desempleo, erradicar la desigualdad, la pobreza infantil, más becas, etc. Pero para tener lo mismo que tenemos ahora...

 - Propusieron ustedes un pleno monográfico sobre empleo y los partidos en el Gobierno lo piden hacer sobre el derecho a decidir.

 - Lo dije claramente. El desempleo en el último trimestre ha aumentado en más de 3.000 personas en Navarra mientras Barkos dijo que estaban creando empleo desde el primer día. Tenemos que centrarnos en lo que importa y dejarnos de banderas. Eso no soluciona ningún problema. ¿Cuáles son los problemas de la gente? Desempleo, Educación. Salud. Y ahí va a estar el PSN, no en otro lugar.

 - Pero es inevitable caer en el otro discurso cuando partidos del Gobierno plantean un pleno sobre el derecho a decidir, cuando una de las primeras leyes va a ser sobre la ley de símbolos para abrir la puerta a la ikurriña, por ejemplo. 

 - Nos tenemos que posicionar porque es inevitable. Nos llevan a ello, pero no creo que sea lo prioritario. Tenemos problemas más graves que ese.

 - Tampoco quiere entrar a debatir sobre la transitoria cuarta...

 - Es una utilización política y se retroalimentan unos a otros. Es meramente electoralista. No veo a ningún partido que haya llevado a cabo ninguna propuesta en estos cuatro años sobre este asunto.

 - ¿Cuál es su postura concreta?

 - Si durante la próxima legislatura se abre el debate de la reforma constitucional nosotros queremos que Navarra siga siendo Navarra. Y esa va a ser nuestra posición firme. Y lo defenderemos así.

 - ¿Pero que se mantenga la disposición transitoria cuarta o que se elimine?

 - Que se mantenga Navarra como Navarra. Y tenemos que tener una mirada larga, una reforma constitucional con amplio consenso.

 - No se si le ayudará mucho a eso un Congreso cada vez más dividido.

 - Hace falta altura de miras. Miremos lo de Cataluña. Ha sido postureo político sin responsabilidad. Han llevado a la ciudadanía al enfrentamiento.

 - ¿Su objetivo para las generales?

 - Mantener el diputado, por supuesto. Y veremos que pasa con el senador si el cuatripartito va junto. Será más complicado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
María Chivite, secretaria general del PSN: "Veo a Geroa Bai desdibujada, absolutamente presa de Bildu"