POLÍTICA

El PSN se da un año para cambiar la ley del euskera y condicionará la política lingüística a los deseos de Geroa Bai

María Chivite ha asegurado que los socialistas no apoyarán la propuesta de Navarra Suma sobre la ley de Símbolos.

La líder de Geroa bai, Uxue Barkos, abraza a la socialista María Chivite en el Parlamento de Navarra. MIGUEL OSÉS
La líder de Geroa bai, Uxue Barkos, abraza a la socialista María Chivite en el Parlamento de Navarra. MIGUEL OSÉS  

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha asegurado que el PSN estudiará las iniciativas parlamentarias que ha presentado Navarra Suma, pero ha adelantado que "no van a apoyar" la proposición de ley de Símbolos.

Chivite ha señalado que esta propuesta "castiga a los municipios, a sus vecinos que no tienen por qué pagar las decisiones no acertadas de sus dirigentes" y ha criticado "que utilicen y patrimonialicen los símbolos que son de todos los navarros".

Otra iniciativa tiene que ver con el euskera en el acceso a la función pública, un decreto con el que, recuerda, el PSN "no está de acuerdo" y que ha sido recurrido.

"Nos sentimos muy cómodos con lo firmado en el acuerdo, el decreto tendrá que modificarse para tener un mayor consenso social, sindical y político en el plazo de un año, por lo tanto esa es la línea en la que vamos a trabajar", señala.

En cuanto a la política lingüística, subraya que todas las iniciativas de carácter legislativo en esa materia tendrán que tener "al menos el consenso de Geroa Bai y el PSN".

NI PELEA DE BAR NI TERRORISMO

Igualmente, Chivite ha valorado las diferentes posturas de los socios de gobierno se evidencian en cuestiones como el denominado caso Alsaua, una cuestión judicializada sobre la que el Ejecutivo no va posicionarse, asegura la presidenta, quien considera que "lo que quedó claro es que no era una pelea de bar, pero tampoco como algunos pretendieron vender era una cuestión de terrorismo".

La celebración el pasado fin de semana en esa localidad del Ospa Eguna (Día de la Expulsión) ha dado lugar a unas críticas al Gobierno que Chivite califica de "un cinismo político vergonzoso", puesto que, recuerda, "durante siete años de los gobiernos del PP en España se celebró el Ospa Eguna y nadie lo prohibió y en cinco años de gobiernos de UPN en Navarra se celebró y nadie dijo ni palabra".

"Este Gobierno rechaza cualquier acto violento o de expresión de violencia hacia cualquier persona, desde luego de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado", reitera, al tiempo que señala que más allá que el acto no le guste, la justicia se pronunció y lo enmarcó en la libertad de expresión.

MARCA BAVARRA

Por otro lado, Chivite, quien considera fundamental el desarrollo de infraestructuras como el Canal de Navarra o el tren de altas prestaciones, se marca como objetivo principal el empleo, reducir el desempleo y hacer frente a la precariedad, la temporalidad, la siniestralidad y la brecha de género, a lo que une también la conciliación y la racionalización de los horarios.

Y "eso solo se hace a través de la negociación colectiva, del diálogo social", puntualiza, para avanzar que "el diálogo social estará abierto a todos los sindicatos que estén por la labor de acordar, pero este Gobierno no se parará si no todos están dispuestos a hacerlo".

Le gustaría ligar la "marca Navarra" a la solidaridad, la sostenibilidad, el avance en derechos sociales y a la innovación y "no a todo lo que hemos vivido este verano", concluye.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PSN se da un año para cambiar la ley del euskera y condicionará la política lingüística a los deseos de Geroa Bai