PREMIUM  POLÍTICA

Chivite acude a Bilbao para arropar en la presentación de su libro a la socialista que brindó con Otegi

Idoia Mendia ha dicho de María Chivite que encarna "el socialismo capaz de demostrar que hay una alternativa a la derecha y a los nacionalistas".

La presidenta del Gobierno de Navarra, Maria Chivite, acompaña a la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia (derecha), durante la presentación de un libro en Bilbao. EFE/ Javier Zorrilla
La presidenta del Gobierno de Navarra, Maria Chivite, acompaña a la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia (derecha), durante la presentación de un libro en Bilbao. EFE/ Javier Zorrilla  

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha acudido este martes a Bilbao para acompañar a la secretaria general del Partido Socialista del País Vasco (PSE), Idoia Mendia, durante la presentación de Construir para convivir, un libro que recoge sus principales discursos y artículos de los últimos años.

Mendia saltó a la primera plana de los medios de comunicación nacionales a finales del pasado año, al aceptar participar en un reportaje de un medio de comunicación cocinando y brindando junto con el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

Su actuación fue duramente criticada por buena parte del constitucionalismo español e incluso también por relevantes socialistas, como José María Múgica, hijo del dirigente socialista Fernando Múgica, que fue asesinado por ETA en el año 1996. Su hijo, de hecho, abandonó el PSOE al ver en la portada de un diario a Mendia junto al que fue miembro de la banda terrorista.

Múgica indicó que esa fotografía representaba "la frontera moral que nunca se puede cruzar". En una carta enviada al secretario de Organización de los socialistas en Guipúzcoa, Mikel Durán, reclamó que se le diera de baja, al exponer "no en mi nombre; es tan corto, tan sencillo y tan triste como eso. Esa es la imagen que nunca se debe producir".

El viraje del PSOE al desoír el clamor de las víctimas del terrorismo de ETA en el País Vasco y Navarra ha producido acciones como la de Múgica o como la vivida en la Comunidad foral en agosto, cuando Chivite acudió a un acto de homenaje en Berriozar a Francisco Casanova, asesinado por la banda terrorista hace 19 años, y tuvo que escuchar palabras de "traidora".

Este término hacía referencia a los movimientos políticos que ha protagonizado Chivite para acceder al Palacio de Navarra. Su ambición por ocupar el sillón de la presidencia de la Comunidad foral hizo que diera la espalda a las víctimas y aceptara el apoyo de EH Bildu tras una negociación en la sombra que ha conllevado pagos como la presencia de los herederos de Batasuna en la mesa del Parlamento de Navarra o la alcaldía que el PSN regía en Huarte.

REUNIÓN EN SECRETO

El siguiente pago que exige Bildu es la presidencia de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y, para ello, dirigentes del PSN se reunieron este lunes en secreto con miembros de la formación proetarra para tratar de que la votación del próximo día 26 no depare sorpresas.

Por tanto, la presencia de María Chivite en Bilbao para arropar a otra líder del PSOE manchada por no mostrar un rechazo categórico a Bildu no se antoja demasiado sorprendente.

Lo que sí ha sido asombroso ha sido la presentación que Mendia ha hecho sobre Chivite durante la presentación del libro. "María ha demostrado lo que es el socialismo de verdad, el socialismo navarro, comprometido con su tierra y capaz de demostrar que hay una alternativa a la derecha y a los nacionalistas, y que esa alternativa se llama el PSN y se llama María Chivite", ha manifestado.

Dentro de esa definición del carácter del PSN que ha defendido Mendia cuesta ubicar al nuevo Gobierno de Navarra, sustentado desde dentro por el nacionalismo vasco del PNV y validado desde fuera por el independentismo radical de EH Bildu.

 

Durante su intervención, la secretaria general del PSN ha criticado los "debates identitarios" que, a su juicio, "lo único que pretenden es inflamar el debate público y separar a la población en trincheras".

"CON QUIÉN PODEMOS, O NO, GOBERNAR"

Chivite ha afirmado que "no podemos dejar que los partidarios de la exclusión, del sectarismo o de la imposición, nos marquen el paso; no vamos a permitir que determinados partidos políticos decidan cómo o con quién podemos, o no, gobernar".

"Ni que sean esos partidos políticos quienes den la acreditación de legitimidad o no legitimidad a los distintos gobiernos", ha añadido, para asegurar después que "lo que la ciudadanía nos está reclamando es acuerdo, diálogo, un pacto por la convivencia entre diferentes".

La líder de los socialistas navarros ha asegurado que "no tenemos que ver ese acuerdo, ese diálogo o esa apuesta por la convivencia como una debilidad, sino al revés, como una fortaleza y sobre todo como un liderazgo".

La presidenta del Gobierno de Navarra también ha arremetido contra el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, al que ha acusado de "recurrir al debate identitario" y poner su cabeza "en medio de la política nacional" para "inflamar el debate público".

LIDERAZGO FEMENINO

A su juicio, el "liderazgo socialista" y "femenino" pone "encima de la mesa" otras formas de "hacer las cosas, anteponiendo el interés general, el bien común, el acuerdo, el diálogo y el pacto".

Chivite ha expuesto que hay formaciones que "no reconocen" que la sociedad "ha cambiado". "Nosotros proponemos, frente al insulto, la mentira y el desprecio, una política basada en el bien común. De la normalidad democrática, entendida desde la lealtad y el respeto institucional", ha dicho.

En este sentido, ha censurado la "patrimonialización que determinadas formaciones políticas hacen de las instituciones". "La derecha pretende que las instituciones le pertenecen, y solo los Gobiernos son legítimos si forman parte de ellos. Ese afán por diferenciar entre los buenos y los malos ciudadanos no es la solución, suele ser siempre el origen de los problemas", ha apuntado.

Al igual que Mendia, ha apostado por "una Euskadi plural que no olvide a quienes sufrieron el terrorismo". "No hay que olvidarlos. Tenemos que mirar al frente no olvidando nunca lo que sucedió", ha añadido.

María Chivite cree que "hay mucho que celebrar" porque "se ha avanzado mucho en la convivencia". Sin embargo, ha advertido de que no se puede "dar por hechas determinadas conquistas para siempre" porque existen "amenazas", como la de una "la derecha cuestionando derechos de ciudadanía" o "la violencia de género". "Hacen la política de la uniformidad. Hay diferentes maneras de sentirse navarro, español y vasco", ha vuelto a defender.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite acude a Bilbao para arropar en la presentación de su libro a la socialista que brindó con Otegi