• miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:40

 

 
 

POLÍTICA

Chivite culpa a las residencias del tremendo impacto del Covid-19 en Navarra, cuyo sistema de Salud era "muy fuerte"

La presidenta arremete contra otras comunidades, a las que critica que no hicieran detección precoz, lo que, en su opinión, conllevó que Navarra entrara en la lista de lugares no seguros para visitar.

GRAFCAV8566. PAMPLONA, 05/09/2020.- La presidenta de Navarra, María Chivite, posa en las escaleras de acceso al Palacio de Navarra, donde en una entrevista con Efe ha manifestado entre otras cuestiones que, afronta el nuevo curso político con aprendizajes sobre la COVID-19 que deben servir para mejorar, consciente de que el "riesgo cero no existe", y es "precavidamente optimista" desde el punto de vista económico por la evolución de los indicadores de la Comunidad Foral. EFE/ Jesús Diges
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, posa en las escaleras de acceso al Palacio de Navarra. EFE/ Jesús Diges

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, afronta el nuevo curso político con aprendizajes sobre la pandemia del Covid-19 que deben servir para mejorar, consciente de que el "riesgo cero no existe" y "precavidamente optimista" desde el punto de vista económico por la evolución de los indicadores de la Comunidad foral.

En una entrevista, la presidenta socialista reconoce que esperaba "momentos difíciles" en su primer año de legislatura al frente de un gobierno de coalición (PSN, Geroa Bai y Podemos, que cuenta además con el apoyo externo de I-E y de EH Bildu), pero "para nada imaginaba que iba a ser esto", apunta, en relación con la pandemia.

Poco duró, recuerda, la "alegría" de aprobar sus primeros Presupuestos, tras llegar a un acuerdo con EH Bildu, ya que, a las semanas, "teníamos la crisis del Covid-19", que ha resultado "dura, sobre todo por los fallecimientos y la tensión sanitaria y sociosantaria".

Fueron momentos de "incertidumbre, muchas horas de trabajo y quebraderos de cabeza", que han contribuido a "fortalecer" a su Gobierno, según dice. "Entramos como un grupo de personas y ahora somos un equipo", por lo que, en ese sentido, su valoración es "muy positiva", extensiva al resto de grupos del arco parlamentario, cuyo respaldo ha posibilitado la aprobación de los decretos forales de medidas urgentes "sin votos en contra y muchos de ellos, por unanimidad".

El diálogo, en ese sentido, ha tenido efectos "positivos", subraya la presidenta del Ejecutivo foral, que se resiste a "elevar a categoría" la reciente discrepancia con Geroa Bai en una enmienda de Educación.

Chivite insiste en que le gusta quedarse con la parte positiva y en ella sitúa "todo lo aprendido" en este tiempo, un conocimiento que ahora se debe utilizar para mejorar, y la respuesta de los navarros organizándose en redes de voluntarios y, especialmente, con la de los profesionales de salud, del ámbito sociosanitario y de los servicios esenciales.

LOS PROFESIONALES DE LA SALUD

Ante la declaración del estado de alarma, la "mayor fortaleza" de Navarra fue su sistema de salud y, "desde luego", sus profesionales, asevera, a lo que suma la coordinación, desde el liderazgo de lo público, con la parte privada. Esto, subraya Chivite, ha permitido "no entrar en una situación de colapso sanitario como sí han tenido otras comunidades".

Las debilidades las encuentra en el "ámbito residencial como sistema", ya que, mientras todos los centros de salud forman parte de una misma red, no sucede lo mismo con las residencias, lo que ha obligado a hacer "un esfuerzo muchísimo mayor para coordinar todas las medidas, porque no había un sistema construido, estable y elaborado en ese ámbito".

Lo sucedido ha servido "para repensar el modelo residencial" y para que, en estos momentos, esté en exposición pública un nuevo decreto en el que se tiende a modelos diferentes al actual, que no contempla concentraciones de personas tan elevadas como hay, por ejemplo, en la Casa de Misericordia, qu,e con más de 500 residentes, es "la más grande de España".

Además, destaca Chivite, ahora, con solo un positivo en ese ámbito, se hacen pruebas a todos los residentes y profesionales, se ha reforzado la atención sanitaria y los controles y, cuando un trabajador regresa de más de dos semanas de vacaciones, se somete a una PCR.

LECCIONES APRENDIDAS

Esta es una de las lecciones aprendidas, reconoce la presidenta, que, cuestionada sobre si la desescalada llegó demasiado pronto, a la vista de los datos del verano, sostiene que Navarra tenía "buenos datos" para salir del estado de alarma. "Lo que no sé es si eso lo pueden decir otras comunidades, lo pongo en cuestión".

"Otras comunidades no estaban preparadas para salir del estado de alarma por los números que tenían, y me refiero a criterios técnicos", critica la presidenta del Gobierno de Navarra, que reconoce que no esperaban tantos positivos, pero "si buscas, encuentras".

Y eso es lo que ha hecho Navarra, apostar por el rastreo, lo que "nos ha penalizado desde el punto de vista reputacional", puesto que le ha situado entre los destinos que no era seguro visitar. No obstante, se muestra convencida de que era la estrategia que había que seguir para "ir cerrando brotes".

"El tiempo nos está dando la razón; estamos viendo que comunidades que no lo hicieron desde el principio se están encontrando con casos muy graves, con índices altísimos de casos, porque no apostaron por la detección precoz", incide.

CELEBRACIÓN DE LAS 'NO FIESTAS'

Según Chivite, su Gobierno tiene "clarísimo" que el incremento de positivos ha llegado mayoritariamente de la celebración de las "no fiestas", puesto que los brotes se están detectando tras las fechas en las que se deberían celebrar las fiestas patronales, suspendidas por la pandemia. Unas fiestas que, por cierto, su Gobierno no prohibió, sino que dejó en manos de los ayuntamientos el tener que tomar esa dura decisión.

Y al respecto, Chivite dice plantearse "si hay que tomar medidas más restrictivas", algo que no considera deseable, para, a continuación, manifestar que "con que se cumplan las que ya tenemos, sería más que suficiente, pero no todo el mundo es tan responsable como sería deseable", lamenta.

En este contexto ha arrancado el curso escolar, Navarra ha sido la primera comunidad, y, para ello, asegura, han trabajado "mucho e intensamente para dar un entorno seguro, siendo conscientes de que el riesgo cero no existe".

Igualmente, valora las medidas adoptadas en el ámbito sanitario, entre ellas el adelanto de vacunación de la gripe y el acopio de vacunas, para, por lo menos, "tener controlada la parte de la gripe" mientras llega la esperada vacuna del coronavirus, de la que, resalta, se hará una compra centralizada para evitar que se repitan situaciones como las que se dieron con el material sanitario.

COMPETENCIA DE TRÁFICO

Al mismo tiempo, la Comunidad foral debe hacer frente al traspaso de las competencias de Tráfico, del Ingreso Mínimo Vital y de la sanidad penitenciaria, negociadas entre el PNV (un partido sin representación por Navarra en el Congreso de los Diputados) y el Gobierno de España.

Esperan firmar el acuerdo en octubre, avanza Chivite, que precisa, respecto a Tráfico, que se firmará una calendarización, porque "la competencia no se va a asumir de la noche a la mañana", ya que hay "cosas que organizar y poner recursos sobre la mesa, como más Policía Foral".

En cuanto al Convenio Económico, dice, lo que "urge es cerrar el tema de la deuda no solo para este año y el que viene, para poder trabajar el escenario presupuestario del 2021", ante el que apunta que "no sería deseable una prórroga".

Preguntada sobre si, ante la polémica generada en torno al rey emérito, sería oportuno abrir un debate sobre la jefatura del Estado, considera que "el debate está en la calle, pero no es ni lo más urgente ni lo más importante", y añade que ese debate "se tiene que abrir en el marco de una modificación de la Constitución porque, si no, es hacer un brindis al sol".

"PRECAVIDAMENTE OPTIMISTA"

En cuanto al futuro, la presidenta se muestra "precavidamente optimista" en lo económico, a la vista de la favorable evolución del desempleo y la afiliación a la Seguridad Social o al hecho de que Navarra sea "la comunidad que más ERTE ha levantado", a lo que añade que, a la hora de captar fondos europeos, ha hecho su trabajo y está "en una posición muy buena".

Le preocupa a Chivite, no obstante, la situación de sectores como el turismo, la hostelería o el ocio el nocturno, para los que considera necesario ampliar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite culpa a las residencias del tremendo impacto del Covid-19 en Navarra, cuyo sistema de Salud era "muy fuerte"