• martes, 18 de enero de 2022
  • Actualizado 00:42

 

 
 

POLÍTICA

El Gobierno Chivite defiende a los 'menas' tras las últimas palizas en Pamplona: "No nos constan denuncias"

Estas declaraciones negando una realidad llegan después de que este martes se confirmara que un joven de Pamplona de 21 años ha perdido la visión de ojo tras la paliza propinada por un mena.

La consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu GOBIERNO DE NAVARRA
La consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu GOBIERNO DE NAVARRA

El departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra ha negado cualquier información sobre presuntos delitos por parte de menores migrantes no acompañados (menas) en Pamplona y ha asegurado que a la subdirección de menores responsable "no se ha trasladado una sola denuncia en las últimas semanas de ningún delito".

El departamento de Carmen Maeztu ha respondido así después de que el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, haya hablado esta misma mañana de un aumento de la inseguridad y ha pedido al Gobierno que ejerza la tutela que tiene sobre los menores migrantes que se encuentran solos en la ciudad.

Estas declaraciones del Gobierno foral negando una realidad evidente llegan después de que este martes se confirmara que un joven de Pamplona de 21 años ha perdido la visión de ojo tras la paliza propinada por un mena (menor extranjero no acompañado) durante un robo en la capital navarra el pasado 31 de diciembre.

Fuentes de la Policía Municipal de Pamplona han explicado que mantienen la investigación abierta para poder dar con certeza con el autor material de esta agresión a raíz de la declaración del agredido.

Durante esa última noche del año, el cuerpo policial confirmó que se produjeron varias detenciones por robos y violencia, la mayoría de ellas provocadas por grupos de menores de origen magrebí.

Además, el 24 de diciembre un joven de 17 años sufrió una paliza similar en la vuelta del Castillo de Pamplona, que le produjo graves lesiones y varias roturas faciales. Y tan solo dos días antes, el 22 de diciembre, los vecinos de Marcilla denunciaron estar viviendo una ola de violencia, robos y acoso a niñas por parte de las decenas de menas que el Gobierno de Navarra mantiene en un centro de la localidad.

A pesar de todo esto, la consejera de Derechos Sociales ha dicho este martes que las instituciones y sus responsables deben mantener "un compromiso expreso de no recurrir a discursos estigmatizantes y criminalizadores".

"Los delitos los comenten las personas concretas no los colectivos o grupos sociales. Nadie entendería que se diga que las y los navarros cometemos delitos por el hecho de que algún navarro lo haga", dice la consejería en un comunicado remitido a Efe.

Maeztu ha añadio que Derechos Sociales "trabaja de manera continuada con todas las instituciones implicadas (Ayuntamiento de Pamplona, sanidad, educación, empleo, las diversas policías o el Ministerio) en programas de inclusión social de menores en protección, especialmente en esta última fase impulsando el acogimiento familiar como la mejor fórmula de integración social y laboral".

La consejería ha recordado además al alcalde que "el trabajo con menores es una competencia compartida" pues el Ayuntamiento es "responsable de la atención primaria" y el departamento "de la especializada".

En este sentido, el Gobierno ha indicado que la consejera ha llamado al alcalde Enrique Maya "para seguir trabajando conjuntamente como se viene haciendo en este y todos los asuntos de competencia compartida y esperamos seguir haciéndolo desde la lealtad institucional y el bien común".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno Chivite defiende a los 'menas' tras las últimas palizas en Pamplona: "No nos constan denuncias"