POLÍTICA

El ex director de CAN asegura que en 2011 advirtió de su desaparición: "No fue posible cambiar de rumbo"

Lorenzo Riezu descarta un "careo" con su sucesor, Enrique Goñi, y niega que su salida de la caja se produjese con "rencor" o "enemistades".

El exdirector general de Caja Navarra, Lorenzo Riezu, comparece en la comisión que investiga su desaparición. IÑIGO ALZUGARAY
El exdirector general de Caja Navarra, Lorenzo Riezu, comparece en la comisión que investiga su desaparición. IÑIGO ALZUGARAY

El exdirector general de Caja Navarra Lorenzo Riezu ha afirmado que en el año 2011 empezó a tener "una preocupación por la posible desaparición de la entidad" y trasladó a varios consejeros de la Caja una serie de conclusiones a las que había llegado para buscar "un cambio de rumbo", pero "no fue posible".

Lorenzo Riezu, que ha comparecido este viernes en la comisión de investigación sobre Caja Navarra en el Parlamento foral, es el segundo compareciente en esta comisión, después de que su sucesor en el cargo, Enrique Goñi, compareciera durante cuatro jornadas en el Parlamento.

Riezu ha afirmado que su "preocupación" respecto a la Caja se centró en el "camino" que cogió la entidad en el periodo 2002-2009, en el que se situó "en trance de desaparecer como entidad financiera".

"A finales de 2010, cuando vi ese camino emprendido junto con las demás cajas de Banca Cívica, creía que aquello no tenía buen fin, estudié qué había sucedido y llegué a una serie de conclusiones que manifesté a los consejeros que conocía a fin de ver si aquello podía tener un cierto cambio de rumbo. No fue posible", ha señalado.

El exdirector general ha reconocido que en España "es un hecho la desaparición de las cajas como entidades financieras", pero al mismo tiempo "es un hecho que algunas de ellas han continuado con forma societaria, como Unicaja, KutxaBank o IberCaja, con ese espíritu de las cajas que eran entidades que se identificaban con su territorio".

"Para mi el punto más importante por el que las cajas llegaron a una cuota de mercado del 50% del sector financiero en España fue la capacidad de relación personal que había con los clientes y por su acción de obra social", ha asegurado.

Además, ha apuntado que La Caixa "pagó un precio quizá bajo -para la absorción de la CAN- desde el punto de vista de lo que se compraba". "La Caixa sabía lo que hacía", ha dicho, para señalar que CaixaBank tiene más cuota de mercado en Navarra que en Barcelona.

A lo largo de su comparecencia Riezu ha explicado que publicó su primera carta en la prensa por este asunto en el año 2011. "No fue una nota con tintes críticos, yo invocaba a quienes tenían una responsabilidad dentro de la Caja para ver si se podía llevar a cabo un foro de reflexión y contraste de pareceres y que la Caja no terminara donde por desgracia a mi juicio terminó", ha afirmado.

A continuación, ha señalado que su primera crítica "con números encima de la mesa fue sobre noviembre de 2011, por la publicación de una serie de artículos que hacían referencia a órganos de gobierno de la Caja y a dietas". Según ha dicho, su visión en ese momento era que se le estaba dando "importancia" a las dietas "cuando el problema era por qué la gestión nos había llevado a ese término".

Del mismo modo, ha asegurado que en las apreciaciones que realizaba "nunca personalicé, fui crítico con la gestión, que es un término bastante amplio". "La gestión es un tema no especialmente individual, creo que es algo colectivo, y la figura del director y presidente, por este orden, encabezan esa responsabilidad", ha indicado, para precisar que "en ocasiones he tenido como personalizar, cuando algún consejero dice que en la Caja no ha pasado nada".

Por contra, ha dicho que en la reciente comparecencia en la comisión de investigación de Enrique Goñi, su sucesor en el cargo, él se ha encontrado "un ataque personal, desviando la atención de lo que se pretendía en esta comisión".

RECHAZO A UN CAREO CON GOÑI

UPN le ha preguntado si estaría dispuesto a mantener un careo en el Parlamento de Navarra con Enrique Goñi, a lo que Riezu ha respondido que no. "Si el careo sirviera de algo, sí. A estas alturas no sirve absolutamente para nada. Yo no estaría en condiciones de documentación en igualdad del señor Goñi y a estas alturas no iba a servir absolutamente para nada. Por lo tanto, mi respuesta es no", ha dicho.

El parlamentario de UPN Luis Zarraluqui ha señalado que Lorenzo Riezu es "pieza clave en este proceso que pensamos que es un montaje urdido contra los responsables de CAN; se le trae para que intente poner patas arriba la gestión de su sucesor en el cargo".

A preguntas de UPN, Riezu ha afirmado que "nunca" ha pertenecido a un partido político y que conoció "hace diez o quince días al señor Martínez" -portavoz de Geroa Bai- en un encuentro que mantuvo en la casa de un excompañero.

"Este excompañero me preguntó cuándo comparecía en el Parlamento, le dije que no sabía nada. Me invitó a su casa a media tarde, le acompañó el señor Martínez y estuvimos hablando de forma muy genérica sobre cuestiones de la Caja. Él disponía del informe que yo hice en su día y eso es todo. Yo no he soltado un papel a nadie de los que estoy viendo en esta comisión", ha afirmado.

Lorenzo Riezu ha añadido que la primera persona a la que entregó el informe que elaboró en 2011 sobre la situación de Caja Navarra fue la entonces presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina. Además, ha dicho que "poco después de tomar posesión, la señora Barkos me llamó y también tuvo ese documento".

"NAVARRA HA PERDIDO UNA ENTIDAD HISTÓRICA"

El exdirector de Caja Navarra Lorenzo Riezu ha manifestado que "Navarra ha perdido una entidad financiera histórica, ha sido una pérdida histórica". "Era una entidad muy entroncada y muy arraigada en nuestra tierra", ha señalado.

En la comisión de investigación, Riezu ha señalado que "desde el punto de vista del patrimonio no sé lo que ha perdido, pero si el patrimonio de 2009 era de 1.300 millones de euros, si pudo haber sido 1.700 quizás y si luego hubiéramos seguido derroteros diferentes no sé cuál sería el patrimonio de ahora".

El exdirector general ha manifestado que "como navarro, hemos perdido los navarros". "El patrimonio de una entidad que era nuestra, de los navarros, de todos los navarros", ha aseverado, para señalar que Caja Navarra "no era particularmente de nadie, pero era de todos los navarros".

Lorenzo Riezu ha comentado, a preguntas de UPN, que ya ha venido diciendo que "el desenlace de CaixaBank daba confianza y servicio, en ese sentido no he puesto ninguna pega; cuestión distinta que como cliente tenga otra percepción". Pero ha indicado que anteriormente "había una representación de los clientes, de los impositores, venía a decir que estábamos presentes todos".

Ha insistido en que "sobre seguridad y confianza de La Caixa nada tengo que objetar" y ha indicado que la atención en CaixaBank, de la que es cliente, "no me quejo, tampoco soy muy exigente con las entidades financieras". "Ello no quita para que hayamos tenido una pérdida", ha aseverado.

En su intervención, Lorenzu Riezu ha señalado que es verdad que un porcentaje alto de clientes de Caja Navarra se han quedado en CaixaBank; "nos hemos quedado hasta los que hemos sido críticos con el proceso", ha señalado, para añadir que "pérdida de cuota de mercado seguramente también ha habido".

"NADA DE RENCOR" SOBRE SU SALIDA DE LA CAN

A su juicio, ahora "no estamos mejor, quizás estemos igual" que con Caja Navarra, que ha calificado de "pionera" en asuntos por ejemplo como la banca electrónica. "El modelo de CAN era el más avanzado entre las cajas", ha dicho, para reconocer que él se encuentra "muy parecido a como me encontraba hace 15 o 20 años".

Riezu ha insistido en que CAN era "la Caja de todos los navarros". "No quiere decir que no tenga confianza en los órganos de decisión de CaixaBank, que sí, pero no es nuestra entidad. Hemos perdido una entidad financiera de todos los navarros", ha reiterado.

El parlamentario de UPN Luis Zarraluqui ha señalado que quizás su salida de la Caja como director no la digirió con "carácter deportivo" y ha actuado con "cierto rencor", a lo que Lorenzo Riezu ha señalado que "esos son términos que los comenzaron a emplear los abogados de Enrique Goñi semanas antes de mi comparecencia en la Audiencia Nacional"

 "Hablaron de resentimiento y enemistad manifiesta y lo emplearon en la Audiencia Nacional", ha señalado, para indicar que "nada de rencor, ni de resentimiento, ni de enemistades, eso lo han provocado otros".

Ha afirmado que él estuvo desde el año 2002 hasta 2009 "sin decir ni media palabra cuando yo veía cosas que me provocaban cierta inquietud, como las prejubilaciones que a mi juicio eran innecesarias o la expansión en 2005, que supone asumir riesgos".

"Que me hablen de rencor o de resentimiento... ¿qué quiere que le diga? Yo empiezo a estudiar esto en 2010 por la inquietud de que la Caja puede desaparecer y no cito a Goñi en ningún momento", ha aseverado, para afirmar que "me arrepiento de no haber empezado a hablar antes, de haber sido tan pasivo en esa época".

Riezu ha manifestado que le dio por estudiar "qué estaba pasando y ver si se podía reconducir de alguna forma" la situación de Caja Navarra. "Por eso pedía yo un foro de reflexión a pesar de unos compromisos iniciados con Caja Burgos y Caja Canarias", ha expuesto, y ha añadido que él en ese momento "no sabría decir cuál era la mejor solución, pero sí que hubiera un foro de reflexión".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El ex director de CAN asegura que en 2011 advirtió de su desaparición: "No fue posible cambiar de rumbo"