POLÍTICA

Los vendedores de agua embotellada cargan contra el cuatripartito por su nueva ley de residuos

El texto prohíbe la venta de agua en botellas de un solo uso en edificios públicos, por lo que consideran que es una "discrimnación" respecto a otras bebidas.

Bakartxo Ruiz (Bildu), José Miguel Nuin (I-E) y Laura Pérez (Podemos) conversan durante el pleno del Parlamento foral que ha tomado en consideración la nueva ley foral de residuos, junto a una imagen de unas botellas de agua embotellada. NAVARRA.C
Bakartxo Ruiz (Bildu), José Miguel Nuin (I-E) y Laura Pérez (Podemos) conversan durante el pleno del Parlamento foral que ha tomado en consideración la nueva ley foral de residuos, junto a una imagen de unas botellas de agua embotellada. NAVARRA.C  

El pleno del Parlamento de Navarra ha tomado en consideración este jueves el proyecto de ley foral de residuos y su fiscalidad que plantea el Gobierno del cuatripartito y ha rechazo las tres enmiendas a la totalidad que han presentado UPN, PSN y PPN.

La ley del Gobierno de Barkos ha sido además muy criticada por la Asociación de Aguas Minerales de España (ANEABE), ya que advierten que contempla la prohibición de venta de agua en botellas de un solo uso en edificios e instalaciones de las administraciones públicas, excepto en centros sanitarios y hospitalarios.

En concreto, esta asociación critica el artículo 24 del proyecto de la ley de residuos y su fiscalidad, que se encuentra en la fase final de su aprobación en el Parlamento de Navarra, contempla, ya que es el apartado concreto que prohibirá la venta de botellines de agua.

Según la Asociación de Aguas Minerales de España (ANEABE), “esta medida va en contra de hábitos de vida saludables y es totalmente injusta y discriminatoria, poniendo en situación de desventaja competitiva a determinados sectores frente al resto”.

Así, la asociación asegura que no encuentra explicación "al hecho de que se prohíba únicamente la venta de agua mineral en botellas de un solo uso, respecto de otras bebidas que sí podrán venderse en este mismo tipo de envase, sin que para ello se haya ofrecido ninguna justificación de peso”.

Aseguran que este artículo y su consiguiente prohibición es una "medida discriminatoria para el agua mineral, pudiendo vulnerar el régimen de libre competencia de mercado".

En este sentido recuerdan que el sector de aguas minerales siempre ha estado muy vinculado a aspectos relacionados con la salud, contribuyendo al desarrollo de unos hábitos de vida saludables entre la población, poniendo en el mercado un producto que ayuda a mantener una adecuada hidratación y con claros efectos sanitarios favorables.

Afirman que las argumentaciones de tipo medioambiental sobre las que el ejecutivo del cuatripartito argumenta la Ley “carecen de sentido”, ya que “para hacer un supuesto gesto medioambiental se elimina de la oferta una bebida claramente sana, que contribuye al mantenimiento de unos hábitos saludables a través de una correcta hidratación”.

En un comunicado señalan que los envases de aguas minerales suponen una proporción mínima dentro del universo de productos envasados: sólo un 0,7% de los residuos urbanos generados en España y un 0,1% del total de residuos generados por toda la actividad económica. "Por tanto, es una medida estéril y sin embargo perjudicial desde el punto de vista de la salud", sentencian para pedir que se retire el artículo 24 de la ley.

Además, según una reciente encuesta realizada en el pasado mes de marzo por la consultora Gureak Marketing, recuerdan que 3 de cada 4 navarros aseguran mostrarse contrarios a cualquier tipo de prohibición para la venta de bebidas en establecimientos públicos.

UN NUEVO IMPUESTO PARA REDUCIR LAS INCINERACIONES

A pesar de estas críticas y de las tres enmiendas de la oposición rechazadas, partir de ahora la ley seguirá su curso en comisión parlamentaria, antes de volver nuevamente al pleno para su aprobación definitiva.

El proyecto concreta las medidas organizativas para la prevención y gestión de los residuos, así como los instrumentos económicos para ello. Sus principales objetivos se centran en garantizar que los residuos se gestionen sin poner en peligro el medio ambiente y la salud humana, mejorando la calidad de vida de la ciudadanía; incentivar la reducción en la generación de residuos y su aprovechamiento mediante la reutilización y el reciclado; desincentivar la eliminación en vertedero y la incineración de residuos, y establecer el régimen jurídico del impuesto que grave ambas prácticas.

Precisamente en lo referente a la fiscalidad, la ley establece el impuesto sobre la eliminación en vertedero y la incineración, con el fin de fomentar la prevención, la preparación para la reutilización y el reciclado, y desincentivar la eliminación en vertedero y la incineración.

La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, ha invitado al Parlamento a seguir trabajando en la "prevención de residuos". "Sigamos acordando y avanzando en nuestra política de gestión de residuos. Para nosotros, los residuos también pueden ser un recurso y esa es la basa de la nueva economía circular. A favor de eso estamos trabajando", ha señalado.

ENMIENDAS DE UPN, PSN Y PPN

La parlamentaria de UPN Mari Carmen Segura ha afirmado que la ley "no aporta soluciones a la gestión de los residuos, lo que hace es crear dudas en las Mancomunidades de residuos y generar más problemas y mÁs impuestos a todos los navarros, además de castigar al que recoge y trata el residuo, y no al que contamina". "Esperábamos mucho más de esta ley, que debía contemplar medidas de gestión e instrumentos económicos para incentivar la economía circular y la lucha contra el cambio climático", ha señalado.

Por parte del PSN, Conchi Ruiz ha señalado que esta ley "deja a Navarra en situación de indefensión medioambiental". "Nos va a llevar a incumplir las directrices que marca la Unión Europea en cuestión de residuos y no da respuesta a las necesidades de Navarra en esta materia. Esperábamos que la ley fuera algo más que una simple declaración de intenciones y plantease soluciones reales", ha asegurado.

También crítico con el proyecto, el parlamentario del PPN Javier García ha afirmado que en lugar de "generar un bien social, esta ley va a dañar a los usuarios y a las empresas". "Se trata de una ley con un contenido sumamente genérico que deja al libre albedrío la articulación de muchas de las obligaciones que se establecen en la ley. Esta ley es candidata a generar conflictos desde el principio. No creemos que sea un buen punto de partida para empezar a debatir este tema", ha señalado.

EL CUATRIPARTITO AVALA EL CONTROVERTIDO PROYECTO DE LEY

En contra de las enmiendas a la totalidad, el parlamentario de Geroa Bai Unai Hualde ha afirmado que "estamos ante un proyecto legal de gran importancia para la política ambiental de la comunidad" con el que "se sientan las bases para prevenir la generación de residuos y para mejorar su gestión". "Es una ley ambiciosa y pionera, y evidentemente mejorable. Merece la pena que se debata", ha dicho.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha asegurado que el proyecto de ley "establece como principios básicos la protección de la salud de las personas y el medio ambiente, la prevención, el principio de que el que contamina paga, la cercanía y autonomía, la información y participación pública, y todo ello acorde con el principio de gobernanza y economía circular".

Por parte de Podemos, Rubén Velasco ha defendido que "estamos ante una buena ley, susceptible de mejora". "La finalidad está clara, creo que la compartimos todos. Se trata de mejorar la gestión en materia de residuos para hacer lo propio con la protección de la salud humana y el medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y todo lo que tiene que ver con la economía circular", ha indicado.

Por último, la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha señalado que ésta es "una ley absolutamente necesaria y muy adecuada, que cumple con las directivas europeas". "Esta ley supone un compromiso firme con la lucha contra el cambio climático y además abunda en una gestión sostenible de los residuos, algo que desde Izquierda-Ezkerra venimos defendiendo desde siempre", ha asegurado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los vendedores de agua embotellada cargan contra el cuatripartito por su nueva ley de residuos