• viernes, 22 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:01

 

 
 

POLÍTICA

La excusa del vicepresidente de Barkos sobre la sospecha de amaño de un contrato público: "Ha sido una errata"

Miguel Laparra culpa a un error que una de las empresas con interés en el proceso apareciera en el pliego de condiciones. 

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, valora varios temas, en relación con su departamento, en la sala de prensa del Gobierno de Navarra (15). IÑIGO ALZUGARAY
El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, en su comparecencia de este viernes en Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Todo es culpa de una errata. El vicepresidente Miguel Laparra ha ofrecido esta lamentable excusa sobre la más que evidente sospecha de amaño de un contrato público desvelada por este periódico este jueves.

Además, dentro de su ausencia de autocrítica, el vicepresidente de Uxue Barkos ha menospreciado la información, al resto de partidos políticos que han criticado el asunto y ha dado a entender que todo es válido y legal porque se trata de un concurso que debería llevar años en marcha. 

"Todo se adecúa al ordenamiento legal", ha dicho Laparra sobre la aparición de una empresa en un pliego de condiciones de un concurso público.

El departamento de Derechos Sociales que dirige Miguel Laparra publicó un concurso para el "Contrato de asistencia técnica para la gestión de 16 plazas mixtas de Centro de Día". 

En el pliego de condiciones, en un contrato de más de 100.000 euros, aparecía el nombre de una de las empresas que, por su trayectoria, podría ser la beneficiaria del servicio, la empresa vasca Berriztu

En el contrato se exigía una experiencia obligatoria de 2 años, algo que casi ninguna empresa de Navarra puede cumplir puesto que es un servicio de nueva creación. Berriztu sí lo ofrece en el País Vasco. 

Todo hace pensar que se trata de unas condiciones redactadas a la carta por la propia adjudicataria y que el Gobierno foral transcribió tal cual en el pliego de condiciones insertado en el portal de contrataciones. La publicación original tuvo lugar el 17 de abril de 2018. 

Días más tarde, este pasado miércoles 2 de mayo, al al percatarse del gravísimo error que certifica que todo podría ser un engañoel Gobierno de Navarra publicó una "aclaración" sobre la licitación en la que se había eliminado ya el nombre de la posible adjudicataria, Berriztu. 

Ahora, ante la situación creada y vista la publicación de la información, el consejero Laparra, sin aportar ningún documento, ha dicho que se contactó con la empresa por su experiencia en el sector y que no tenía intención de participar en el concurso. 

Laparra ha tratado de culpabilizar que el servicio no estuviera en marcha antes para justificar que una empresa del sector haya figurado en el pliego del concurso y, posteriormente, haya sido eliminada. 

"En Navarra no existía este recurso, no se había implantado, en ausencia de una experiencia se contactó con una entidad con amplia experiencia en el campo donde sí existe este tipo de recurso. Esta empresa no tiene interés de concurrir al concurso, es una colaboración técnica que implica ya su descalificación", se ha excusado Laparra, que no ha aportado documento alguno que certifique que el Gobierno foral haya solicitado a este empresa la ayuda técnica. 

"La aparición de la entidad se produce como una errata que fue subsanada en cuanto fue advertida", ha dicho el consejero. 

Todos los partidos de la oposición ya han pedido explicaciones al Gobierno de Navarra y han solicitado a Comptos que analice el asunto por si pudiera existir algún tipo de irregularidad. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La excusa del vicepresidente de Barkos sobre la sospecha de amaño de un contrato público: "Ha sido una errata"