PREMIUM  POLÍTICA

Nuevas adhesiones a la marcha del 2-J: "No es contra el euskera, es contra la imposición del cuatripartito"

Juventudes Socialistas de Navarra confirman su participación en la marcha y reivindican que el euskera sea "patrimonio cultural y social" de todos.

Imagen de la manifestación en Pamplona en defensa de la bandera de Navarra celebrada el pasado mes de junio. MIGUEL OSÉS
Imagen de la manifestación en Pamplona en defensa de la bandera de Navarra celebrada el pasado mes de junio. MIGUEL OSÉS  

No se protestará contra el euskera, se protestará contra la política lingüística del Gobierno de Uxue Barkos y su escalada de imposiciones.

Ésta es la postura que clarifican las juventudes socialistas de Navarra, el último colectivo que se ha sumado a la marcha del próximo 2 de junio en Pamplona para criticar la imposición del euskera que está llevando a cabo el cuatripartito en toda Navarra.

La organización juvenil se suma así a partidos como UPN, PPN, PSN o Ciudadanos y sindicatos como UGT, que ya han confirmado su adhesión a esta protesta pacífica en la que también formarán parte un numeroso grupo de intelectuales procedentes de las distintas universidades y profesiones liiberales. Además, Sociedad Civil Navarra también ha confirmado este mismo jueves ya su asistencia a la marcha por "una política lingüística justa".

Carlos Mena, el secretario general de Juventudes Socialistas de Navarra-NGS, asegura que “esta convocatoria no es, ni de lejos, una movilización contra el euskera, sino contra la política lingüística que este Gobierno lleva a cabo desde 2015 desde el sectarismo y la imposición”.

Según Mena “la verdad es que el euskera es patrimonio de todos los navarros, pero esta verdad es superada por la realidad: el Gobierno de Navarra lleva implantando una serie de medidas para imponer por la fuerza el euskera sin atender a la realidad social que vive nuestra Comunidad”.

En palabras de Joanna Miguel, secretaria de Política Lingüística de las JSN-NGS, "estas medidas han sido especialmente visibles y sensibles en el Departamento de Educación y en el acceso a la Función Pública donde el Gobierno de Navarra ha querido primar el conocimiento de un idioma minoritario frente a la formación en el acceso al funcionariado”.

Joanna Miguel valora “que el euskera está siendo un arma política arrojadiza entre la derecha y el nacionalismo en el Parlamento de Navarra y queremos hacer un llamamiento a no utilizar esta manifestación en ese juego partidista y segregador”.

La organización juvenil ha resaltado la importancia de esta movilización para hacer ver al Gobierno de Navarra que se defiende el euskera como patrimonio cultural y social, pero que no se quiere imposición, pues esta imposición solo logra generar una fractura social que costará cerrar en el futuro.

SOCIEDAD CIVIL NAVARRA: "EL EUSKERA NO ES LA CAUSA DEL MALESTAR"

Por su parte, Sociedad Civil Navarra se ha sumado a la manifestación del 2 de junio para reivindicar lo que consideran "una política lingüística justa" y protestar "contra la deriva del actual Gobierno de Navarra en esta materia", y ha animado a la participación ciudadana.

La entidad ha señalado en una nota que, "aunque el castellano es la lengua materna cotidiana para la gran mayoría de los navarros, ni el euskera ni los vascoparlantes son la causa del malestar que se ha instalado en una gran parte de la ciudadanía navarra".

En opinión de Sociedad Civil Navarra, "los únicos responsables de este malestar son las equivocadas y agresivas políticas lingüísticas de corte nacionalista del Gobierno cuatripartito, que nos recuerdan a las dinámicas de Cataluña en materia de educación y cultura, donde el euskera se pretende usar como arma fundamental del sentimiento nacionalista".

Sociedad Civil Navarra considera que "el euskera y la condición de euskaldun llevan aparejadas en la actualidad una serie de ventajas y protecciones laborales y sociales totalmente desproporcionadas para una sociedad mayoritariamente castellanoparlante".

"La gestión del actual cuatripartito en materia lingüística está consiguiendo dividir a la población navarra entre los que hablan euskera y los que no, entre los que defienden el euskera y los que no, entre los que se aprovechan del euskera y los que no", ha asegurado.

En su opinión, "esta discriminación positiva a favor del euskera, es posible gracias al derroche de dinero público, de todos los navarros, que el cuatripartito dedica con generosidad para su promoción y defensa, algo que no deja de sorprender ante las restricciones en las partidas de gasto social (salud, educación, vivienda, dependencia...)".

La entidad ha concluido señalando que "una política de imposición del euskera" puede "acarrear una desafección por la lengua y una división estéril entre los navarros, hechos que ya empiezan a producirse".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Nuevas adhesiones a la marcha del 2-J: "No es contra el euskera, es contra la imposición del cuatripartito"