PREMIUM  TERRORISMO

Un director general del Gobierno Chivite apoyó y compartió grupo con el asesino de un concejal del PP y su mujer

El Gobierno de Navarra ha borrado y eliminado del currículum de Pablo Muñoz que fue compañero de lista y dio cobertura política al asesino José Luis Barrios, condenado a 60 años por este brutal crimen. 

Pablo Muñoz, nuevo director general del Gobierno de Navarra de María Chivite, compartió grupo y escaño con el asesino confeso y condenado por el brutal crimen del matrimonio Jiménez Becerril en Sevilla, José Luis 'Txetxu' Barrios. ARCHIVO PARLAMENTO NAVARRA
Pablo Muñoz, nuevo director general del Gobierno de Navarra de María Chivite, compartió grupo y escaño con el asesino confeso y condenado por el brutal crimen del matrimonio Jiménez Becerril en Sevilla, José Luis 'Txetxu' Barrios. ARCHIVO PARLAMENTO NAVARRA  

Un director general del nuevo Gobierno de María Chivite apoyó y compartió grupo parlamentario con el etarra José Luis Txetxu Barrios, condenado por el asesinado del concejal del PP en Sevilla Alberto Jiménez Becerril y su mujer, Ascensión García Ortiz.

Pablo Muñoz Trigo formó parte de la candidatura de Euskal Herritarrok al Parlamento de Navarra que integró en su lista al asesino del matrimonio sevillano, que fue condenado a 60 años de cárcel días antes de tomar posesión en el Parlamento, algo que hizo el 2 de julio de 1999 compartiendo grupo y reivindicaciones asesinas junto al nuevo director general de María Chivite

El Gobierno de Navarra comunicó el nombramiento de Muñoz como director general de Medio Ambiente pero eliminó de su currículum el pasado proetarra del nuevo cargo público de los socialistas. A pesar de informar con detalle de la trayectoria política y profesional de Muñoz desde su nacimiento en Castejón, en 1962, los responsables de comunicación del Gobierno de Navarra eliminaron de forma premeditada esta directa relación con los terroristas de Pablo Muñoz. 

El 30 de enero de 1998, José Luis Barrios junto a otro integrante del comando Andalucía de ETA, decidieron asesinar a Alberto Jiménez Becerril y a su esposa tras localizarlos en un bar. Esperaron a la salida y ambos se repartieron los disparos. Mikel Azurmendi Peñagaricano disparó al concejal del PP, mientras que el compañero del director general de María Chivite decidió disparar a Ascensión. Ambos tenía 37 años, llevaban 10 años casados y dejaron huérfanos a sus tres hijos de 9, 7 y 5 años

Alberto Jiménez Becerril junto a su mujer Ascensión García, asesinados por ETA en Sevilla en 1998.ARCHIVO FAMILIAR

Los proetarras de Batasuna-ETA decidieron montar su candidatura electoral para las elecciones forales de 1999 en torno al nombre de Euskal Herritarrok, una plataforma preventiva ante la próxima ilegalización de Herri Batasuna, entramado que en Navarra dirigían el ahora condenado por pertenecer a ETA como Pernando Barrena. Consiguieron 8 parlamentarios, uno más de los que sus herederos de Bildu cuentan en la actualidad. 

En esa lista electoral decidieron incluir a José Luis Barrios, asesino criminal. Y a esa lista se sumó entusiasta Pablo Muñoz Trigo, compañero de un etarra asesino y ahora compañero de viaje de María Chivite en su gobierno con el nacionalismo vasco. Los radicales humillaron de esta manera a sus víctimas presentado a Txetxu Barrios como un héroe, al que colmaron de apoyos, camisetas reivindicativas y reivindicaciones. El nuevo director general de Chivite llegó a posar en actos junto a la imagen del asesino etarra. Todo un desprecio a la vida y de apoyo a la actividad asesina de la banda crimina vasca que los socialistas navarros quieren pasar por alto.  

La condena por el atentado se produjo en junio de 1999 y pocos días después la Audiencia Nacional autorizó al asesino a tomar posesión como parlamentario al no ser la sentencia todavía firme. Tiempo después le sustituyó en el Parlamento de Navarra Igor Arroyo, ya que la justicia suspendió todos sus derechos tras confirmar sus condenas. Pablo Muñoz se mantuvo durante dos años en el Parlamento como miembros de Euskal Herritarrok, hasta que se se alió con la corriente de uno de los históricos batasunos, Patxi Zabaleta, que entonces era concejal en Pamplona. 

María Chivite y su director general de Medio Ambiente, Pablo Muñoz, exintegrante de Euskal Herritarrok y compañero del asesino de un concejal del PP y su mujer.GOBIERNO DE NAVARRA

Pernando Barrena, portavoz de EH y del resto de parlamentarios como Pablo Muñoz, aseguró que la presencia de un asesino en la Cámara debía de ser aceptada "con toda normalidad", algo que también compartía el nuevo director de María Chivite, que siguió en su puesto con normalidad.

Pablo Muñoz, con dos hijos, es funcionario del Gobierno foral desde 1990, siempre ligado a la sección de Medio Ambiente. Ya en la etapa del cuatripartito anterior desempeñó durante dos años el cargo de director gerente de la empresa pública Gestión Ambiental de Navarra S.A. (GAN-NIK), Hasta ser nombrado por el Gobierno de María Chivite director general, ha trabajado como ingeniero de Montes en la Sección de Gestión de la Comarca Zona Media y Ribera.

Los tres hijos de Alberto Jiménez Becerril y Ascensión García nunca volvieron a ver a sus padres tras la noche en la que el compañero de Pablo Muñoz decidió acabar con sus vidas.

La presencia de Pablo Muñoz no es la única vinculación del Gobierno actual con antiguos políticos de Herri Batasuna de la época en la que justificaban el terrorismo atroz de ETA. Chivite cuenta también como consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente con Itziar Gómez López, de 54 años, hasta la fecha concejal en Pamplona en representación de Geroa Bai, la marca blanca del PNV en Navarra.

Gómez también formó parte de Aralar, el partido fundado por Patxi Zabaleta, del que fue expulsada por el cobro de dietas irregulares en el consistorio pamplonés cuando estaba de baja médica. Aralar incluso le reclamó el acta, que la entonces concejal no devolvió. 

Fue también una de las ediles que el pasado 6 de julio, antes del Chupinazo de San Fermín, se enfrentó a golpes, patadas y mordiscos a la Policía Municipal de Pamplona con el objetivo de imponer la ikurriña en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona.

Sobre Itziar Gómez, el PSN omitió también de manera premeditada el paso de Itziar Gómez por Herri Batasuna (1991-1995), época en la que la formación no condenó ninguno de los asesinatos de la banda terrorista, incluidos algunos en Navarra o el de Gregorio Ordóñez, concejal del PP en el País Vasco y formado como periodista en la Universidad de Navarra. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un director general del Gobierno Chivite apoyó y compartió grupo con el asesino de un concejal del PP y su mujer