POLÍTICA

UPN ve un "chantaje" que el Gobierno vacíe las arcas municipales para permitir a los ayuntamientos invertir su superávit

Esparza propone, en su lugar, que se flexibilice la normativa para poder destinar los ahorros a hacer frente a la pandemia del Covid-19 y a la reactivación económica.

Javier Esparza, durante una rueda de prensa en la sede de UPN, en una imagen de archivo. PABLO LASAOSA
Javier Esparza, durante una rueda de prensa en la sede de UPN, en una imagen de archivo. PABLO LASAOSA  

El presidente de UPN y portavoz parlamentario de Navarra Suma, Javier Esparza, ha considerado este lunes un “chantaje a los ayuntamientos navarros” que el Gobierno central y el PSOE “pretendan vaciar las arcas municipales y apropiarse del ahorro generado por las entidades locales para que estas puede invertir su superávit”.

De esta forma, la coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos ha rechazado el acuerdo alcanzado en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para el uso de los ahorros de los ayuntamientos, con el único respaldo de los representantes del PSOE.

La propuesta incluye una aportación de 5.000 millones de euros (2.000 para este año y 3.000 para el próximo) para los ayuntamientos que pongan a disposición del Ejecutivo central sus remanentes. Asimismo, las diputaciones podrán formalizar préstamos y realizar transferencias finalistas no reintegrables a administraciones locales que se encuentren en una situación económica vulnerable.

“El acuerdo nace sin consenso y sin el aval de la FEMP, solo de un partido, y lo que necesita España en estos momentos son grandes acuerdos”, ha criticado Esparza en un comunicado.

Así, ha señalado que “si todos estamos de acuerdo en que los ayuntamientos deben poder destinar los ahorros en sus propios vecinos, revirtiendo el esfuerzo realizado por los mismos en necesidades sociales, ayudas y estímulos económicos que hagan frente a la situación que vivimos, es incomprensible que se les obligue a hacerlo cediendo al Estado un dinero que es de los ciudadanos y de los municipios”.

“Desde Navarra Suma consideramos que hacerlo como quiere el Gobierno, vaciando las arcas municipales y solo permitiendo utilizar un 35% de los ahorros municipales, es un ataque contra la autonomía local”, ha denunciado Esparza, que ha enfatizado que “así, no”.

VOTO EN CONTRA

Por ello, ha mostrado su “orgullo” por la gestión realizada por la inmensa mayoría de los ayuntamientos navarros y ha defendido que estos “puedan invertir dichos ahorros mediante la flexibilización de la normativa de estabilidad presupuestaria, para poder hacer frente a los gastos extraordinarios derivados de la pandemia y a la reactivación económica, pero no a costa de que el Estado los despoje de sus remanentes”. Finalmente, ha avanzado que UPN votará en contra de este planteamiento en el Congreso de los Diputados.

Por su parte, el PSN ha aplaudido el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias, que "habilita los remanentes de tesorería para mejorar los servicios municipales a los ciudadanos".

El diputado navarro del PSN, Santos Cerdán. ARCHIVO

Según el diputado navarro Santos Cerdán, "es un hito conseguido, porque deja a un lado la ley de Estabilidad Presupuestaria que desde el 2012 oprime a los ayuntamientos y termina con la rigidez económica impuesta por el PP de Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro, y apoyada por UPN".

"El Gobierno de Pedro Sánchez capacita a los ayuntamientos con remanentes de tesorería a invertir más en cuidados, movilidad, desarrollo sostenible y cultura", ha destacado Cerdán, que ha subrayado que, según este pacto, "las entidades locales podrán beneficiarse de un fondo de hasta 5.000 millones de euros".

MÁS DÉFICIT

El PSN ha explicado que "se contempla que los ayuntamientos podrán adherirse de manera voluntaria al pacto para transferir como un préstamo a la Administración General del Estado sus remanentes de tesorería". A cambio, el Ejecutivo central "les transferirá como un ingreso no financiero el equivalente al 35% del remanente de tesorería. El importe íntegro transferido al Estado se volverá en un plazo de diez años".

"Es decir, los ayuntamientos mantienen la totalidad de sus remanentes de tesorería y, además, reciben una transferencia del Estado de 5.000 millones", ha remarcado Cerdán. De esta manera, el Gobierno central "asumirá más déficit para que los ayuntamientos puedan gastar e invertir más", ha resaltado el PSN.

"Este convenio es posibilista y responde al escenario extraordinario generado por la pandemia que ha zarandeado las arcas municipales", ha afirmado el socialista, que ha resaltado que "el Gobierno de Sánchez ha escuchado la demanda real y facilita la gestión económica y financiera de las administraciones locales para que nadie quede atrás".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UPN ve un "chantaje" que el Gobierno vacíe las arcas municipales para permitir a los ayuntamientos invertir su superávit