PREMIUM  POLÍTICA

Arrimadas vuelve a Pamplona para apoyar a los parlamentarios de Navarra Suma mientras el PSN se vende al nacionalismo

La portavoz nacional de Ciudadanos acudirá este miércoles por la mañana a la constitución de la Cámara foral.

Inés Arrimadas, y el candidato a la presidencia del Gobierno de Navarra, Javier Esparza, durante un acto electoral de Navarra Suma en Pamplona, en la campaña de las pasadas elecciones. ÍÑIGO ALZUGARAY
Inés Arrimadas, y el candidato a la presidencia del Gobierno de Navarra, Javier Esparza, durante un acto electoral de Navarra Suma en Pamplona, en la campaña de las pasadas elecciones. ÍÑIGO ALZUGARAY  

La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, acudirá este miércoles por la mañana a Pamplona para asistir a la constitución del Parlamento de Navarra y apoyar a los representantes electos de Navarra Suma.

No es la primera vez que la portavoz de Cs viaja a la capital navarra para apoyar a la coalición formada por UPN, Ciudadanos y PP, ya que pronunció un discurso frente al Ayuntamiento de Pamplona el 14 de mayo, durante la campaña en las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo.

En ese momento, Arrimadas ya defendió que Navarra Suma era la única garantía para evitar que la Comunidad foral fuera gobernada "cuatro años más por el populismo y el nacionalismo".

Junto al candidato a la presidencia del Gobierno foral, Javier Esparza, y el portavoz de Ciudadanos Navarra, Carlos Pérez-Nievas, Arrimadas alertó de que ella ya había vivido en Cataluña el daño que produce un Gobierno en manos del nacionalismo. "El nacionalismo vasco está haciendo lo mismo en Navarra que en Cataluña, con el mismo modus operandi, con las imposiciones identitarias y con el adoctrinamiento en las escuelas", criticó.

Ahora, con el PSN plegándose a las exigencias del nacionalismo vasco del PNV, que a través de su marca blanca, Geroa Bai, presidirá la mesa del Parlamento de Navarra, la portavoz de Ciudadanos a nivel nacional vuelve a recalar en Pamplona en un momento en el que los socialistas están aceptando el chantaje del PNV para continuar con las negociaciones de cara a un futuro gobierno de Navarra comandado por María Chivite.

Sin embargo, las cifras delatan que, para ello, los votos o la abstención de Bildu son condición indispensable para que la líder del PSN acceda al Palacio de Navarra, una línea roja que los socialistas tendrían que cruzar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Arrimadas vuelve a Pamplona para apoyar a los parlamentarios de Navarra Suma mientras el PSN se vende al nacionalismo