POLÍTICA

Indignación en el Ayuntamiento de Pamplona por un bulo sobre el supuesto desahucio de una familia

El consistorio de Pamplona ha tenido que actuar después de que 14 okupas hubieran accedido a viviendas municipales sin autorización alguna. 

Mikel Buil y Eduardo Santos, de Podemos, en el Parlamento de Navarra. ARCHIVO
Mikel Buil y Eduardo Santos, de Podemos, en el Parlamento de Navarra. ARCHIVO  

Podemos, partido que forma parte del Gobierno de Navarra, ha difundido este martes un bulo acusando a Navarra Suma, que ostenta la alcaldía en Pamplona, de haber desahuciado a una familia durante el estado de alarma, protestando asimismo contra una ilegalidad que, según se ha sabido, no ha sido tal.

El portavoz de la formación morada en el Parlamento de Navarra, Mikel Buil, había lanzado un comunicado a primera hora de la tarde denunciando un supuesto desahucio que se había cometido hacía pocos minutos en el Casco Antiguo de la capital navarra. "Es vergonzoso que la coalición Navarra Suma, quienes reiteradamente se autoerigen como máximos defensores de la legalidad, se hayan saltado el Real Decreto que prohíbe los desahucios durante seis meses en estos momentos de confinamiento", ha llegado a decir.

Acto seguido, los dos medios impresos en Navarra han amplificado el bulo sin contrastar la información en sus páginas web, aunque uno de ellos ha rectificado después la noticia tras verificarla. 

Sin embargo, el otro medio impreso de ideología ultraizquierdista radical abertzale que subsiste gracias al dinero de los ciudadanos navarros a través de ayudas públicas, ha seguido difundiendo en su web el bulo lanzado por Podemos, uno de los partidos que le ha entregado dinero público a dedo en los últimos años. 

En realidad, lo que ha ocurrido es que 14 personas ocuparon con nocturnidad y por la fuerza, sin ninguna autorización e infringiendo el confinamiento del estado de alarma, un edificio propiedad del Ayuntamiento de Pamplona. Lo hicieron en la noche entre el lunes y este martes.

Los vecinos llamaron entonces para avisar de lo sucedido a la Policía Municipal de Pamplona, cuyos agentes han acudido este martes por la tarde al inmueble, ubicado en el número 14 de la calle Mayor, para mediar con los okupas, que han desalojado el edificio de manera pacífica después de haber asaltado en hasta cuatro viviendas.

Todos ellos han regresado a los lugares de los que provenían, algunos de ellos, al albergue de Jesús y María, según ha indicado el consistorio pamplonés en una nota de prensa, en la que ha trasladado su indignación al portavoz de Podemos, Mikel Buil, por haber lanzado un bulo de semejante dimensión.

No es la primera vez que Mikel Buil lanza 'fake news' en sus notas de prensa, con información sin contrastar y llenas de falsedades y mentiras para colar bulos a los medios de comunicación. 

DIFERENCIA ENTRE DESAHUCIO Y DESALOJO

Como se recuerda, un desalojo se produce cuando alguien ocupa ilegalmente una propiedad ajena, es decir, que no existe ningún tipo de contrato ni de registro, como ha sido el caso ocurrido en Pamplona. En cambio, un desahucio se lleva a cabo cuando alguien vive mediante contrato de alquiler o contrato hipotecario en una propiedad inmobiliaria y no puede afrontar los pagos (o no quiere), por lo cual un juez ordena ese desahucio.

A pesar de las explicaciones aportadas por el Ayuntamiento de Pamplona, Buil y Podemos han continuado reiterando que lo sucedido había sido un desahucio. "Proceder a desalojar a una persona de su vivienda es un desahucio, aunque Navarra Suma quiera desdibujarlo utilizando otro concepto".

El otro concepto, en este caso, es la pura realidad y la legalidad imperante en nuestro sistema democrático, que tiene que afrontar bulos como este y ver cómo sus medios de comunicación afines les dan pábulo.

Para tratar de afianzar sus críticas, Buil ha afirmado que, según sus informaciones, los 14 okupas no habían accedido por la fuerza al edificio la noche anterior, sino que "llevaban en la vivienda cerca de un mes". "La semana pasada estuvieron hablando con la Policía Municipal sin que hubiese mayor inconveniente y se ha procedido al desahucio sin mostrar la orden escrita que tuviesen para ello, a pesar de que se lo han solicitado reiteradamente", ha añadido.

NUEVAS ACUSACIONES

Como se ha apuntado, al no haberse tratado de un desahucio, sino de un desalojo, los agentes no han tenido que mostrar ningún documento a los okupas que asaltaron el edificio durante la pasada noche.

Sin embargo, Buil, ante las evidencias de que lo que había ocurrido en realidad distaba mucho del bulo lanzado por Podemos, ha terminado acusando al Ayuntamiento de Pamplona de haber "desviado la responsabilidad a las personas desahuciadas". De nuevo, ha jugado con la terminología para victimizar a las 14 personas que habían ocupado ilegalmente un edificio de propiedad municipal.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Indignación en el Ayuntamiento de Pamplona por un bulo sobre el supuesto desahucio de una familia