• sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 21:42

 

 
 

TERRORISMO

Marlaska se escuda en que el Gobierno aplica la ley para acercar a presos etarras a Navarra

El diputado de UPN, Carlos García Adenero, ha denunciado que "dentro de un año" los terroristas se pasearán por las calles del País Vasco y Navarra "pisoteando las placas de los asesinados".

Los sindicatos ELA, LAB, Steilas, ESK, HIRU, EHNE y CGT se manifiestan desde la Delegación del Gobierno dentro de la iniciativa 'Izan bidea', para "dar solución a la situación de los presos". PABLO LASAOSA
Manifestación en Pamplona a favor del traslado de los presos etarras. PABLO LASAOSA

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha vuelto a defender este miércoles la aplicación de la ley penitenciaria en lo referente al acercamiento de presos de ETA una vez derrotada la banda terrorista, alegando que no hacer esto lo que haría sería fomentar el "interés partidista y olvidar lo que nos hace fuertes".

A preguntas de UPN en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Grande-Marlaska ha reprochado que se le critique cuando alegan desde el Ministerio del Interior que, de acuerdo a lo propuesto por las juntas de tratamiento de las cárceles, se aplica la ley en los traslados de etarras a cárceles más próximas al País Vasco y Navarra.

"¿Cuál es la consecuencia, no aplicar la ley?", se ha preguntado el titular del Interior, un día más censurado por la "indignidad" de los acercamientos sin colaboración con la Justicia, de los homenajes a ETA y de las declaraciones de EH Bildu cuestionando si el dolor causado por la banda terrorista fue justo o no, lo que el diputado de UPN Carlos García Adanero entiende que es una estrategia para reescribir el relato sobre el pasado terrorista, permitiendo futuras excarcelaciones.

"No aplicar la ley es el interés político, partidista, olvidándose realmente de las víctimas, de los valores que nos hacen fuertes como sociedad democrática; fuertes para vencer al terrorismo de ETA, fuertes para seguir trabajando con los principios constitucionales de todos aquellos que creemos en la democracia", ha sostenido Grande-Marlaska.

El ministro ha reiterado que los traslados se llevan a cabo previo análisis individualizado y siempre bajo supervisión en última instancia del juez de vigilancia penitenciaria. También ha recordado a UPN las palabras de antiguos dirigentes de esta formación como el expresidente navarro Miguel Sanz, que en los años 90 aludían a que el fin de ETA permitiría replantearse la política penitenciaria para favorecer la reinserción.

García Adanero ha pronosticado que, tras la cesión de las competencias de prisiones, "dentro de un año" los terroristas se pasearán por las calles del País Vasco y Navarra "pisoteando las placas de los asesinados". Además, ha afeado la "chulería" de Bildu, aludiendo a su petición para que los presos apoyen su estrategia y "participen en el futuro de la comunidad", sin que nadie del Gobierno les "afee" por ello.

"ES UNA HUMILLACIÓN CON LA QUE HAY QUE ACABAR"

Por su parte, Rubén Múgica, hijo del histórico dirigente socialista vasco asesinado por ETA Fernando Múgica, ha asegurado que los homenajes a los presos de la banda excarcelados son una "humillación" que "lacera" a las víctimas del terrorismo y con la que "hay que acabar".

Múgica se ha referido así, en declaraciones a EFE, al anuncio realizado ayer por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de que su departamento trabaja en la reforma de la Ley de protección integral a las víctimas del terrorismo para regular un régimen sancionador que permita terminar con los homenajes a etarras.

"Es algo con lo que había y hay que acabar, y esperamos que esto por fin concluya con esta práctica, que es un abuso y una desconsideración hacia las víctimas y hacia toda la sociedad", ha resumido el hijo de Fernando Múgica, de cuyo asesinato se cumplirán 25 años el próximo sábado.

"Respecto a la iniciativa de Marlaska -ha añadido- hay que decir que ya le ha costado, no ya a él o a su Ministerio sino al Estado, abordar algo que era, ha sido y es lacerante para las víctimas del terrorismo".

"Es una humillación insoportable -ha agregado- ver cómo en las ciudades y en los pueblos del País Vasco se enaltece y se recibe con honores a quienes han perpetrado delitos gravísimos como asesinatos terroristas".

"En ningún país del mundo se comprendería o toleraría que alguien condenado por violación, por tráfico de drogas, por pederastia, saliera de la cárcel y fuera recibido con honores en su localidad de origen por familias que además llevan a sus hijos pequeños como muestra de lo que es la indolencia de todo ese mundo hacia lo que ha sido el pesar y el sufrimiento de las víctimas del terrorismo", ha concluido Rubén Múgica. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Marlaska se escuda en que el Gobierno aplica la ley para acercar a presos etarras a Navarra