PREMIUM  POLÍTICA

Ollo desvela quién grabó tras el visillo del Palacio de Navarra a los miles de ciudadanos que defendieron la bandera foral

La consejera ha aprovechado su intervención para descalificar gravemente a las redes sociales, los medios de comunicación y a la oposición.

Comparecencia de la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo. IÑIGO ALZUGARAY
Comparecencia de la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo. IÑIGO ALZUGARAY  

La persona que grabó desde la ventana de uno de los despachos del departamento de Relaciones Ciudadanas e Institucionales fue el responsable de la Brigada de Protección de Autoridades y lo hizo, ha asegurado la consejera Ana Ollo, para salvaguardar la seguridad de tres expresidentes del Gobierno de Navarra presentes en esa manifestación, aunque también ha destacado que lo realizó por "iniciativa propia".

Son las explicaciones y las conclusiones extraídas de un informe que ha relatado la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, quien ha comparecido a petición propia para desvelar la 'identidad' de la persona que grababa desde uno de sus despachos después de que gran parte de la ciudadanía asistente a esa manifestación cuestionara el motivo de esa grabación desde la planta noble del Palacio de Navarra.

En este sentido, Ollo ha añadido que fue la consejera Beaumont, competente en el ámbito de la Seguridad, la que solicitó un informe para conocer por qué se había grabado.

De ese informe, ha continuado la consejera del Gobierno de Navarra, se desprende que ese día se organizó un servicio dedicado a reforzar la seguridad de tres expresidentes del Gobierno de Navarra.

Al parecer y según ha desvelado la consejera Ollo, Yolanda Barcina (UPN), Miguel Sanz (UPN) y Jaime Ignacio del Burgo (UCD) solicitaron la presencia de un policía para cada uno con el fin de garantizar su seguridad, excepto uno de ellos que requirió la presencia de otro más.

Con el fin de comprobar que todo se desarrollaba de “forma correcta y poder desarrollar cualquier actuación”, el responsable de la seguridad de los expresidentes decidió, ha leído Ollo del informe técnico, acceder “al primer despacho que podría dar acceso a la manifestación, sin conocer a quién pertenecía”.

Fue allí donde corrió la cortina y al grabar se activó el flash de la cámara del móvil lo que provocó que la multitud se diera cuenta de que estaban siendo grabados por alguien.

De esta manera, la consejera Ollo ha sostenido que la grabación fue una decisión adoptada “de forma profesional y técnica”, aunque nadie se la ordenó.

Un hecho que ha sido “respaldado” por el Gobierno de Barkos, quien además ha añadido que el responsable de la seguridad se encuentra “muy molesto” por esta situación. De igual forma, la consejera ha apuntado a que el informe adjunta los dos vídeos y varias fotografías que "no han sido compartidos ni han sido usados para otros fines".

"Este gobierno no espía", ha sentenciado la consejera Ollo, que además ha llamado "chascarrillo" a este asunto que ha copado la agenda política.

Además, ha criticado duramente "el uso perverso de las redes sociales", ha cargado contra los medios de comunicación que no aplauden las decisiones del Gobierno al que pertenece y ha descalificado gravemente a los partidos de la oposición. "Son bulos que no deberían haber pasado de la taberna", ha sentenciado.

Del mismo modo, la consejera ha reconocido tener el informe técnico desde el pasado 5 de junio y no haber contestado a diferentes preguntas que desde entonces se han formulado sobre esta cuestión.

UNA CAMPAÑA DE "ACOSO" CONTRA LA OPOSICIÓN

Tras la exposición de la consejera, el regionalista Iñaki Iriarte ha lamentado la "demonización y la campaña de acoso" a la manifestación, a cuyos convocantes y asistentes se les llamó "ultras y extremistas", un contexto en el que tuvo lugar la grabación de los manifestantes, "un hecho que causó inquietud".

"Si durante el Gobierno de Barcina una manifestación es filmada desde el Palacio de Navarra, ¿no les causaría inquietud?", ha preguntado, para remarcar que UPN decidió retirar la petición de comparecencia "precisamente porque no practicamos filibusterismo y no queremos desprestigiar, una vez tuvimos constancia de que la persona lo hizo de motu proprio".

En representación de Geroa Bai, Patxi Leuza ha señalado que los regionalistas "han hecho el ridículo" con este tema y les ha reprochado que "están acostumbrados a decir barbaridades contra este Gobierno". "Gracias consejera por descifrarnos el misterio, aunque no he dejado de sentir decepción al saber que no era el espíritu del fantasma", ha señalado.

Por parte de EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha considerado "ridículo" que UPN pidiera la comparecencia de Ollo por este tema y ha asegurado que "el Gobierno no vigila y no espía a la gente". En su opinión, UPN, "tal vez tras un empacho de chistorra, hizo el ridículo".

Desde Podemos, Rubén Velasco ha afirmado que, tras las explicaciones de la consejera, se ha evidenciado que "se trataba de una iniciativa a motu proprio de un Policía Foral que trataba hacer bien su trabajo y tener los máximos elementos de juicio para valorar la seguridad de las personas vip que estaban bajo su protección".

Por su parte, la socialista Inma Jurío ha considerado que con "la multitud de gente" que había en la manifestación, ésta "era digna de ser observada por cualquiera que se hallase en cualquier ventana" y ha manifestado que a su partido no le suscita "ningún problema quién estuviera allá". Además, ha reprochado a la consejera que "no es quién para cuestionar por qué ha pedido un parlamentario su comparecencia".

Por parte del PPN, Ana Beltrán ha opinado que "quien ha hecho el ridículo ha sido la consejera Ollo", que "no está preparada para el cargo", y ha señalado que en este tema lo "importante" es que el Gobierno foral y el cuatripartito "estaban verdaderamente impactados por el hecho de que entre 25.000 y 30.000 personas salieran a la calle para decir que estaban haciendo mucho daño a la comunidad", que es "lo que les molestó".

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha agradecido a Ollo sus explicaciones, con las que "ha quedado claro que el responsable actuó a propia iniciativa y decidió cómo proteger a determinadas personalidades del ámbito político". "No veo que haya nada que achacar al departamento que dirige Ollo, sino todo lo contrario", ha sostenido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ollo desvela quién grabó tras el visillo del Palacio de Navarra a los miles de ciudadanos que defendieron la bandera foral