• lunes, 10 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:04

 

 
 

POLÍTICA

El Gobierno de Navarra se salta a la torera las decisiones del Tribunal Constitucional

Ana Ollo reconoce que comenzarán a elaborar el listado de víctimas de violencia de grupos de extrema derecha pese a estar suspendida.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, brinda con el vicepresidente económico del Ejecutivo foral, Manu Ayerdi (i), en presencia de Ana Ollo (2i), consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, José Luis Mendoza (d), consejero de Educación y Ana Herrera (2d) de Cultura, Deporte y Juventud, durante la celebración hoy del tradicional brindis navideño con los medios de comunicación. EFE/Jesús Diges
Ayerdi, Ollo, Barkos, Herrera y Mendoza, brindan por el nuevo año recientemente. EFE/Jesús Diges

El recurso presentado por el Gobierno central el pasado 29 de diciembre contra la Ley de Víctimas de violencia de grupos de extrema derecha y funcionarios públicos basaba su presunta inconstitucionalidad en que dicha ley asignaba a un grupo de trabajo la decisión de decidir quiénes eran víctimas y quiénes no, es decir, se adjudicaba su papel de jueces. En todos los demás aspectos de la ley no ponía ni un “pero”.

Y es justamente en ese aspecto en el que ya ha empezado a trabajar el Gobierno de Navarra a pesar de que al ser admitido a trámite el pasado 19 de enero, la ley quedó suspendida.

Según ha reconocido la portavoz del Gobierno y consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, “en el área de paz y convivencia vamos a empezar a trabajar en informes técnicos que nos den un mapa de las víctimas de todas las violencias”. Es decir, justamente en el punto que está recurrido por su presunta inconstitucionalidad.

Además de comenzar los trabajos, el Gobierno de Navarra ha decidido personarse en la causa y solicita el levantamiento de la suspensión de la vigencia y aplicación de la ley recurrida.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno de Navarra se salta a la torera las decisiones del Tribunal Constitucional