SALUD

Se valora imponer el toque de queda en Navarra: el Gobierno, abierto a "cualquier" medida contra el virus

Ministerio de Sanidad y autonomías valorarán entre otras medidas la imposición del toque de queda.

Las calles de Pamplona, tras el aumento en las restricciones del estado de alarma por el avance del coronavirus. MIGUEL OSÉS
Las calles de Pamplona, tras el aumento en las restricciones del estado de alarma por el avance del coronavirus. MIGUEL OSÉS

El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha manifestado este miércoles que la medida de implantar el toque de queda "estuvo sobre la mesa" cuando se analizaron diferentes medidas para contener los contagios de Covid-19 en la Comunidad foral, pero ha manifestado que "se concretó por los servicios jurídicos que no era competencia propia de Navarra".

En la rueda de prensa tras la sesión del Ejecutivo, Remírez ha comentado que el Gobierno ha actuado "al máximo" dentro del ámbito competencia de la Comunidad foral. "Debe ser una postura reflexionada y acordada con el conjunto de CCAA y el Ministerio de Sanidad en el Consejo de Salud que tendrá lugar mañana", ha agregado.

El vicepresidente navarro ha señalado que para el Gobierno "cualquier instrumento o herramienta que sirva para luchar contra el virus y la pandemia la consideramos positiva".

GOBIERNO Y AUTONOMÍAS LO ESTUDIARÁN

De hecho, Ministerio de Sanidad y las comunidades abordarán este jueves la actualización del plan de respuesta temprana frente al coronavirus para tratar de frenar esta segunda ola en un encuentro en el que pondrán sobre la mesa el debate de la posibilidad de aplicar un toque de queda.

Medida que, como ya avanzó el martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, requeriría de la declaración del estado de alarma, que podría "adoptarse en una parte del territorio o en todo", aunque "no hay tomada ninguna decisión" por el momento sobre su implantación ni sobre la franja horaria en la que se aplicaría.

El estado de alarma es uno de los escenarios que ya contemplaba el plan de respuesta temprana frente al coronavirus consensuado entre el Gobierno y las comunidades el pasado mes de julio para atajar los brotes que progresivamente se iban desatando por todo el país.

Se trataba del último de tres, diseñado para cuando ni las medidas autonómicas ni las actuaciones coordinadas del Ministerio tuvieran sus efectos para contener la propagación del virus.

La actualización del plan lleva días sometiéndose a revisión y su versión final podría quedar definitivamente aprobada mañana en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud si pasa antes el filtro de la Comisión Pública de Salud, convocada a las 12 horas, han informado a Efe fuentes de este departamento.

En un borrador inicial de la actualización del plan conocido la semana pasada, el Ministerio proponía un sistema de indicadores y alertas para regular unas respuestas mínimas comunes de restricciones en todo el territorio ante la expansión de la covid.

La idea era establecer un cuatro niveles de alerta para determinar "unas actuaciones mínimas, proporcionales" al nivel de riesgo de transmisión del coronavirus y que garanticen una coordinación suficiente entre las comunidades autónomas.

No obstante, como ya advirtió el lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, era un borrador sobre el que se iba a trabajar hasta el último minuto, por lo que iba a sufrir muchas modificaciones.

De hecho, a día de hoy se está trabajando en él para añadir las distintas aportaciones que han hecho las autonomías al esqueleto preparado por Sanidad; el documento final que les presente mañana contará con alrededor de unos 8 indicadores principales y otros 15 complementarios para actuar en función del riesgo.

El toque de queda podría ser una de esas medidas que se debatirán este jueves, según han adelantado varios representantes autonómicos.

La precursora en plantear esta figura, decretada en la actualidad por ejemplo en ciudades como París y ocho áreas metropolitanas, fue la Comunidad de Madrid; su propuesta es que pueda prolongarse desde la medianoche y las seis de la mañana para perjudicar lo menos posible a bares y restaurantes y evitar botellones y fiestas en viviendas.

De hecho, la Consejería de Sanidad madrileña presentará el viernes una orden, que entrará en vigor el sábado, con posibles cierres de actividad por horas para reducir los contagios de coronavirus, especialmente entre los jóvenes. Así lo ha indicado la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en una comparecencia conjunta con el vicepresidente, Ignacio Aguado, en la que ambos han eludido utilizar la expresión "toque de queda".

LAS MEDIDAS "ERAN NECESARIAS"

Javier Remírez ha señalado que el paquete de medidas adoptado por el Gobierno y que entra en vigor esta próxima medianoche es "duro" y "contundente". Se publica, mediante Orden Foral, en el Boletín Oficial de Navarra este mismo miércoles.

La consejera de Salud, Santos Induráin, por su parte, ha incidido en que "Navarra tiene que compararse consigo misma y tomar todas las medidas en su mano y todo en este difícil equilibrio entre salud y economía, entre actividad social y contención del virus". Ha señalado que es una razón sanitaria la que obliga al Gobierno a adoptar estas medidas con el objetivo de "frenar la expansión del virus" y también el momento actual para "dar un frenazo brusco, una vuelta de tuerca aquí y ahora".

Según ha dicho, "esta incidencia tan alta que estamos viviendo se trasladará en una presión de sistema sanitaria y no pueden subir los casos porque los niveles actuales pueden tener efectos en la atención no covid". "Era necesario volver a actuar con contundencia para no arrepentirnos más tarde", ha sentenciado.

Ha explicado Induráin que el cierre perimetral de Navarra se adopta también "por responsabilidad respecto a otras CCAA" y para "revisar de puertas para adentro el elenco de restricciones, aplicando una filosofía de esfuerzo colectivo general". Ha llamado así a ser "eficaces entre todos" para poder levantar este cierre y la suspensión "prácticamente de cualquier actividad a partir de las 21 horas".

"Es un paquete de medidas muy contundente, con un gran sacrificio, y esperemos que dé frutos de manera rápida y nos permita encarar el invierno de manera sostenible", ha señalado la consejera.

Sobre si el cierre afecta a la salida hacia Francia, el vicepresidente ha comentado que "la competencia de Navarra se circunscribe a ámbito nacional" por lo que no puede cerrar la salida a Francia. De esta forma, los navarros podrían valorar la salida a Francia, "se puede dar".

Remírez ha añadido que desde el Gobierno foral se ha trabajado este escenario de pandemia con el "máximo rigor jurídico" desde el inicio, por lo que ha manifestado que "no creemos que habrá problema en la aplicación práctica de la Orden Foral y si se produjera haremos lo que podamos con nuestros instrumentos".

Ha explicado que las decisiones adoptadas son "compartidas" con el Ministerio y "no podemos hablar de exigencia sino de puntos de encuentro". Ha dicho que hay una "alineación adecuada" entre la visión de la situación por parte de los representantes de ambas administraciones.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Se valora imponer el toque de queda en Navarra: el Gobierno, abierto a "cualquier" medida contra el virus