PREMIUM  POLÍTICA

Navarra revisará la ley foral que obliga a pagar al ciudadano y no al banco el impuesto hipotecario

Por su parte, el Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado cambios para que los bancos sean quienes finalmente paguen este impuesto en las hipotecas.

VIviendas en construcción en Navarra. EUROPA PRESS
VIviendas en construcción en Navarra. EUROPA PRESS  

El Gobierno foral ha anunciado este miércoles su intención de "revisar" la legislación navarra para "reconsiderar" la actual norma que atribuye al comprador y no al banco el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados cuando se formaliza una hipoteca.

Así lo ha avanzado tras la sesión semanal del Gobierno su portavoz, María Solana, quien no ha aclarado si la "revisión" iría en la línea de que sea el banco quien asuma en su totalidad este coste o habría otra solución alternativa a que, como ahora ocurre, sea el ciudadano hipotecado quien lo haga.

En cualquier caso, tras analizar la situación creada por la sentencia del Tribunal Supremo en torno a las hipotecas, Solana ha sido contundente al señalar que comparten "la sorpresa y el malestar generalizados que se han creado en el seno de la sociedad" por lo ocurrido con los varios pronunciamientos judiciales contrarios entre ellos.

Ha señalado que en la actualidad en Navarra la Ley foral del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados determina "de manera clara que el sujeto pasivo es el prestatario, es decir, el cliente, quien debe pagar el impuesto", ha reconocido.

Sin embargo, ha advertido de que "la sensibilidad social nos obliga a reconsiderar quién debe ser el sujeto pasivo del impuesto, y consideramos de justicia hacer una revisión de cara a modificar Ley foral".

Por ello, "este Gobierno ha adquirido hoy el compromiso para aprobar, o cuando menos proponer un Proyecto de Ley foral para, con el más amplio apoyo posible, poder aprobarlo en el Parlamento de Navarra", si bien no ha definido en qué sentido podría ir la modificación, aunque sí que su objetivo sea que "no sea el prestatario el que sostenga esa carga".

SÁNCHEZ ANUNCIA CAMBIOS PARA QUE LOS BANCOS PAGUEN EL IMPUESTO

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que el Ejecutivo aprobará este jueves una reforma del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados para que los bancos sean quienes finalmente paguen este impuesto en las hipotecas.

En una comparecencia en el Palacio de la Moncloa, Sánchez hacía este anuncio tan sólo unas horas después de que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo fallara que son los clientes quienes tienen que asumir el pago del impuesto sobre hipotecas, corrigiendo de esta forma a la sección del alto tribunal que innovó la doctrina a mediados de octubre y decidió volver a la jurisprudencia anterior, favorable a las entidades bancarias.

La decisión se tomó tras dos jornadas de deliberaciones sin que se superara la fractura existente en la Sala. El fallo salió por 15 votos frente a 13.

Ante las críticas que este nuevo cambio del Supremo ha suscitado entre la práctica totalidad de los partidos políticos y las asociaciones de consumidores, el Gobierno ha decidido introducir cambios normativos para que a partir de ahora sean los bancos quienes paguen este impuesto.

De hecho, el propio presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, pedía este mismo miércoles al Gobierno que acometiera una reforma de la legislación hipotecaria para "clarificar" quién debe pagar el impuesto sobre las hipotecas, ya que en su opinión, "se producen problemas de interpretación cuando las leyes no son claras".

"Creo que ahora mismo, las Cortes Generales tienen una magnífica oportunidad, porque hay proyectos de ley en trámite, para clarificar de forma definitiva quién tiene que ser el sujeto pasivo en los contratos de préstamos con garantía hipotecaria", ha señalado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra revisará la ley foral que obliga a pagar al ciudadano y no al banco el impuesto hipotecario