POLÍTICA

El Gobierno foral crea un protocolo para explotaciones agrícolas y ganaderas frente al COVID-19

El Ejecutivo indica que representan "uno de los servicios esenciales, el del suministro alimentario a toda la población".

Abonado de un campo por parte de agricultores. CEDIDA
Abonado de un campo por parte de agricultores. CEDIDA  

El departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra ha elaborado un protocolo de actuación frente al coronavirus para explotaciones agrícolas, ganaderas e industrias alimentarias. Se trata de un documento abierto al que se irán incorporando nuevas recomendaciones o instrucciones, en función de la evolución del coronavirus.

El protocolo ha sido presentado este sábado por la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, que ha querido hacer un reconocimiento a los agricultores, ganaderos y todos los profesionales que participan en la cadena alimentaria, que representan "uno de los servicios esenciales, como es el suministro alimentario a toda la población".

Gómez ha indicado que "el suministro de alimentos a la población es una actividad esencial que debe garantizarse, especialmente en un estado de emergencia sanitaria como el que vivimos, por lo que procede facilitar a las personas, explotaciones y empresas que operan en el sector primario una serie de pautas y recomendaciones al respecto".

"En esta situación de emergencia, el suministro alimentario a toda la población es uno de los servicios esenciales, uno de los pilares básicos de funcionamiento, y esta crisis nos vuelve a recordar la importancia de contar con personal profesional que trabaje la tierra, la crianza de animales y la elaboración de alimentos en nuestro territorio", ha subrayado.

Este protocolo se ha elaborado junto con el departamento de Desarrollo Económico y Empresarial y con el visto bueno del departamento de Salud, ha dicho la consejera, que ha explicado a su vez los objetivos de este protocolo, que se centran en "implantar medidas para garantizar la salud de las personas, controlar la propagación del virus y acompañar a las medidas sociales que las autoridades recomienden o establezcan".

Gómez ha destacado que "es especialmente esencial" la continuidad de la actividad y suministro de alimentos a la población, "para proporcionar un servicio básico y fundamental, así como para impulsar la resiliencia necesaria para el retorno a la normalidad lo antes posible y evitar un grave impacto económico".

CONTROL DE ACCESOS

Para ello, el documento proporciona una serie de pautas en aspectos como el control de accesos a las explotaciones y empresas, la higiene personal de los trabajadores, los procedimientos de limpieza y desinfección de materiales e instalaciones, o las medidas de organización interna de las propias entidades.

Además, la consejera ha destacado que el protocolo "es un documento abierto, al que se irán incorporando las medidas y recomendaciones necesarias", ya que su contenido está abierto a las sugerencias y aportaciones de los agentes del sector, en función de las diferentes situaciones que se vayan planteando en el transcurso de esta crisis.

La consejera ha informado también de la circular que ha emitido el departamento sobre el movimiento de las personas y el transporte en lo relativo al abastecimiento alimentario.

La circular recoge las medidas que deben tenerse en cuenta según el Real Decreto que declara el estado de alarma. Detalla, asimismo, el procedimiento para que los operadores del sector puedan obtener la información justificativa de su actividad, específicamente la obtención de la ficha oficial de registro, tanto de explotaciones agrarias como de operadores de venta directa en la explotación. Ambos documentos, protocolo y circular, han sido ya puestos en conocimiento de las organizaciones y cooperativas del sector.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno foral crea un protocolo para explotaciones agrícolas y ganaderas frente al COVID-19