• martes, 30 de noviembre de 2021
  • Actualizado 13:10

 

 
 

MEDIO AMBIENTE

El Gobierno modificará las condiciones de la autorización de la macrogranja de Caparroso

La consejera Gómez anuncia que intentará controlar los tamaños de las granjas "con la modificación de la ley de sanidad animal".

Fiesta en la granja de Lacturale. PABLO LASAOSA 02
Granja. PABLO LASAOSA

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Itziar Gómez, ha anunciado este martes que el Ejecutivo ha iniciado de oficio el procedimiento para modificar las condiciones de la autorización ambiental integrada concedida a la macrogranja de Caparroso.

Itziar Gómez, que ha comparecido en el Parlamento a petición de EH Bildu, ha explicado que el objetivo de su departamento con esta iniciativa es "superar" la autorización actual fechada en 2015 para que "se adecue a todos los aspectos medioambientales que puedan preocupar hoy en día".

La consejera ha afirmado que, "dada la antigüedad de la documentación técnica" y "el tiempo transcurrido" desde 2015, el servicio de Economía Circular y Cambio Climático del departamento "considera que es necesario revisar determinadas condiciones establecidas en la autorización ambiental con el fin de adaptar las actividades desarrolladas a las mejores técnicas disponibles en la actualidad, que en estos años han variado de manera importante".

Gómez ha explicado que "fundamentalmente, se pretende revisar la gestión de las aguas residuales y de los estiércoles en la explotación de ganado vacuno, el régimen de funcionamiento de los digestores y la instalación de producción de electricidad a partir del biogás producido en la planta de biometanización, o las características del digestato obtenido en dicha planta".

La consejera ha justificado que "se considera que en este caso concurren las circunstancias previstas en reglamento de la ley foral de intervención para lo protección ambiental y procede llevar a cabo la modificación de oficio de las condiciones establecidas en la autorización ambiental integrada".

Itziar Gómez ha recordado que en junio de 2020 una sentencia del TSJN anuló la limitación del tamaño de las explotaciones ganaderas en el sector bovino y anuló también la limitación de ampliación de las explotaciones existentes de bovino. Otra sentencia de diciembre de 2020 obligó al Gobierno a conceder la ampliación de la macrogranja, concesión a la que procedió el Ejecutivo el pasado mes de marzo.

En este contexto, además de la revisión de oficio de la autorización ambiental, la consejera ha explicado que el Gobierno está actuando en tres vías. En primer lugar, ha señalado que el departamento ha iniciado el proceso de elaboración de un proyecto para modificar la ley de sanidad animal del año 2000 con el fin de limitar el tamaño de las explotaciones y las distancias mínimas. El proyecto llegará al Parlamento foral "en los próximos meses".

En segundo lugar, el departamento continuará con las inspecciones y las sanciones "de toda conducta que pueda generar alteraciones en el medio ambiente". "Recientemente hemos iniciado actuaciones para elevar al juzgado las afecciones medioambientales por la incorrecta aplicación del digestato de la vaquería", ha afirmado la consejera.

En tercer lugar, ha señalado que en la resolución por la que se concedió la ampliación de la macrogranja se incluyeron "tres exigencias que son parte de un condicionado realmente exigente". "Se deberá utilizar un sistema de GPS autoguiado en el equipo de reparto del digestato líquido; se instalará un caudalímetro en el equipo de reparto del digestato líquido; y el titular deberá llevar un registro de la aplicación de estiércoles y digestatos", ha señalado.

Itziar Gómez ha destacado el "esfuerzo" que está realizando Navarra para tratar de controlar el tamaño de las granjas. "En este momento no hay ninguna regulación estatal ni ninguna directiva europea que regule la litación del tamaño de las vaquerías. Pese a ello, en Navarra hemos iniciado esta lucha y tras el varapalo judicial lo vamos a volver a intentar con la modificación de la ley de sanidad animal. Defendemos que la limitación del tamaño de estas explotaciones es posible en conexión con el principio de libertad de empresa, dado que las limitaciones a la libertad de empresa deben estar basadas en razones imperiosas de interés general, entre otras, la protección del medio ambiente y la sanidad animal", ha afirmado.

DASD

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha compartido las vías de trabajo del Gobierno de Navarra en esta materia y ha valorado que se inicie de oficio una modificación de la autorización ambiental. "Ha llegado la hora de limitar lo máximo posible las cabezas de ganado y, sin tener ánimo de desobediencia de ninguna sentencia judicial, hay elementos e instrumentos jurídicos que permitirían al departamento limitar que se consolide, por encima de la voluntad de este Parlamento y por encima de las decisiones que se hayan adoptado, una instalación en Navarra de 7.200 cabezas de ganado", ha dicho.

Por parte de Navarra Suma, Miguel Bujanda ha afirmado que le resultó "extraño" que el Gobierno foral no recurriera la decisión del TSJN, pese a que tenía posibilidad de hacerlo. "No se puede cargar la responsabilidad en una resolución judicial, manifestarse en contra, pero luego no utilizar el cauce legal establecido", ha dicho. Por otro lado, se ha preguntado si "el tamaño es la única variable como bienestar animal". "Si no es la única variable, no hay que cargar todas las tintas en el tamaño", ha planteado.

El portavoz del PSN, Javier Lecumberri, ha señalado que la posición general de su partido es de "un modelo de explotación familiar que da cohesión al territorio, que nos lleva a una diferenciación en Navarra por la calidad más que por la cantidad" y ha afirmado que "lo importante es regular bien regulado el tamaño, no solo desde el punto de vista puramente numérico, sino de las condiciones que tiene que cumplir para garantizar que el trabajo que se realiza no sea lesivo para el entorno".

El portavoz de Geroa Bai, Pablo Azcona, ha defendido el decreto foral aprobado la pasada legislatura para poner limites a la explotaciones ganaderas y ha valorado el trabajo que está emprendiendo el departamento, por ejemplo con la modificación de la autorización ambiental a la granja de Caparroso o los cambios legislativos que está impulsando. "Es el camino en el que vamos a acompañar al Gobierno para dar respuesta a los objetivos políticos que se marcaron desde la legislatura pasada", ha indicado.

La portavoz de Podemos, Ainhoa Aznárez, ha afirmado que "es evidente que estamos ante una macrovaquería con fuerte impacto socioeconómico, medioambiental y en el bienestar animal" y ha planteado que hay que "ser exquisitos y exigentes con los condicionantes y con las inspecciones, y con las sanciones cuando se pueda dañar el medio ambiente". "Nuestra máxima es seguir regulando el tamaño máximo de explotaciones y la distancia mínima", ha asegurado.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha señalado que pese a "los intentos que se han hecho desde hace años, en particular la legislatura pasada, nos encontramos con la posibilidad de tener esa macrogranja en Caparroso con un número de cabezas que va a suponer la mayor granja de Europa". Ha afirmado que esto tendría "consecuencias negativas medioambientales para el entorno cercano, para el bienestar animal y para las explotaciones familiares". De Simón se ha mostrado de acuerdo con las iniciativas anunciadas por la consejera, pero ha afirmado que "si nos tenemos que tragar esta instalación tenemos un problema muy importante".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno modificará las condiciones de la autorización de la macrogranja de Caparroso