SOCIEDAD

"Adecuadas dentro de la salud pública": Remírez defiende que se permitiesen las concentraciones abertzales

El vicepresidente Remírez rechaza los ataques vividos en las manifestaciones pero defiende a la Delegación del Gobierno.

El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez Apesteguía. Europa Press.
El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez Apesteguía. Europa Press.

El vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha mostrado este miércoles el "rechazo más profundo" del Ejecutivo foral a "las acciones ocurridas en los últimos días especialmente en País Vasco y Navarra y que han violentado algunos bienes públicos, así como los ataques que han sufrido algunas organizaciones sociales y políticas y algunas personas", en el marco de las manifestaciones convocadas en apoyo al etarra Patxi Ruiz.

Unas concentraciones que se han celebrado los últimos días en Pamplona provocando varios altercados y que han sido permitidas por la delegación del Gobierno, entidad que como el Ejecutivo foral está bajo el PSN.

El Gobierno navarro ha manifestado su "solidaridad" con las personas y organizaciones que han sufrido dichos ataques y ha señalado que "estamos convencidos de que la inmensa mayoría de la sociedad navarra camina por la senda de la paz, la libertad y la convivencia".

Según ha indicado Remírez, "estos episodios recuerdan a un pasado que todos queremos superar y sin duda son de carácter minoritario". "Por supuesto las fuerzas de seguridad, entre ellas la Policía Foral, tienen indicaciones concretas para hacer la investigación correspondiente para detectar a los autores de estas situaciones", ha expuesto.

Sobre las palabras del dirigente del PP Pablo Casado criticando que el Gobierno central ponga "alfombra roja a los aquelarres a favor de etarras en Navarra", Remírez ha señalado que "demuestra, como es habitual en él, poco conocimiento de la realidad social y convivencia en Navarra". "La inmensa mayoría de la sociedad convivimos, vive en paz y en libertad", ha dicho, para añadir que "creo que sería bueno que Casado y otros dirigentes del PP dejen a Navarra en paz en su trifulca partidista, que nada más añade al bien común".

El vicepresidente navarro se ha remitido a lo dicho por el delegado del Gobierno diciendo que "España es una democracia, en la que existen unos derechos fundamentales recogidos en la Constitución, entre ellos la libertad de expresión, y por tanto esa libertad de expresión no puede ser limitada si no es por intereses mayores, en este caso de salud pública".

"La Delegación del Gobierno actuó en su momento permitiendo unas concentraciones que se consideraban adecuadas dentro del ámbito de salud pública y otras no se han autorizado y cuando no se han autorizado se ha intervenido", ha explicado, para agregar que "se interviene con proporcionalidad".

Remírez ha incidido en que "cuando hay incumplimiento de una resolución de convocatoria de manifestación, la solución no es directamente disolver o crear un conflicto mayor, sino que se hace una ponderación de criterios técnicos, policiales". "Creemos que se ha actuado de forma equilibrada y proporcionada, como actuaron otros delegados del gobierno del PP cuando se permitieron manifestaciones de la misma índole y otras no", ha expuesto, para añadir que "nadie acusó a la delegada del PP de poner una alfombra roja, hay que ser mucho más prudente".

"Si el señor Casado viniese más por aquí comprendería más la realidad navarra y no haría esas declaraciones o las haría de acuerdo a la irresponsabilidad que suele tener en esta cuestión", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Adecuadas dentro de la salud pública": Remírez defiende que se permitiesen las concentraciones abertzales