PREMIUM  POLÍTICA

Beaumont ignora las quejas del resto del cuatripartito y remite al Parlamento la tramitación de su ley de Policías

El Ejecutivo opta por el modelo de exclusividad del plan, que contempla un cuerpo policial de 2.000 agentes. 

Arriba, la concentración convocada por los sindicatos de Policía Foral y, abajo, la consejera Beaumont en el Parlamento tras acc
Arriba, la concentración convocada por los sindicatos de Policía Foral y, abajo, la consejera Beaumont en el Parlamento tras acc  

El Gobierno de Navarra ha adoptado en su sesión de este miércoles un acuerdo por el que se ha dado luz verde, consideración el Plan Director de la Policía Foral 2017-2021 y se remite al Parlamento de Navarra, para su posterior tramitación.

Asimismo, el Ejecutivo foral se ha pronunciado por el escenario C o modelo de exclusividad, que contempla un cuerpo policial con unos 2.000 agentes. "Así ha sido la demanda ciudadana en el proceso de participación y así lo quiere el Ejecutivo foral", ha dicho.

Esto supondrá, ha dicho la consejera de Interior, María José Beaumont, que se deberá desarrollar al máximo el traspaso de competencias al cuerpo autonómico, con las de tráfico y medio ambiente en primer lugar, para 2018, y las de orden público al final del proceso, en 2011.

Beaumont ha reconocido sin embargo que este Plan Director "no se podrá poner en marcha sin una nueva ley foral de Policías", bien la planteada por el Gobierno u otra, pero con la de 2015, vigente ahora, "no se podría ejecutar" por su falta de flexibilidad para que la jefatura pueda organizar el trabajo de determinada unidades.

De esta forma, el gobierno de Barkos sigue adelante para la posterior tramitación de la ley y envía el texto al pleno del Parlamento. Tal y como se ha conocido estos últimos días, los socios del cuatripartito se han ido desligando de la ley de Beaumont, que ya sólo defienden los partidos de Geroa Bai y Bildu. 

Podemos se desmarcó este mismo lunes de la ley de la consejera de Interior, creando una brecha interna dentro del cuatripartito que gobierna la Comunidad foral. De esta forma, la formación morada dijo que presentaría una enmienda a la totalidad al proyecto de ley. En la misma línea, adelantó que esperaría registrarla con Izquierda-Ezkerra. 

En este sentido y durante la rueda de prensa ofrecida por la propia consejera de Interior esta mañana de miércoles, Beaumont ha dicho que sabe que "se presentarán enmiendas a su ley", hecho que no ha impedido al gobierno trasladar la proposición al pleno parlamentario. "Es público y notorio que va a haber varias enmiendas a la totalidad a la ley, pero en el Parlamento va a tardar en celebrarse el pleno en el que se debata y en el Gobierno seguimos confiando en que entre la racionalidad y consecuentemente no se devuelva el proyecto al Gobierno", ha aseverado.

Ha advertido por ello que es "una contradicción" que haya grupos parlamentarios que apoyan el modelo de "exclusividad" de la Policía Foral en Navarra y al mismo tiempo anuncien una enmienda a la totalidad del proyecto de ley de Policías elaborado pro el Ejecutivo, por lo que ha apelado a la "racionalidad" para que el texto no sea rechazado.

Beaumont ha explicado que el Plan Director "no se podrá poner en marcha ni ejecutar sin una nueva ley de Policías, que puede ser la que el Gobierno ha aprobado con enmiendas si no se devuelve u otra". "Lo que está claro que con la ley de 2015 no se podría ejecutar el Plan Director", ha dicho.

La consejera ha precisado que la ley de 2015 "plantea un escenario muy riguroso en materia de jornadas y retribuciones que hace que no se tenga flexibilidad para que la Jefatura de Policía Foral pueda organizar las unidades".

Además, ha explicado que a los policías forales que superan las pruebas físicas se les compensa en tiempo (126 horas) o en dinero (10% del sueldo base) y con la nueva ley se pretende suprimir la opción de compensar en tiempo y subir la compensación en dinero al 17 por ciento.

EN EL PLAN

Los primeros apartados del Plan exponen el marco conceptual utilizado para el diagnóstico de su situación interna y externa, que incluye la identificación de datos clave sobre gestión de la organización, el análisis de los datos aportados por los empleados, el estudio de la información obtenida de los grupos de interés y el análisis de la opinión manifestada por la ciudadanía.

El Plan incluye cuatro grandes líneas estratégicas divididas en 31 objetivos estratégicos y 80 objetivos operativos de carácter finalista e instrumental, y sus correspondientes acciones: "compromiso y cohesión interna del personal para la organización interna del personal para la vertebración de la organización de la Policía Foral", "implantar un modelo organizativo innovador y flexible orientado hacia una gestión eficiente", "desarrollo de un sistema de seguridad próximo y proactivo sustentado en la inteligencia" y "asunción en exclusividad y de forma progresiva de las competencias de seguridad pública".

La implementación de este Plan supondrá la articulación de al menos 11 equipos de trabajo y la realización de un mínimo de 19 estudios necesarios, con lo que, ha dicho el Gobierno, se continuará profundizando en el conocimiento que ha resultado del diagnóstico realizado en 2016. Estos estudios están identificados con el ámbito de la prestación del trabajo, como puestos de trabajo, acceso, permanencia, perfiles formativos, movilidad funcional, evaluación de riesgos físicos y psicosociales, de la formación, o criterios de movilización.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Beaumont ignora las quejas del resto del cuatripartito y remite al Parlamento la tramitación de su ley de Policías