POLÍTICA

Barkos y Domínguez, dispuestos a pagar 700.000 euros extra al año por revertir las cocinas de hospitales

El consejero de Salud da la razón a UPN respecto a que la externalización de las cocinas hospitalarias resultaba más barata.

Fernando Domínguez, consejero de Salud. IÑIGO ALZUGARAY
Fernando Domínguez, consejero de Salud. IÑIGO ALZUGARAY  

El consejero de Salud, Fernando Domínguez lo ha dejado bien claro desde el primer momento, para justificarse, “es un punto del Acuerdo Programático”. El Gobierno de Navarra propondrá a la próxima mesa sectorial la regresión parcial de la externalización del servicio de cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra.

Para ello está dispuesto a pagar un sobrecoste de 700.000 euros anuales para “que personal del Complejo Hospitalario de Navarra se pueda encargar del aprovisionamiento y elaboración de las comidas”. Y que una empresa externa se encargue de las labores auxiliares de emplatado, distribución y limpieza”. Esta parte externalizada volvería a salir a concurso dado que el contrato con Mediterránea de Catering finaliza el próximo mes de septiembre. Según los cálculos del consejero, esta medida supondría crear 30 puestos de trabajo públicos.

De esta manera, el Gobierno de Navarra da la razón al anterior Ejecutivo de UPN que externalizó los servicios de cocina con el fin de abaratar costes en medio de un aluvión de protestas que aseguraban que, al contrario, resultaría más caro.

Pero el Gobierno no sólo está dispuesto a revertir la externalización, sino que también pretende volver a comprar las cocinas. Esta operación supondría un coste añadido de entre 2,5 y 2,8 millones de euros “según cuándo se realice la operación”, ha afirmado Domínguez.

Además del cumplimiento del Acuerdo Programático, la otra excusa para revertir la externalización del servicio de comidas es “mejorar el control de la calidad de las comidas”.

No obstante, el consejero de Salud considera “prematuro” hablar de una fecha de reversión parcial del servicio de comidas. Ahora propondrán la propuesta en la Mesa Sectorial, que se celebrará el 22 ó 23 de febrero y posteriormente “tendrá que haber una partida presupuestaria disponible con tal fin”, algo que no está previsto en los actuales presupuestos de 2016 por lo que todo queda pendiente del acuerdo de los sindicatos y de que la reforma fiscal aporte datos positivos.

La externalización del servicio de comidas del Complejo Hospitalario de Navarra supuso un aluvión de críticas, tanto por el coste que supondría, como por la calidad de la comida, unas críticas estas últimas que en los últimos años han desaparecido por completo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos y Domínguez, dispuestos a pagar 700.000 euros extra al año por revertir las cocinas de hospitales