POLÍTICA

Geroa Bai pagó con fondos públicos la manifestación de Pamplona en favor de los agresores de Alsasua

El alcalde de Egüés firmó un decreto el día anterior y mandó a operarios públicos colocar una carpa municipal para el acto final del evento. 

La consejera del Gobierno de Navarra, María Solana, y otros miembros de Geroa Bai, en la manifestación en favor de los agresores de Alsasua que fue pagada con fondos públicos. LASAOSA.
La consejera del Gobierno de Navarra, María Solana, y otros miembros de Geroa Bai, en la manifestación en favor de los agresores de Alsasua que fue pagada con fondos públicos. LASAOSA.  

Gero Bai ordenó pagar con dinero público parte de la manifestación en favor de los agresores de Alsasua celebrada el pasado 14 de abril en Pamplona. 

A pesar de que se trataba de un acto privado organizado por las familias de los 8 encausados, y ahora ya condenados por los hechos, Geroa Bai tomó la decisión que varios operarios municipales del Ayuntamiento de Egüés que controla el cuatripartito montaran y desmontaran una carpa que acogió el acto final en la Plaza del Castillo de Pamplona. 

Se trata de una desviación de fondo públicos para un acto privado, ya que la marcha estaba convocada por los familiares de los encausados agrupados en las asociaciones Altsasu Gurasoak y la plataforma vecinal Altsasukoak Aske.

Según ha podido conocer este periódico, el alcalde de Geroa Bai en Egüés, Alfonso Etxeberria, firmó un decreto de alcaldía justo el día anterior de la marcha, por el que ordenaba a los operarios municipales a acudir a otra localidad distinta a la suya a colocar una carpa municipal, tal y como puede verse en la imagen sobre este texto.

Etxeberria ha informado ya del coste que ha supuesto para las arcas públicas, aunque todavía no ha explicado con detalle por qué tomó esta petición. El asunto ha sido llevado por el momento al TAN para que se pronuncie, aunque fuentes conocedoras explican que el alcalde podría ser denunciado por un delito de malversación de fondos públicos. 

En concreto, el alcalde nacionalista que también está investigado ya por los tribunales por un presunto delito contra la intimidad de una concejal de UPN, ha reconocido que en el montaje de la carpa con la inscripción del consistorio participaron algunos peones y oficiales municipales.

A todos ellos se les pagó sus horas con dinero del Ayuntamiento de Egüés, a 15 y 25 euros la hora respectivamente. Además, se pagó el uso de un camión para trasladar hasta Pamplona la carpa que sirvió de escenario para la lectura de los comunicados. 

Según Etxeberría, el gasto final de todo ello ascendió a 860 euros, aunque todavía no ha entregado la documentación ni se ha podido comprobar. 

El Gobierno de Navarra de Uxue Barkos, del mismo color político que el alcalde de Egüés, había animado a participar en la marcha y algunos de sus miembros se dejaron ver en la cita junto a muchos cargos políticos del partido. 

En la cita participaron unas 35.000 personas y en todo momento se pidió la absolución de los radicales que apalearon a los agentes y a sus novias, aunque la excusa de la marcha era decir que no era terrorismo. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Geroa Bai pagó con fondos públicos la manifestación de Pamplona en favor de los agresores de Alsasua