PREMIUM  POLÍTICA

En la misa y en la procesión: Geroa Bai impide que el cuatripartito reduzca las clases de religión

El PPN ha criticado la "esquizofrenia" del partido de Barkos y UPN ha cuestionado que "el nacionalismo vasco" vote una cosa y la contraria.

Imágenes de la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, junto a una fotografía de una procesión celebrada en Pamplona. FOTOMONTAJE
Imágenes de la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, junto a una fotografía de una procesión celebrada en Pamplona. FOTOMONTAJE  

Geroa Bai ha cambiado finalmente el sentido de su voto y ha votado junto a UPN y PPN en contra de reducir al mínimo legal las horas de la asignatura de religión en la enseñanza, de dos horas a una.

La propuesta había sido presentada por EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, tres de los socios de Gobierno cuatripartito de Uxue Barkos, y ha recabado el apoyo del PSN, lo que ha sido insuficiente para que prosperara al no sumar mayoría.

Geroa Bai ha decidido desmarcase del resto de sus socios y ha votado en contra de la proposición de ley, uniendo sus votos a los de UPN y PPN, lo que ha hecho que la iniciativa decaiga, a pesar de que la reducción de las horas de religión era una de las medidas contempladas en el acuerdo presupuestario que llegó el cuatripartito en el año 2017.

​En defensa de la proposición de ley, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha reivindicado que "este es un tema muy importante para avanzar en una escuela laica, donde no exista ningún tipo de adoctrinamiento y se destierre de una vez por todas el adoctrinamiento religioso".

Para la parlamentaria de I-E, es "una aberración" que la enseñanza religiosa sea "una asignatura evaluable". Y ha defendido la reducción de las horas "mientras no se den las condiciones para sacar la religión de las escuelas".

La parlamentaria de EH Bildu Miren Aranoa también ha defendido una escuela "laica" y ha apostado por "suprimir la religión de la escuela publica y las horas lectivas". En su opinión, "el horario escolar no debería ser utilizado para contenidos confesionales o de adoctrinamiento religioso" y ha advertido de que "separar alumnos según sus creencias o doctrinas durante el horario lectivo obligatorio no garantiza la equidad".

"Tenemos competencia para hacerlo, hay garantía y seguridad jurídica para llevarlo a cabo. Demos un paso adelante hacia una verdadera educación aconfesional", ha argumentado la parlamentaria abertzale.

Por parte de Podemos, Tere Sáez ha remarcado que "nadie está hablando de quitar la asignatura", sino aplicar los mínimos que plantea la LOMCE para religión, como han hecho otras comunidades. Y ha querido dejar claro que "esto no significa que estemos en contra de la religiones". En cuanto a la postura de Geroa Bai, la representante de Podemos ha considerado "un mal ejemplo" que "no se esté dispuesto a cumplir algo acordado".

En representación del PSN, Carlos Gimeno ha defendido que "la religión se practique fuera de las aulas" que, a su juicio, deben ser "laicas" y ha rebatido los argumentos del Gobierno foral para estar en contra de la reducción de las horas, un Ejecutivo que "ha trabajado para introducir más religiones, no para asumir el acuerdo programático".

"Nosotros no estamos por que la religión se de en las aulas, estamos por una escuela pública, laica y de calidad", ha destacado Gimeno, quien ha considerado que la postura de Geroa Bai a este respecto es "quedarse a medias tintas y a verlas venir".

DIVAGACIÓN DE GEROA BAI PARA VOTAR EN CONTRA DEL CUATRIPARTITO

Desde Geroa Bai, Koldo Martínez ha afirmado que esta decisión "requiere de un acuerdo social mayoritario, profundo, entre creyentes y no creyentes, razonado, fundamentado en el reconocimiento y respeto mutuo para evitar que alguien innecesariamente sin ningún necesidad pueda sentirse discriminado en sus valores más íntimos".

En su opinión, "disminuir a bote pronto una hora la enseñanza optativa de religión no refuerza ese reconocimiento mutuo y se enfrenta algunas de las premisas para una relación justa entre las éticas y las personas que las defienden". "La asignatura de religión es optativa, la cursa quien quiere sí y quien no quiere no", ha zanjado.

Por parte de UPN, Javier Esparza ha cuestionado que se hable de "adoctrinamiento religioso", que "no ha habido jamás", y ha criticado "la obsesión compulsiva de no respetar a la gente y de meterse en su casa a decirles lo que no tienen que hacer". "¿Por qué no dejamos a la gente que elija libremente?", se ha preguntado.

Además, Esparza se ha dirigido a los miembros de Geroa Bai y ha cuestionado que "el nacionalismo vasco en un ejercicio de equilibrismo sea capaz de hacer una cosa y la contraria, sin despeinarse". "En el mismo pleno van a votar no a reducir las horas de religión, porque cree que le perjudica electoralmente, y van a votar sí a eliminar las horas", ha subrayado.

Finalmente, Ana Beltrán, del PPN, ha opinado que "la esquizofrenia de Geroa Bai en este tema es absoluta" y ha acusado a Martínez de "no querer ir al fondo de la cuestión". En cualquier caso, sobre la proposición de ley, ha afirmado que es una iniciativa "electoralista" y ha asegurado que "todos los partidos de izquierda están compitiendo para demostrar quien ataca más a la religión".

La presidenta de los 'populares' navarros ha defendido la libertad de elección de las familias y ha afirmado que "quienes se ponen la etiqueta de progresistas no tienen ni idea de lo que es el progreso".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
En la misa y en la procesión: Geroa Bai impide que el cuatripartito reduzca las clases de religión