• domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 10:21
 
 

POLÍTICA

Los socios de Chivite critican el estado de la sanidad pero no a Induráin y Artundo

Geroa Bai llama a "repensar" el sistema sanitario, mientras NA+ acusa al resto de partidos de "blindar" a Induráin y Artundo, a quienes responsabiliza del "deterioro de la sanidad navarra".

Pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

Geroa Bai ha llamado este jueves a "repensar" el sistema sanitario y ha pedido "trenzar con los mimbres que tenemos el futuro de la sanidad navarra", mientras que el PSN ha abogado por "acompasar" la recuperación económica y sanitaria "pero con un nuevo modelo sanitario" con una mirada "vanguardista, transversal, humano y público". Por su parte, Navarra Suma ha responsabilizado a la consejera de Salud, Santos Induráin, y el director general, Carlos Artundo, del "deterioro" del sistema sanitario con la "complicidad" del "pentapartido".

Así se han pronunciado durante el debate de una moción de Geroa Bai que instaba al Gobierno de Navarra, en un primer punto, a "recuperar la confianza que la ciudadanía ha tenido en el Sistema Público de Salud" y que ha sido aprobada con los votos de todos los partidos excepto Navarra Suma, que se ha abstenido.

Con los mismos votos han salido adelante otros tres puntos de la iniciativa que instan a "mejorar los sistemas de comunicación" y a "ejercer un mayor liderazgo en salud" concretando "el modelo que quiere para la sanidad navarra, mediante la esperada Ley de Salud". De la misma manera, la iniciativa llama a impulsar la actividad del ya creado Comité Independiente de Expertos "para evaluar y auditar las estrategias empleadas en las sucesivas olas".

También se ha aprobado una enmienda de sustitución, propuesta por PSN e Izquierda-Ezkerra y aceptada por Geroa Bai, que llama a "consolidar las medidas tomadas en Atención Primaria, refuerzo del personal sanitario y no sanitario (administrativos, médicos, pediatras, enfermería, TCAEs, fisioterapeutas, psicólogos, educadores y trabajadores sociales), dotar de recursos técnicos que aumentan la resolutividad, acercar la rehabilitación y la psicología, el refuerzo en infraestructuras sanitarias y acelerar la implementación del Plan de Acción de Atención Primaria".

Finalmente, por unanimidad, se ha acordado instar al Ejecutivo a realizar un nuevo estudio de seroprevalencia en la población general y, especialmente, en los profesionales sanitarios y sociosanitarios; a "abordar lo antes posible, sin esperar al resultado de cualquier debate sobre el modelo sanitario, la situación de las y los profesionales de la salud en cuanto a condiciones laborales, salariales y anímicas"; y a "reforzar e impulsar el liderazgo del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) en la toma de decisiones en el momento actual de Covid-19 y en futuras pandemias".

La portavoz de Geroa Bai, Ana Ansa, ha destacado que los más de dos años de pandemia han provocado "un deterioro importante en nuestro sistema sanitario público" y ha considerado que estamos en un "momento de transición" para "reforzar los mimbres de nuestra sanidad, repensar el sistema, avanzar en lo que nos hace fuertes y desprendernos de inercias que son un lastre para prestar una asistencia de calidad". Para ello, ha remarcado, hace falta "consenso, pedagogía" y no "buscar ventajas partidarias". Así, ha abogado por "ser propositivos, consensuar los retos y trenzar con los mimbres que tenemos el futuro de la sanidad navarra". Lo que pasa, ha resaltado, por "recuperar la confianza que la ciudadanía ha tenido en el sistema sanitario" con un "relato adecuado", con "medidas de choque" y "recuperando el equilibrio entre la no presencialidad necesaria y la presencialidad eficiente".

Por su parte, Cristina Ibarrola, de Navarra Suma, ha considerado que con esta moción Geroa Bai "está reconociendo que habría que haber reprobado" a la consejera de Salud, Santos Induráin, y "es una enmienda a la totalidad" a la cúpula del Departamento de Salud. No obstante, ha criticado que "el pentapartito ha blindado" a Induráin y Artundo "para toda la legislatura" y "han antepuesto no apoyar a Navarra Suma que denunciar su mala gestión". Ibarrola ha responsabilizado al "dúo Induráin-Artundo" del "deterioro de la sanidad navarra que fue un referente y de llevarla a donde esta con el agravante de contar con el mayor presupuesto" y dejando profesionales "insatisfechos y hartos". Todo ello, ha reprochado, con "la complicidad de los 30 parlamentarios del pentapartito".

La representante del PSN Patricia Fanlo ha reconocido que la pandemia "ha tenido un impacto innegable" sobre todo "en las personas". "Ahora que ha comenzado a contenerse después de seis olas y es la hora de plantearse cómo vamos a volver a la actividad normal en los servicios sanitarios y recuperar las demoras", ha señalado. La socialista ha afirmado que "partíamos de un sistema sanitario frágil" cuya situación "distaba mucho de ser la ideal" antes de la crisis sanitaria con "contratos precarios", "falta de presupuesto" y "problemas con las listas de espera", entre otros. Así, ha destacado que "la recuperación social y económica debe ir acompasada de una recuperación sanitaria pero con un nuevo modelo sanitario" con una mirada "vanguardista, transversal, humano y público".

Desde EH Bildu, Txomin González ha considerado que la moción no es "ni oportuna ni adecuada" y ha criticado que "prácticamente estamos finalizando las legislatura y nos encontramos con los mismos retos" en la sanidad. Así, ha apelado a "ser más honestos y hacer una propuesta honesta que no pasa por hacer una visualización pública en el Parlamento" sino por "hacer una línea de trabajo importante, consensuada y participada para el futuro". En su opinión, es necesaria una "renovación normativa importante" que parte por una Ley Foral de Salud que sirva de "cimientos para una sanidad de futuro". También por una modificación del estatuto de personal. Ha remarcado que es el Gobierno foral quien "debe asumir el reto de afrontar esta situación", ha tendido la mano para "afrontar todos estos retos" y ha llamado a "evitar utilizaciones partidistas de esta necesidades".

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha pedido "menos palabras y más hechos". Ha reconocido el "reto enorme" que tiene que afrontar el Departamento de Salud pero ha criticado que "llevamos en una dinámica perversa prácticamente tres legislaturas". "Todos tenemos una vocación clara de ponerle un remedio a esto y el Legislativo no puede limitarse a pedir, también tiene que dar lo que significa que hay que ser más proactivos". Ha considerado "absolutamente irresponsable y destructiva" la dinámica de "utilizar a la consejera como saco de boxeo" y ha llamado a los grupos políticos a legislar para "atajar los problemas que tiene nuestra salud".

Finalmente, la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha criticado que, con esta moción "los partidos del Gobierno instan al Gobierno". Ha afirmado que "hacen falta más recursos humanos estables en Atención Primaria" con una OPE "potente" y la concreción de perfiles profesionales concretos que "las necesidades de la ciudadanía requieren". La pandemia, ha dicho, "ha puesto en evidencia aquellos sistemas que necesitaban reforzarse, ha puesto en evidencia nuestras fortalezas y debilidades". "Están bien los planes pero lo que toca es ponerse a trabajar" y para ello hace falta "más presupuesto, más ingresos fiscales" y "una mejor y mayor organización", ha demandado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los socios de Chivite critican el estado de la sanidad pero no a Induráin y Artundo