• viernes, 09 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:00
 
 

POLÍTICA

Geroa Bai da la espalda al PSN: votará contra Gimeno y se abstendrá en la ley del Convenio

Barkos ha anunciado que su grupo apoyará tramitar la proposición sobre profesorado de religión y mantiene su crítica a la reforma de la ley del Convenio.

Ramón Alzórriz, del PSN, junto a Uxue Barkos, de Geroa Bai minutos antes del comienzo del pleno. PABLO LASAOSA
Ramón Alzórriz, del PSN, junto a Uxue Barkos, de Geroa Bai minutos antes del comienzo del pleno. PABLO LASAOSA

Geroa Bai y el PSN, aliados en el Gobierno, vuelven a mostrar sus claras diferencias. Los nacionalistas vascos han informado este lunes que en el pleno parlamentario de esta semana se posicionarán en contra de Chivite tanto sobre la situación del profesorado de religión como en la reforma de la Ley del Convenio.

En este sentido, Geroa Bai ha manifestado este lunes que votará a favor de la admisión a trámite de la proposición de ley de Navarra Suma sobre el profesorado de religión si de hoy al jueves no se encuentra una solución a la situación de estos docentes. Y es que será el jueves cuando se vote en el pleno de la Cámara la tramitación o no del texto que llega con un informe desfavorable del Gobierno.

El parlamentario de Navarra Suma Carlos Pérez-Nievas ha indicado que éste es "un tema laboral, no político". "Los profesores de religión tienen un contrato laboral indefinido", ha señalado, para criticar que "el Gobierno del PSN quiere despedir a estos profesores, algo que critican cuando lo hace cualquier empresa o multinacional". "Nosotros planteamos que se les dé una solución y se les busque una ubicación", ha dicho, para censurar que algunos partidos "son tan sectarios, que cuando tiene que ver con la religión católica se ponen en contra".

El socialista Ramón Alzórriz ha señalado que el consejero "tiene claras las prioridades del departamento y votaremos no a la proposición de Navarra Suma, que tendrá una geometría variable para su toma en consideración". Tras recordar el informe en contra del Gobierno foral a la proposición, Alzórriz ha comentado que "se está pidiendo por algunos grupos cosas que cuando tuvieron la oportunidad y la misma situación en otros momentos, no lo hicieron".

Por su parte, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha manifestado que su grupo ha sostenido "una postura clara": "Hay que atender a los derechos de estas personas en los mismos términos en los que se atiende a cualquier personal en esta situación". "Por nuestra parte, voluntad para buscar soluciones", ha dicho, para expresar que es algo que "compete al departamento de Educación y si entre hoy y el jueves llega a una solución satisfactoria para ambas partes no tendrá ningún sentido la proposición de ley y si no se ha encontrado la solución, votaremos para la admisión a trámite".

El representante de Podemos Mikel Buil se ha mostrado en contra de la proposición de ley de Navarra Suma, "una ley que ya nos ha dicho el Gobierno que es imposible de llevar a cabo". "Tal y como está es impracticable", ha expuesto.

Y Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha considerado "aberrante" la proposición, "no puede ser que un profesorado con un estatus determinado pretenda ocupar puestos en centros públicos porque dañaría los derechos laborales del profesorado interino y de todo el profesorado". "Nuestro voto va a ser no y estaríamos dispuestos a abordar una solución para estas personas", ha comentado para afirmar que "la religión debería estar fuera de las escuelas y quienes tienen que llegar a un acuerdo son el Gobierno y el Arzobispado y que estas personas puedan impartir su docencia en las iglesias hasta que se extinguiera su contrato".

ABSTENCIÓN EN LA LEY DEL CONVENIO

Igualmente, Barkos ha manifestado que en el pleno de este jueves se aprobará la reforma de la ley del Convenio Económico presentada por el Ejecutivo foral y que se hará "tres meses y una semana después" de retirarse en el pleno en el mes de diciembre "en los mismos términos", por lo que "para este viaje no hacían falta estas alforjas".

Barkos ha señalado, en declaraciones a los medios de comunicación, que la reforma llega este jueves al pleno "sin mover una coma". Según ha dicho, su grupo se abstendrá dada la importancia que a su juicio tendría una "nueva redacción en torno a la potestad del índice de imputación". "Aquí se comete una equivocación, el tiempo lo dirá, respecto a las facultades propias de este Parlamento en materia tan sensible e importante", ha expuesto.

Por su parte, la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha manifestado que "no deja de extrañarnos que se apruebe una ley en las mismas condiciones" en las que se retiró del pleno. "Lo tendrán que explicar los grupos que en aquel momento impidieron que esta ley saliera adelante", ha dicho.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Geroa Bai da la espalda al PSN: votará contra Gimeno y se abstendrá en la ley del Convenio