• viernes, 27 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:18

 

 
 

POLÍTICA

Sayas y García Adanero acatan la decisión de Esparza y sacarán adelante la reforma laboral

El presidente de UPN anunció el apoyo por "sentido de Estado", pero Sergio Sayas y Carlos García Adenero, los dos únicos diputados de la formación, se han mostrado en contra de la postura de partido.

El diputado de Unión del Pueblo Navarro Sergio Sayas (i) asiste al pleno del Congreso de los Diputados que debate y vota este jueves la convalidación de la reforma laboral pactada entre Gobierno y agentes sociales y aprobada por decreto ley. EFE/ Juan Carlos Hidalgo
El diputado de Unión del Pueblo Navarro Sergio Sayas (i) asiste al pleno del Congreso de los Diputados que debate y vota la convalidación de la reforma laboral. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Lío dentro de UPN con una de las votaciones más importantes a nivel nacional. Javier Esparza, presidente del partido regionalista, anunció este pasado miércoles a última hora que el partido apoyaría la reforma laboral del Gobierno de Sánchez por "sentido de Estado", pero sus dos únicos diputados, Sergio Sayas y Carlos García Adanero, se han opuesto frontalmente a esta postura y, pese a no confirmar su sentido de voto en un primer momento, han anunciado que acatarán la decisión.

Esta decisión la ha confirmado Sayas en una conversación informal con la prensa en el Congreso durante el debate de la reforma. Estos votos de UPN son decisivos para que el Gobierno pueda sacar adelante este texto, que no apoyan varios de los socios habituales del Ejecutivo. 

En este sentido, el diputado de UPN Carlos García Adanero considera "un error" apoyar la reforma laboral pactada por Gobierno, patronal, UGT y CCOO, una decisión, ha afirmado en declaraciones a Efe, que "no comparto".

"Independientemente del contenido del decreto, si tu voto es decisivo creo que UPN no puede respaldar a Sánchez, un presidente con los votos de Bildu, mientras que en Navarra con Chivite es socio prioritario, y no van a romper el cuerdo", ha dicho García Adanero.

Y ha añadido que de hecho en la última reunión de la ejecutiva del partido este lunes se consideró que si el voto de UPN era "decisivo" para aprobar la reforma laboral tendría que ser " a cambio de algo importante y que se pudiera decir".

Sin embargo, ha añadido, el presidente de UPN, Javier Esparza "no ha dicho nada y no ha hablado con los dos diputados". A lo que ha sumado que además "Pedro Sánchez no es de fiar" porque "en lo que va de legislatura no ha dicho a nadie la verdad. Ahí está el voto en contra hoy de sus socios porque no ha cumplido".

Esta opinión contraria a apoyar la reforma, que según García Adanero es compartida "por muchos afiliados", también la manifestó el segundo diputado de UPN, Sergio Sayas.

"Me cuesta mucho defender ante mis votantes una posición que no comparto", ha comentado el diputado al llegar al Congreso, horas antes de la ajustada votación sobre la convalidación o derogación de la reforma laboral pactada con los agentes sociales.

Pero Sayas, que rivalizó con Esparza por el liderazgo del partido navarro, no la comparte y reconoce que le cuesta defender ese apoyo. Preguntado si se plantea romper la disciplina, ha contestado reiterando lo mismo: "El partido ha dado una directriz y yo no la comparto".

Sayas fue el cabeza de lista de la coalición Navarra Suma que UPN suscribió con el PP y Ciudadanos. En la votación de la reforma laboral, los 'populares' votarán en contra y los 'naranjas' prevén apoyar el decreto.

MAYA DESCARTA UNA "GRIETA" EN UPN

El alcalde de Pamplona y vicepresidente de UPN, Enrique Maya, ha avalado la decisión de apoyar la reforma laboral y ha descartado que este asunto pueda provocar una "grieta" en el partido.

Así lo ha señalado Maya en una entrevista con Onda Cero recogida por Europa Press. El alcalde de Pamplona ha destacado que "lo explicó perfectamente bien ayer el presidente de UPN, Javier Esparza, y yo corroboro paso por paso lo que él dijo, porque ha sido una decisión tomada desde la dirección, tanto la secretaria general, como yo, como por supuesto el presidente". "Es una reforma laboral retocada, no es para nada una derogación de la reforma laboral. Está consensuada, que es muy importante, con la patronal y con los sindicatos. Nosotros siempre hemos sido personas de pacto a la hora de hablar de todo, pero sobre todo en materia laboral y esas han sido las razones", ha dicho.

El vicepresidente de UPN ha asegurado que "hay mucho en juego en este momento con los fondos europeos y lo que dice Europa, y somos responsables con España y con Navarra".

Sobre las discrepancias de los dos diputados regionalistas, Maya ha señalado que "la vida es así, ellos pueden tener otro criterio, pero ya han dicho que van a acatar el sentido del voto y lo harán".

Además, ha descartado que este tema pueda provocar una "grieta" en UPN. "Las grietas serán por cuestiones más gordas. Al fin y al cabo es una reforma laboral que es absolutamente descafeinada, por lo tanto para nada tiene que abrirse ninguna grieta en el partido", ha asegurado.

Sobre si el apoyo a la reforma laboral puede tener coste electoral para UPN, Maya ha dicho que "no pensamos en esas cosas, hemos tomado una decisión basada en esa responsabilidad, vamos a explicarlo a todo el mundo y todo el mundo va a conocer las razones, y seguro que mayoritariamente las apoyan".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sayas y García Adanero acatan la decisión de Esparza y sacarán adelante la reforma laboral