• lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 04:21

 

 
 

POLÍTICA

Fuerte crítica de Podemos al PPN por pedir ayudas a la maternidad: "Parece a lo que se hacía en la dictadura"

El PPN proponía una ayuda de 1.200 € anuales a madres trabajadoras por cada hijo menor de 3 años para apoyar la conciliación de la vida laboral y familiar.

Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra. Mikel Buil y Javier García (002). IÑIGO ALZUGARAY
Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra. Mikel Buil (PODEMOS) y Javier García (PPN). IÑIGO ALZUGARAY

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado, con los votos en contra de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e I-E y el apoyo de UPN, una proposición de ley presentada por el PPN para establecer ayudas económicas al fomento de la natalidad.

En concreto, el PPN proponía una ayuda de 1.200 euros anuales a madres trabajadoras por cada hijo menor de 3 años para apoyar la conciliación de la vida laboral y familiar, así como ayudas a familias numerosas por un importe de 360 euros anuales por cada hijo menor de 18 años, en función de la renta.

En defensa de la propuesta, la 'popular' Ana Beltrán ha asegurado que las ayudas para fomentar la natalidad y facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar son "muy escasas" en el Gobierno de Navarra y ha reivindicado que "es necesario impulsar políticas que las desarrollen todavía más".

En su opinión, las ayudas a la natalidad "deben ser de manera directa, no con deducciones" en renta y ha defendido que "es el momento de devolver a las familias todo el esfuerzo que hicieron durante la crisis". Además, ha criticado duramente el criterio negativo del Gobierno foral a la aprobación de esta ley y ha dicho que sus argumentos son "sectarios y pueriles".

Por parte de UPN, Juan Luis Sánchez de Muniáin ha afirmado que esta proposición de ley "tal cual está redactada tiene una difícil aplicación" y ha señalado que "casi es la copia literal de un decreto foral que se aprobó en su momento para disponer de este plan de ayudas a la familia".

Sin embargo, se ha mostrado a favor de que se favorezca su trámite porque "nos da opción de promover medidas de apoyo a la familia" a través de las enmiendas, teniendo en cuenta que "en estos años las familias están atacadas por los recortes fiscales de este Gobierno".

En representación de Geroa Bai, Isabel Aranburu ha manifestado que la ayuda de 1.200 euros "no se entiende cuando es una protección que ya dispone Navarra a través del IRPF" y, sobre la ayuda a familias numerosas, ha remarcado que "ya existen ayudas destinadas" a estas familias.

Ha defendido "medidas coherentes con unas políticas sociales que se distingan por ser redistributivas" y ha considerado que "reducir" el debate sobre la natalidad a dos ayudas económicas evidencian "una mirada muy miope" sobre el tema.

Por parte de EH Bildu, Asun Fernández de Garaialde ha considerado que "el mensaje no puede ser que las mujeres tenemos que tener más hijos para darle la vuelta a la pirámide poblacional o la viabilidad del sistema de bienestar" y ha afirmado que con las ayudas directas y las medidas de conciliación propuestas por el PPN "se sigue manteniendo la diferencia entre el trabajo productivo y reproductivo y el reparto del trabajo en función del género".

Desde Podemos, Mikel Buil ha reprochado al PPN que "parece una broma que su política de natalidad se reduzca a dos pagas" y ha subrayado que "la natalidad y su fomento es una cuestión mucho más compleja de lo que propone esta ley" que, a su juicio, "parece a lo que se hacía en la dictadura con premios a los recién casados, a las familias numerosas, políticas que fracasaron estrepitosamente porque carecían de análisis".

La socialista Nuria Medina, por su parte, también ha opinado que la ley contiene "un error de concepto de la natalidad" y ha criticado que el PPN "vuelva a poner el acento de lo que para ellos deben ser las políticas de natalidad, el mero fomento a la procreación", una visión "simplista" y que "obvia algo fundamental, la libertad de cada persona a elegir cómo organizar su vida y a elegir cuántos hijos desea tener".

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha afirmado que ellos no van a contribuir al "lavado de cara y maquillaje" que pretende el PPN con iniciativas de estas características cuando "vienen aplicando en la crisis políticas antisociales que están perjudicando ese ascenso tan necesario que hay de la natalidad para garantizar una sociedad de futuro". "Es un lavado de cara un tanto indecente", ha zanjado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fuerte crítica de Podemos al PPN por pedir ayudas a la maternidad: "Parece a lo que se hacía en la dictadura"