PREMIUM  POLÍTICA

Las excusas para justificar las salidas de tono de Ainhoa Aznárez

La portavoz de Podemos, Laura Pérez, ha realizado una férrea defensa de la presidenta del Parlamento

La presidenta de Parlamento, Ainhoa Aznárez, en una Junta de Portavoces. PABLO LASAOSA
La presidenta de Parlamento, Ainhoa Aznárez, en una Junta de Portavoces. PABLO LASAOSA  

El cuatripartito se ha mostrado satisfecho por la labor realizada por la presidenta del Parlamento de Navarra al frente de la cámara foral. Incluso las salidas de tono más evidentes tienen su excusa para el partido que respalda a Ainhoa Aznárez.

El calificativo de “cutre” que profirió, todavía no se sabe bien si contra el parlamentario socialista, Santos Cerdán o contra su discurso, se disculpa porque se produjo en el ámbito privado, es decir, a unos dos metros del micrófono.

Parecida excusa tiene para la portavoz de Podemos, Laura Pérez, la ocasión en la que la presidenta de la cámara decidió hablar en euskera para fastidiar a uno de los integrantes del público. El problema, según Pérez, es que el micrófono se encontraba abierto, pero la intención de la presidenta no era hacer un comentario público. Es decir, el ámbito de lo público o privado viene marcado por la distancia al micrófono, no por el hecho de que se encuentre en la sala plenaria del Parlamento de Navarra.

Laura Pérez también encontró excusa para justificar la utilización durante más de 8 horas del Parlamento para celebrar la reunión interparlamentaria de cargos de Podemos. No se trató de un acto de partido porque “no se invitó a la militancia”, sólo acudieron los cargos electos. Y aún ha aseverado su postura asegurando que “utilizamos el Parlamento cuando está cerrado porque trabajamos mucho”.

Y después de justificar las salidas de tono de Aznárez, Laura Pérez ha pedido a la portavoz del Partido Popular “que deje de usar el Parlamento para insultar y calumniar”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las excusas para justificar las salidas de tono de Ainhoa Aznárez