POLÍTICA

Barkos protege la corrupción del exalcalde de Egüés y lo disculpa de estar investigado por la Justicia

La presidenta de Geroa Bai cargaba en otro tiempo duramente contra los imputados, a quienes llegaba a exigir que dimitieran de sus cargos.

El exalcalde del Valle de Egüés Alfonso Etxeberria, citado por dos supuestos delitos de prevaricación y malversación. MIGUEL OSÉS
El exalcalde del Valle de Egüés Alfonso Etxeberria, citado por dos supuestos delitos de prevaricación y malversación. MIGUEL OSÉS  

La líder de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha olvidado los ataques que en años anteriores protagonizaba contra la corrupción, en los que llegaba a exigir que quien fuera imputado debía dimitir, para pasar a proteger la prevaricación y la malversación.

De estos dos delitos se acusa al exalcalde del Valle de Egüés Alfonso Etxeberria, miembro de la franquicia del PNV en Navarra y un habitual ya de los tribunales después de que, en el último caso en el que se lo relaciona judicialmente, favoreció con personal y material municipal (sin informe jurídico alguno) la celebración de una manifestación a favor de los agresores condenados de Alsasua.

Sin embargo, su jefa en la formación nacionalista vasca se ha erigido como su defensora más férrea, pese a que Exteberria se encuentra en calidad de investigado (lo que anteriormente se conocía como imputación), una situación que, según defendía la propia Barkos cuando se encontraba en la oposición, tenía que conllevar que el sujeto en cuestión presentara su dimisión ante el escarnio de estar relacionado con la corrupción en un puesto público.

No contenta con esta incoherencia y su cambio radical de parecer cuando la Justicia toca a la puerta de su partido, Barkos ha llegado a culpar de este hecho a UPN, al que acusa de haber organizado una "persecución" contra el exalcalde del Valle de Egüés.

Etxeberria ha acudido esta misma semana al Juzgado de Instrucción número 2 de Aoiz para declarar por la cesión de un escenario para la celebración de un acto en Pamplona en apoyo a los violentos de Alsasua que propinaron una brutal paliza a dos guardias civiles y a sus parejas. Como se recuerda, durante esa marcha se llegaron a escuchar gritos que exigían la puesta en libertad de los condenados, dando a entender que pegar en grupo a cuatro personas no merece castigo alguno.

En opinión de Geroa Bai, no debería admitirse esta causa contra su político, ya que "no existe responsabilidad penal alguna en la actuación del exalcalde". "No se aprecia ni delito de malversación ni de prevaricación en la actuación llevada a cabo por Exteberria", subraya el partido de Barkos.

SUPUESTA ESTRATEGIA DE ACOSO

En este sentido, incide en que todo se trata de una estrategia de acoso emprendida por los regionalistas. "La denuncia de UPN forma parte de una campaña de persecución contra el exalcalde del Valle de Egües cuya única finalidad es dañar su imagen", sostiene la marca blanca del PNV en la Comunidad foral, que añade que "UPN vuelve a traspasar los límites de la ética política con graves acusaciones que no se sostienen, judicializando una cuestión por puro interés partidista y electoral".

De esas exclamaciones en las que Barkos pedía dimisiones automáticas en cuanto un político fuera investigado por un caso de corrupción, nada de nada en esta ocasión. El cambio, incluso, es excepcional, ya que la líder de Geroa Bai pasa a aplaudir la gestión de Etxeberria como un político íntegro y extraordinario. "Al igual que en ocasiones anteriores, respondió únicamente a su vocación como responsable público de atender y apoyar a aquellos colectivos que así lo solicitan, así como a la colaboración activa que debe producirse entre administraciones", remarcan desde la formación.

La líder de Geroa Bai, junto a Alfonso Etxeberria y Manu Ayerdi en un acto de la formación nacionalista. ARCHIVO

En este punto, no debemos olvidar que el exalcalde de Egüés será juzgado próximamente de un delito contra la intimidad y otro de revelación de secretos por haber accedido presuntamente, y sin consentimiento de su propietaria, a un ordenador personal de una exconcejal de UPN y haber aireado después la información sin permiso. La investigación de este caso comenzó hace ahora tres años, cuando la jueza llamó a declarar al entonces todavía alcalde por haber accedido al ordenador, del que obtuvo datos personales e íntimos de la edil. En ese caso, tampoco Barkos exigió que dimitiera de su cargo.

En lugar de corregir la conducta de sus miembros, que ahora será juzgada por los tribunales, la jefa de Geroa Bai continúa en su encono con UPN, al que culpa de que Etxeberria se encuentre ante la Justicia. "UPN pocas lecciones puede dar, al ser precisamente quien ha causado graves perjuicios a la ciudadanía del Valle de Egüés durante sus mandatos, tal y como lo atestiguan sus antecedentes judiciales", destacan en la marca del PNV en Navarra.

ANTECEDENTES JUDICIALES

Los antecedentes judiciales sí que están muy presentes en el caso por el que se acusa a Etxeberria de malversación y prevaricación, ya que el Tribunal Administrativo de Navarra ya anuló en su día la cesión del escenario municipal para la manifestación de Altsasukoak Aske en favor de los radicales condenados, una marcha a la que no faltó el propio exalcalde del Valle de Egüés, según reconoció él mismo.

En cambio, los casos a los que hace referencia Geroa Bai contra UPN no terminaron en ninguna condena en los tribunales y fueron archivados, al dictaminar los jueces que los miembros de UPN no cometieron irregularidades en su gestión del consistorio del Valle de Egüés.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos protege la corrupción del exalcalde de Egüés y lo disculpa de estar investigado por la Justicia