POLÍTICA

Fraude a la democracia en Estella: Bildu vuelve a la alcaldía con el apoyo de tránsfugas del PSN y Geroa Bai

En un pleno celebrado a puerta cerrada, Bildu y dos expulsados del PSN se han repartido el sillón de alcaldía de la localidad. 

Koldo Leoz y Jorge Crespo, los dos políticos que se han repartido el sillón de alcaldía en Estella, este martes a las puertas del consistorio de la localidad donde se ha votado la moción de censura a Gonzalo Fuentes, de Navarra Suma. PABLO LASAOSA
Koldo Leoz y Jorge Crespo, los dos políticos que se han repartido el sillón de alcaldía en Estella, este martes a las puertas del consistorio de la localidad donde se ha votado la moción de censura a Gonzalo Fuentes, de Navarra Suma. PABLO LASAOSA

Geroa Bai y Bildu han vuelto a demostrar este martes su nulo respeto a la democracia y a la decisión de los votantes, al aprovechar el voto de dos tránsfugas del PSN para recuperar la alcaldía de Estella, hasta ahora en manos de Navarra Suma, el partido con más apoyos en el municipio. 

Uxue Barkos y Adolfo Araiz, socios de María Chivite en el Gobierno de Navarra, se han saltado todas las normas para conseguir una alcaldía que se van a repartir entre Koldo Leoz y Jorge Crespo, expulsado del PSN. 

A pesar de todo ello, la socialista María Chivite no ha considerado en ningún momento exigir responsabilidades a los partidos con los que maneja el Gobierno foral y a los que ha completado ya pagos como la Mancomunidad de Pamplona, la presidencia del Parlamento de Navarra o el Ayuntamiento de Huarte, todas en manos del nacionalismo vasco. 

Buena parte de los 1.261 votos que el Partido Socialista de Navarra cosechó entre sus simpatizantes en Estella en las elecciones de mayo de 2019 han servido este martes para colocar un alcalde de EH Bildu al frente del consistorio, algo que resume la deriva de un PSN a las órdenes de los nacionalistas en la Comunidad foral.

El pleno se ha celebrado con todas las anomalías democráticas posibles, al haberse desarrollado a puerta cerrada, sin presencia de medios de comunicación ni posibilidad de seguir por ninguna vía lo ocurrido en su interior. Según han informado posteriormente sus protagonistas, Leoz ha jurado el cargo "por imperativo legal".

En un audio de la sesión, facilitado posteriormente por el consistorio de Estella, Leoz, tras acceder a la alcaldía por la puerta de atrás y con todas las malas artes de la política, ha señalado que serán un gobierno "transparente y para todos". 

El concejal tránsfuga Jorge Crespo, durante la sesión del pleno de Estella. CEDIDA / AYT. ESTELLA

Los dos concejales que han engañado a los votantes del PSN, Jorge Crespo y Magdalena Hernández, han apoyado a Koldo Leoz, el proetarra de Bildu con el que se repartirán el sillón de alcaldía por meros intereses personales. 

Leoz estará al mando de la localidad hasta marzo de 2022 y Crespo cree que le darán el sillón en en ese momento, cuando reste un año para las elecciones de 2023. 

El PSN obtuvo tres representantes en las pasadas elecciones municipales pero dos han sido expulsados del partido por desobedecer a la dirección en la presentación de la moción de censura, por lo que han pasado a ser no adscritos.

La corporación municipal la completan el único representante del PSN que ha seguido las instrucciones del Partido Socialista, no ha apoyado la moción y no ha acudido a la sesión. El único concejal de Geroa Bai sí la ha apoyado para beneficiarse de los tránsfugas.

Los representantes de Navarra Suma (7 ediles), incluido el todavía alcalde, no han acudido el pleno por "responsabilidad y compromiso social" ante la crisis del coronavirus que desaconsejaba la celebración del pleno. 

El PSN de Estella pidió que no se celebrase el martes el pleno y apeló a la "responsabilidad de todos, en plena crisis del Covid-19". Según indicó, esta moción de censura "se inició, hace semanas, a puerta cerrada repartiéndose la Alcaldía entre dos personas y se consumará a puerta cerrada".

Por su parte, el presidente de UPN, Javier Esparza, criticó la "indecencia política" de EH Bildu y Geroa Bai por "seguir adelante con la moción de censura en Estella" y reprochó que la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, "lo permita". "Si el PSN permite esto queda claro que está en manos del nacionalismo vasco y que quien manda en Navarra es Uxue Barkos", añadió.

Desde Geroa Bai se expuso también este domingo que no le corresponde fijar la fecha del pleno en el que se debatirá la moción de censura y remarcó que "la fecha concreta responde a una decisión técnica que los grupos municipales no podemos sino respetar". Además, la coalición se reafirmó en su decisión de apoyar la moción "con la mayoría democrática del consistorio" y expresó su "voluntad inequívoca" de "posibilitar un gobierno alternativo al de Navarra Suma".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fraude a la democracia en Estella: Bildu vuelve a la alcaldía con el apoyo de tránsfugas del PSN y Geroa Bai