• jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 11:52
 
 

POLÍTICA

Esparza vuelve a tender la mano a Chivite: "Sería una irresponsabilidad enorme no contar con nosotros"

A juicio del presidente de UPN, los rebrotes "están dejando a las claras que el departamento de Salud no tiene controlada la situación".

La presidenta del gobierno de Navarra habla por telefono en el atrio del parlamento momentos antes del comienzo del pleno. MIGUEL OSÉS
La presidenta del gobierno de Navarra habla por telefono en el atrio del parlamento momentos antes del comienzo del pleno con Javier Esparza (Navarra Suma) en primer pleno. MIGUEL OSÉS

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha vuelto a tender este viernes su mano a la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, "unidad sustentada en acuerdos" y "el liderazgo político y social" de la formación regionalista para "fortalecer a Navarra y salir cuanto antes de esta crisis".

"Somos el principal partido de Navarra, hemos gobernado durante muchos años y estamos en todas las zonas de esta tierra. Sería una irresponsabilidad enorme que no se contara con nosotros, con nuestro liderazgo político y social", ha manifestado Esparza, para quien "la unidad hay que buscarla y la primera responsabilidad en ese sentido está en quienes gobiernan".

En su intervención ante los miembros del Consejo Político de UPN, reunidos este viernes en Castejón, el líder regionalista ha remarcado que su partido está dispuesto a "contribuir y colaborar en la búsqueda de la unidad que necesita Navarra y que necesita España en esta compleja situación", pero eso sí "sin renunciar a nuestros principios".

Así, ha asegurado que "frente a la actitud excluyente hacia UPN, nuestra respuesta ha sido y seguirá siendo la generosidad y la voluntad de acuerdo". "Y ello no porque Sánchez ni Chivite se lo merezcan, sino por nuestra responsabilidad con los ciudadanos", ha afirmado.

En este sentido, Esparza se ha comprometido a "liderar la defensa de los intereses de los navarros", lo que, según ha dicho, supondrá "exigir al Gobierno de España un reparto justo para Navarra de los fondos a repartir entre las comunidades autónomas", así como "la máxima capacidad de endeudamiento que Navarra pueda soportar". "No podemos conformarnos con lo que nos den, tenemos que exigir el 3,9% que es lo que ha marcado la AIReF y luego ya veremos si se necesita emitir todo o no", ha planteado.

Ha apostado, además, por permitir a los ayuntamientos "utilizar sus remanentes sin condiciones para contribuir a la recuperación económica y social" y también ha exigido "una negociación inmediata al Gobierno central del Convenio Económico porque es una cuestión que nos afecta de forma clave a la hora de afrontar nuestro futuro".

Igualmente, ha exigido al Gobierno de Navarra que "no vuelva a subir los impuestos a las clases medias, a los trabajadores y a las empresas, porque esto haría un daño irreparable al tejido económico, al empleo y a las familias navarras" y que "se mantengan unos servicios públicos de calidad también en estos momentos complicados". Además, ha reclamado que el Plan Reactivar Navarra "se impulse de forma clara, con presupuesto y sin convertirse en papel mojado".

Según ha expuesto Esparza, "esto es lo que demandamos desde UPN a Chivite y, al mismo tiempo, lo que le ofrecemos, unidad en la defensa de los intereses de los navarros, basada en acuerdos, frente a todo aquel que no trate a Navarra de forma justa o que falte el respeto a la Comunidad foral".

"Desde UPN no vamos a aceptar que Navarra esté en una posición de desventaja frente a otras regiones. Necesitamos el mismo trato que reciben otras comunidades, necesitamos todo el margen posible para endeudarnos si fuera necesario, necesitamos estabilidad y sólo la tendremos desde los acuerdos de un nuevo Convenio Económico con el Estado", ha reivindicado.

En este sentido, el líder regionalista ha tendido la mano al PSN, "le garantizamos nuestra ayuda si piensa primero, de una vez, en lo mejor para Navarra", pero ha lamentado que "desgraciadamente, hasta ahora, estamos viendo a un PSN rehén del PSOE en Madrid y del nacionalismo vasco".

PIDE A CHIVITE QUE CAMBIE

En su discurso, Esparza ha incidido en la idea de que "nuestra intención y nuestra voluntad es sumar, ayudar, construir, pero no vamos a dar nuestros votos para que el Gobierno haga cualquier cosa". Y ha pedido a la presidenta navarra "un cambio en su manera de actuar y en sus prioridades, un liderazgo y una ambición necesarios y que hasta ahora no hemos visto".

"No aceptamos los triunfalismos, la autocomplacencia ni la incapacidad en la gestión. No vamos a aceptar que se nos tome el pelo ni que se lo tomen a la sociedad navarra. La gravedad de la situación exige seriedad: en la actitud, en los planteamientos, en que las invitaciones al diálogo sean de verdad", ha apuntado.

Para Esparza, "no es momento de cantos al sol ni de operaciones de marketing" y ha defendido que "necesitamos políticas de Estado, lo que traducido a Navarra podríamos definir como políticas de comunidad, alejadas de intereses partidistas, políticas que nos preparen para el futuro, sin desatender el presente". "De Chivite va a depender, por nosotros no va a quedar", ha asegurado.

A juicio del presidente de UPN, los rebrotes "están dejando a las claras que el departamento de Salud no tiene controlada la situación" y ha lamentado que "para esconder sus errores y su falta de acierto, en lugar de asumir su responsabilidad, pretende pasarla a los alcaldes y a los ciudadanos, como si la cosa no fuera con ellos, como si ellos no estuvieran en el Gobierno".

"Las cosas no se están haciendo bien y ahí están los resultados. Unos resultados que Navarra no merece y pediremos responsabilidades políticas cuando proceda", ha aseverado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Esparza vuelve a tender la mano a Chivite: "Sería una irresponsabilidad enorme no contar con nosotros"