• jueves, 07 de julio de 2022
  • Actualizado 00:01
 
 

POLÍTICA

Esparza avisa a Chivite por carta que no cesar a Ayerdi puede acarrearle responsabilidades judiciales a ella

Una Ley Foral obliga a la presidenta a cesar a Ayerdi tras ser investigado, pero el Gobierno se enroca en explicaciones rocambolescas para mantenerle en el puesto. 

El portavoz del Grupo Parlamentario Navarra Suma, José Javier Esparza Abaurrea, antes de comenzar el pleno del Parlamento de Navarra donde se ha convalidado este martes por unanimidad un nuevo decreto ley foral aprobado por el Gobierno foral con medidas frente a la crisis del coronavirus, medidas fundamentalmente dirigidas al colectivo de autónomos. En Pamplona, Navarra, (España), a 21 de abril de 2020.

21 ABRIL 2020;MARIA CHIVITE;NAVARRA;PLENO PARLAMENTO NAVARRA;EJECUTIVO FORAL;AUTONOMOS

21/4/2020
El portavoz del Grupo Parlamentario Navarra Suma, José Javier Esparza Abaurrea. ARCHIVO

El presidente de UPN, Javier Esparza, remitió este martes una carta a la presidenta del Gobierno de Navarra en la que le solicitaba el cese inmediato del consejero Manu Ayerdi, que acaba de ser imputado en el Tribunal Supremo por los delitos de prevaricación y malversación por la posible concesión irregular de 2,6 millones de euros a la empresa Davalor

Sin embargo, Esparza iba mucho más allá en su carta que en la mera solicitud del cese del consejero, algo a lo que obliga una Ley Foral cuando un cargo público es investigado por delitos de corrupción, como ya ocurre en el caso de Manu Ayerdi. 

El líder de la oposición le ha recordado por escrito a la presidenta que si no actúa conforme a la Ley la que puede terminar asumiendo responsabilidades judiciales es la propia presidenta, que incumpliría la norma de manera evidente. 

Javier Esparza no ha dejado cabos sueltos en el tema de las posibles irregularidades de Manu Ayerdi en Davalor. Preparó la querella sin darle publicidad ni comunicó que se había presentado en junio ante el Tribunal Supremo, consciente de la importancia de actuar con cautela en un tema sensible y de las especial dificultad que existe para que el Alto Tribunal abra un procedimiento contra un político aforado. 

Ahora, una vez que el lunes se conoció la gravedad de los hechos denunciados y la decisión del tribunal, ha actuado con la misma contundencia y seguridad. Primero aguardó a ese mismo día para comprobar si Ayerdi dimitía de su puesto, algo a lo que también le obliga la Ley, que especifica de manera muy tajante que esto tiene que ocurrir desde "el momento en que un cargo público electo o sujeto a nombramiento de libre designación conozca, de forma fehaciente, que un juzgado o tribunal competente ha adoptado un auto estableciendo su situación procesal de investigado". 

Como Ayerdi no dimitió en las primeras 24 horas tras conocerse el inicio de la causa judicial contra sus actuaciones, Javier Esparza envió una carta a la presidenta del Gobierno de Navarra, en la que adjunto el auto del Tribunal Supremo con el auto dictado por el juez Marchena en el que se señala que se abre el procedimiento para la instrucción con respecto a Manu Ayerdi y se designa un juez para analizar el caso. 

"Mediante el presente escrito le requiero expresamente para que cumpla la ley y, de no mediar previa dimisión por parte del Consejero sujeto investigación judicial, proceda a su inmediata destitución, debiendo advertirle de las responsabilidades no sólo políticas, sin judiciales, en que puede incurrir en caso de mantener a D. Manuel Ayerdi Olaizola en su puesto", le dice Javier Esparza a María Chivite sobre la gravedad de la situación. 

De hecho, el responsable de UPN le recuerda a la presidenta que el artículo 405 del Código Penal castiga con penas de multa y suspensión de cargo público a la autoridad que, en el ejercicio de su competencia y a sabiendas de su ilegalidad, propusiere, nombrare o diere posesión para el ejercicio de un determinado cargo público a cualquier persona sin que concurran los requisitos legalmente establecidos para ello.

Es decir, que Chivite no puede mantener a Ayerdi en el puesto al encontrarse ya imputado y tener que cumplir le Ley que le obliga a dimitir. 

LA EXCUSAS DEL GOBIERNO

El Gobierno de Navarra comenzó este mismo lunes una alocada carrera sin sentido para mantener a Manu Ayerdi en el puesto a cualquier precio, incluso con la posibilidad de que María Chivite se exponga a incumplir la Ley Foral que le obliga a cesarlo de manera inmediata. 

Por la tarde, a las pocas horas de conocerse el inicio de la investigación contra Ayerdi, lanzó una nota de prensa en la que negaba lo que ya ocurría, que Ayerdi ya se encuentra investigado por el Tribunal Supremo. 

"Si el Tribunal Supremo considera como investigado a Manu Ayerdi por el asunto referido a la empresa Davalor, dejará de ser consejero del Gobierno de Navarra". Esta fue la excusa que puso el Gobierno de Navarra para saltarse la ley y que Ayerdi no deje su cargo ni Chivite lo cese. 

Ayerdi, por su parte, envió una carta a Chivite que hizo pública el martes en la que expresaba esa misma intención de dimitir en caso de que considere que es investigado por los tribunales, algo que ya ocurre. 

Además, la Permanente de Geroa Bai introdujo de manera deliberada una falsedad sobre la Ley Foral de Navarra, asegurando que Ayerdi no tiene que dimitir hasta que sea llamado a declarar, algo que en ningún caso se recoge en la norma, que por cierto impulso el Gobierno de Uxue Barkos con Ayerdi en su Ejecutivo. 

Y para terminar el recorrido de despropósitos, el vicepresidente Javier Remírez afirmó este miércoles en rueda de prensa que los servicios jurídicos del Gobierno de Navarra han asegurado que no se puede considerar que Manu Ayerdi tenga la condición de investigado. "Nos indican expresamente que hasta que se produzca la admisibilidad de la querella y en su caso la situación del consejero Ayerdi pase a una situación de investigado, evidentemente no sería de aplicación el artículo -de la ley que prevé su salida del cargo-", ha dicho Remírez

Este periódico se ha puesto en contacto con el departamento del vicepresidente Remírez para consultar si era posible conocer el informe de los servicios jurídicos en el que se indica que Ayerdi no puede ser considerado ahora mismo como investigado, pero desde su gabinete se han remitido a la nota de prensa del Gobierno y a las palabras del vicepresidente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Esparza avisa a Chivite por carta que no cesar a Ayerdi puede acarrearle responsabilidades judiciales a ella