• domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 18:23
 
 

POLÍTICA

El exdirector de CAN lamenta "que no se valore el esfuerzo de alguien que trató de convertir a Navarra en pionera"

La comparecencia de Goñi en el Parlamento continuará el 27 de abril tras ocho horas de sesión este miércoles.

El que fuera director general de Caja Navarra, Enrique Goñi, comparece en la comisión de investigación sobre la desaparición de la citada entidad (65). IÑIGO ALZUGARAY
El que fuera director general de Caja Navarra, Enrique Goñi, comparece en la comisión de investigación del Parlamento foral sobre la desaparición de la citada entidad. IÑIGO ALZUGARAY

El exdirector general de Caja Navarra Enrique Goñi ha lamentado que "no se valore el esfuerzo pionero de alguien que trató de convertir a Navarra en pionera y una referencia".

Goñi ha reprochado que se "juzgue con severidad los esfuerzos de gente que aspira por hacer algo por su tierra". "Si luego tiene que venir aquí a dar cuentas no se qué imagen vamos a dar", ha añadido. "No hemos robado, no hemos matado, no hemos hecho nada más que ponernos al frente de un proyecto", ha insistido.

Enrique Goñi ha comparecido este miércoles durante ocho horas en la comisión de investigación sobre Caja Navarra en el Parlamento foral. Ha sido la segunda sesión de su comparecencia en la Cámara, que comenzó el pasado viernes y que ha requerido ampliar el calendario por la duración del interrogatorio de los grupos.

El viernes pasado UPN formuló sus preguntas y sólo dio tiempo a que Geroa Bai iniciara su cuestionario. En la segunda sesión, la coalición nacionalista ha terminado su interrogatorio y no ha dado tiempo a la intervención de más grupos.

La comparecencia de Goñi se ha suspendido poco antes de las siete de la tarde de este miércoles y continuará el próximo 27 de abril. La larga duración de estas sesiones ha obligado a su vez a posponer la comparecencia prevista para este viernes con Lorenzo Riezu, antecesor en el cargo de Enrique Goñi, y con Manuel López Merino, exdirector de Caja Municipal de Pamplona.

Enrique Goñi ha destacado que el Banco de España "siempre dio respaldo al proyecto de Banca Cívica -en el que participó la entidad navarra-, en el sentido de que lo consideraba no solo viable, sino prosperable, y que los socios eran complementarios".

Así, ha citado un informe del Banco de España que recoge que "la integración es una opción adecuada y razonable, el plan de Banca Cívica se considera consistente y razonablemente viable, la capacidad del equipo se considera adecuada, y las entidades integrantes pueden calificarse de fundamentalmente sólidas".

El parlamentario de Geroa Bai Koldo Martínez ha afirmado que el informe del Banco de España "demuestra" que "la decisión estaba tomada" y que "no había un plan concreto". "Me da la sensación de que el Banco de España se entera 15 días antes de la integración de Caja Sol" en Banca Cívica, ha planteado Martínez que se ha preguntado si en este plazo "fue capaz de hacer el plan completo".

Goñi le ha pedido a Martínez que "no dramatice" y ha destacado que la operación de Banca Cívica "fue aprobada" y ha sido considerada "sólida, solvente y fiable", lo que, ha resaltado, quiere decir que "solventamos todas las carencias de fondo y de forma".

Durante su comparecencia este miércoles, Enrique Goñi ha ratificado algunas de las afirmaciones que ya hizo el viernes y ha asegurado que Caja Navarra "no ha desaparecido, se ha transformado". "Si hubiese desaparecido, se habría extinguido, se habría liquidado, la obra social no sería puntera, la fundación no sería la séptima de España por patrimonio. La web de la fundación menciona doce veces que ha sido una transformación", ha afirmado.

Además, Enrique Goñi ha afirmado que "no se puede aceptar que la Caja tuviese debilidades de solvencia, no las tuvo, no lo dijo el supervisor, ni el mercado, ni los auditores, ni Fitch, ni la CNMV", y ha manifestado que esta idea sobre debilidad en la solvencia ha sido "frustrada por la realidad".

El exdirector general de Caja Navarra Enrique Goñi ha defendido que introdujo "transparencia" en las retribuciones de la entidad financiera al eliminar el cobro de dietas en las sociedades participadas.

Así se ha pronunciado este miércoles el exdirector general de la CAN en la comisión de investigación que se lleva a cabo en el Parlamento foral sobre Caja Navarra, en una intervención en la que ha respondido a las preguntas de los grupos políticos.

Goñi ha comparecido durante cinco horas este miércoles para responder a las preguntas que le ha formulado Geroa Bai. La sesión se ha suspendido para realizar un receso a mediodía y Geroa Bai aún deberá terminar su turno de cuestiones, al que seguirán EH Bildu, Podemos, PSN, PPN e Izquierda-Ezkerra.

Geroa Bai ha acusado a Goñi de "multiplicar por diez" sus ingresos coincidiendo con la "pérdida patrimonial" de la Caja. Por su parte, Enrique Goñi ha señalado que cuando asumió el cargo de director general de la entidad pidió cobrar el mismo sueldo que su antecesor, aunque eliminando la fórmula de las dietas.

"Propuse unificar toda la retribución entre 2003 y 2004 del equipo de dirección en una sola retribución que fuese transparente al Consejo y que no le costase más a la Caja", ha destacado.

Así, ha explicado que en el periodo 2002-2008, "siguiendo la política retributiva de la Caja, fuimos dejando de cobrar emolumentos de las sociedades participadas". "Yo llegué a tener 37 pagadores diferentes, mientras que en 2008 únicamente tuve dos, de tal forma que el sueldo que percibo en la Caja fue aumentando, mientras la CAN cobraba las dietas -de las sociedades participadas", ha explicado.

En definitiva, según el planteamiento de Goñi, los directivos dejaban de cobrar dietas por sus funciones en las sociedades participadas y pasaban a sumar directamente en una sola retribución de la Caja el dinero que sería correspondiente a esas dietas. La entidad financiera, por su parte, cobraba las dietas de las sociedades participadas.

Por su parte, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha hecho un repaso por las retribuciones que recibió Enrique Goñi año a año desde 2001. En aquel primer año, cobró de Caja Navarra y de sus sociedades relacionadas 171.000 euros, según los datos de Martínez, y en 2010 fueron 1,87 millones. En 2011 fueron 1,2 millones.

Así, ha preguntado a Goñi si "es consciente de que la multiplicación por diez de sus ingresos personales se produjo en unos años que coincidieron con la pérdida patrimonial de la Caja, con la bajada de su ratio de eficiencia y con la bajada de resultados por actividades ordinarias de la Caja".

El exdirector general de Caja Navarra ha señalado que el Banco de España, en 2013, emitió un informe en el que concluyó que la entidad navarra tuvo "un mejor comportamiento respecto al sector" en los últimos años, "a la vista del peso de la financiación mayorista, su ratio de morosidad, la proporción de riesgos relacionados con la promoción inmobiliaria, su grado de eficiencia operativa, la proporción de gastos de funcionamiento, la capacidad de absorción de pérdidas y su nivel de solvencia".

Además, Enrique Goñi ha precisado que en 2010 le fue abonada una poliza de fidelización por parte de la Caja por permanencia en la entidad. "Es una prima periódica que se entrega al cabo de cinco años en caso de que el directivo permanezca en el cargo como prima de fidelización", ha indicado, para señalar que todas las retribuciones fueron consideradas ajustadas a derecho por el Banco de España.

Insistiendo en las retribuciones, Koldo Martínez ha preguntado a Goñi si es consciente de que "en 2008 ya había multiplicado por cuatro sus ingresos cuando fue el primer año de la historia de la CAN con pérdidas por la actividad ordinaria de la Caja".

Ante ello, Goñi le ha replicado "en qué estado financiero" se basa para hacer la afirmación de que CAN tuvo pérdidas. "¿En atención a qué documento?", ha dicho, para sugerir la posibilidad de pedir amparo al presidente de la comisión. Martínez ha respondido que presentará los datos del Banco de España "en su debido momento" y ha planteado a Goñi si "conoce alguna empresa en la que se pueda cobrar cada vez más cuando los indicadores de la empresa administrada son cada vez peores". El exdirector general de la CAN ha respondido negando "la afirmación implícita de la cuestión".

GOÑI NIEGA QUE LA CAN TUVIESE "DEBILIDADES DE SOLVENCIA"

Dentro de este rifirrafe entre Koldo Martínez y Enrique Goñi, el exdirector general de CAN ha afirmado que "no se puede aceptar que la Caja tuviese debilidades de solvencia, no las tuvo, no lo dijo el supervisor, ni el mercado, ni los auditores, ni Fitch, ni la CNMV", y ha manifestado que esta idea sobre debilidad en la solvencia ha sido "frustrada por la realidad".

El parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez, le ha preguntado por qué la entidad financiera presentó en diciembre de 2007 "uno de los ratios de solvencia más bajo tras cerrar el último año de bonanza económica".

Goñi ha respondido que el parlamentario "parcializa la información". "Es chocante que pregunte por 2007, no pregunta por 2008 y 2009. Expresa el desdén por la veracidad. Falta una lectura global", ha señalado.

Del mismo modo ha dicho que no se menciona que su antecesor en el cargo, Lorenzo Riezu, cogió el ratio de solvencia en el 22,5 y lo dejó en el 13,7. "Yo lo tomo en el 13,7 y lo dejo en el 9. Se ignora todo lo anterior", ha criticado.

Enrique Goñi ha señalado que el ratio de solvencia "empezó a bajar no por excesos, ni por helicópteros, ni por chuletones, sino porque empezó a crecer la cartera de créditos, con el señor Riezu y conmigo".

En todo caso, ha defendido que la solvencia de la Caja "no se resintió" durante sus años al frente de la entidad. "Si no, el Banco de España no diría que fuimos una de las cajas que mejor calidad de recursos propios tenía. No solamente no ha sido insolvente nunca, es que no se ha acercado a la insolvencia jamás, no ha estado ni cerca de los mínimos del capital regulatorio. Esta línea de a ver si acreditamos que con Enrique Goñi la Caja ha sido insolvente es una línea frustrada por la realidad", ha afirmado.

El exdirector general ha explicado que lo que hizo la Caja fue "utilizar sus recursos propios para crecer". "¿Cómo, si no, crecemos hasta 12.000 millones de cartera crediticia?", ha planteado.

Así, ha asegurado que "hicimos una Caja que apoyaba los proyectos de los navarros y de clientes de otros sitios, no escondimos el talento". "La cuestión es decir, ¿dimos bien el crédito que dimos? Si lo hubiésemos dado mal, eso hubiese afectado a la solvencia", ha indicado, para afirmar que "crecimos bien en la cartera de créditos".

Koldo Martínez le ha replicado que "asusta pensar" que quien fuera director general de la CAN diga que "baja el ratio de solvencia y no pasa nada", a lo que Goñi ha replicado que él no ha dicho eso, sino que el ratio bajó pero estuvo siempre por encima de los niveles regulatorios y debe estar siempre por encima de esos niveles. Además, ha sostenido que "la solvencia ha sido siempre un punto fuerte destacado por el Banco de España".

"Yo soy un profesional del sector, en general estoy bien considerado, y eso es porque no digo memeces y cometo un nivel de errores admisible, por debajo de la media", ha afirmado.

"AL MARGEN DE APELACIONES ROMÁNTICAS, HAY QUE TOMAR BUENAS DECISIONES"

Además, el exdirector general de Caja Navarra ha afirmado que al margen de apelaciones "románticas" que se puedan hacer a los navarros en relación con el devenir de la entidad financiera, "en la gestión de una entidad hay que tomar buenas decisiones". "Las buenas decisiones financieramente son mejores y si es mejor licuar ladrillos porque no hay liquidez, esto es lo que hay que hacer, y lo hicimos bastante mejor que otras entidades".

Goñi se ha referido así al planteamiento que le ha formulado el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, acerca de si es "consciente de la frustración que generó en la sociedad navarra" con, por ejemplo, la venta de la sede central de Caja Navarra en Pamplona, en la que luego permaneció la entidad en alquiler.

Enrique Goñi ha señalado que "en la gestión de una entidad hay que considerar los intangibles, pero hay que tomar buenas decisiones". "La apelación a todos los navarros, bien. Yo apelo a los 25.000 navarros que están invertidos en CaixaBank y ganan un 25 por ciento, gran club. No es romanticismo. Son datos. Apelo a los mil trabajadores de Navarra, a los bonistas", ha afirmado. Además, ha afirmado que pagar un alquiler no tiene por qué ser necesariamente malo. "Depende, igual ahorramos dinero", ha asegurado.

Durante el interrogatorio, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha formulado otro planteamiento en el sentido de que Caja Navarra presentaba "resultados inflados" con la venta de inmuebles que posteriormente alquilaba. "¿Es consciente de que es el primer director general de CAN en recurrir sistemáticamente a los llamados atípicos o venta de patrimonio dopando la delgadez de los resultados de la actividad ordinaria?", ha señalado.

Enrique Goñi ha afirmado que un informe del Banco de España en 2004 destaca que el equipo directivo de Caja Navarra "ha entrado en una dinámica comercial de reforzamiento de la solvencia y que el equipo es profesionalizado", conclusiones que se repiten en distintos informes de los años 2007 y 2008.

Ya en 2010, según Goñi, otro informe del Banco de España recogía que Caja Navarra no había realizado "excesos en la fase alcista, por lo que se encuentra mejor situación" que otras entidades financieras.

Enrique Goñi ha afirmado que "si hubiéramos hecho todas las cosas que -Koldo Martínez- dice que hemos hecho tendríamos peor calidad de los recursos propios y menos solvencia". También ha dicho que "si hubiese habido artificios o maquillaje, el Banco de España no hubiera concluido que la solvencia de la entidad siempre tiene respaldo contable superando los mínimos exigidos legalmente".

MEJOR QUE LAS CAJAS DEL ENTORNO

Durante su comparecencia, Goñi se ha referido al proceso que siguieron las cajas del entorno, sobre lo que ha apuntado que esas entidades "tuvieron que hacer ajustes superiores al nuestro en sus procesos de integración, luego la calidad de nuestro activo era mejor".

También ha defendido Goñi que el proceso de salida a Bolsa de Banca Cívica, en la que participó Caja Navarra, fue "plenamente exitoso". "La salida a Bolsa es un test durísimo, de un escrutinio total, porque tienes que conseguir que financiadores profesionales inviertan, y cuando han invertido lo suficiente, entonces entran los pequeños inversores o los medianos inversores. Si no consigues la confianza de los agentes de los mercados internacionales, es imposible salir a bolsa, y nosotros salimos", ha asegurado.

Enrique Goñi ha explicado que "evitamos la nacionalización, de lo que elegimos, fue lo mejor". "La CAN en solitario no tenía posibilidad de hacer una capitalización", ha señalado.

COMPROMISO DE LA CAN CON LAS "GRANDES INVERSIONES"

El exdirector general de Caja Navarra Enrique Goñi ha destacado el "compromiso" que mantuvo la entidad financiera con las "grandes inversiones" para la Comunidad foral, señalando por ejemplo que "la estructura financiera" del Canal de Navarra la "protagonizó" la propia Caja, "y a mucha honra".

Así, ha señalado que la venta que realizó Caja Navarra de su participación en la Sociedad de Desarrollo de Navarra (Sodena), en la que tenía aproximadamente un diez por ciento, no significaba que "fuésemos a estar descomprometidos con los proyectos de inversión más importantes de Navarra".

Enrique Goñi ha asegurado, en la comisión de investigación sobre Caja Navarra en el Parlamento foral, que la entidad era "un socio de acompañamiento en Sodena, acompañábamos desde la financiación". "No significaba que no estar en Sodena fuese a significar que fuésemos a estar descomprometidos con los proyectos de inversión más importantes de Navarra, por ejemplo el Canal".

"Y de la misma forma estaríamos involucrados en la financiación del TAV llegado el momento", ha añadido. Del mismo modo, ha destacado como ejemplo que "la forma de conseguir levantar fondos para la Autovía del Camino fue absolutamente innovadora".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El exdirector de CAN lamenta "que no se valore el esfuerzo de alguien que trató de convertir a Navarra en pionera"