PREMIUM  POLÍTICA

La encrucijada que divide a Navarra: UPN y PPN apuestan por la alta velocidad y el cuatripartito se opone a trenes de 300 km/h

La falta de claridad entre los partidos navarros y el Ministerio de Fomento provocan dudas sobre qué es lo que finalmente se va a realizar.

Una intersección en unas vías de tren
Una intersección en unas vías de tren  

La alta velocidad continúa siendo uno de los temas candentes dentro de la política navarra. La falta de claridad entre los partidos y el Ministerio de Fomento ha provocado que sobre el proyecto se ciña la sombra de la duda sobre qué es lo que se va a hacer y si Navarra, finalmente, participará en ese corredor Cantábrico-Mediterráneo y de qué manera.

UPN y PPN han defendido que el tren de alta velocidad llegue aquí al igual que "ha llegado a otras Comunidades", mientras que el cuatripartito se muestra partidario de otro tipo de modelo ferroviario, a la espera de que se defina el nuevo convenio entre los Gobiernos navarro y central. El anterior acuerdo se produjo en 2010 y esta cuestión ha estado casi siempre parada debido a la crisis económica.

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha sostenido lo que anunció este pasado miércoles y ha señalado que tiene "el compromiso del presidente del Gobierno de que el tren de alta velocidad va a llegar a Navarra". "No tengo por qué dudar de eso", ha dicho, para insistir en que "si no hay algo palpable UPN no apoyará los Presupuestos Generales del Estado".

A su juicio, es "totalmente imprescindible" que el TAV llegue a Navarra y haya "una plataforma nueva". En este sentido ha puesto sobre la mesa que "la presidenta tiene un problema, pero no lo tiene con la oposición, lo tiene internamente".

Desde el PPN, Ana Beltrán ha manifestado que el Gobierno central se ha comprometido con el PPN, "antes que con UPN", en que llegue la alta velocidad a Navarra. "Yo quiero tranquilizar porque algunos queremos que el TAV llegue a Navarra", ha dicho, para indicar que el Ministerio ha mostrado su "compromiso" para que así sea.

Según ha dicho, "yo tengo entendido que van a continuar las obras de la alta velocidad en el tramo Castejón-Pamplona, a la vez que se hacen los arreglos ferroviarios".

La socialista María Chivite ha afirmado que "igual lo de menos es como se llame" el tren, "sino que nos conecte con la Y vasca y con Zaragoza, y tengamos tiempos competitivos tanto en pasajeros como en mercancías". 

Ha dicho Chivite que "ya me hubiera gustado que UPN hubiera tenido esta posición tan firme cuando el PP gobernaba con mayoría absoluta y ellos gobernaban en Navarra, hubiera sido bastante más sencillo". 

UN TREN DE "ALTAS PRESTACIONES" PARA EL CUATRIPARTITO

Por su parte, Koldo Martínez, de Geroa Bai, ha señalado que este proyecto estaba paralizado desde 2013 y "gracias a la llegada del Gobierno del cambio empezamos a dar pasos en las negociaciones con el Estado y esto hace que UPN se revuelva".

Ha considerado "importantes" los "acuerdos con el Ministerio" y el modelo que ha abordado entre ambos Ejecutivos, "un tren rápido para personas y mercancías y que meta a Navarra en el eje Cantábrico-Mediterráneo con ancho internacional".

"Contentos en la medida en que se han empezado a dar pasos en la negociación del tren de altas prestaciones", ha dicho, para señalar que "el acuerdo recoge lo que dice el acuerdo programático".

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz ha solicitado la comparecencia de Manu Ayerdi para conocer "si hay un compromiso por parte del Estado distinto al que ya en 2013 se manifestó en torno a los tres subtramos del tren".

"No nos queda claro y no compartiremos en ningún caso mantener la alta velocidad en el tramo Castejón-Esquíroz", ha comentado.

Ha indicado que "apostamos por ese corredor, por un ancho internacional, para pasajeros y mercancías y no por un modelo de TAV tal como venía diseñado por el convenio con UPN".

La portavoz de Podemos, Laura Pérez, ha defendido buscar "las vías que garanticen la vertebración territorial y que el impacto medioambiental, económico y social sea el menor posible" y ha añadido que "habrá que ver su viabilidad".

José Miguel Nuin, de I-E, ha indicado que el pasado martes "asistimos en el Ministerio a la ceremonia de entierro del convenio firmado en 2010 y nos felicitamos por ello; es una magnífica noticia que este convenio esté muerto y enterrado porque era una ruina para la sociedad navarra".

Nuin ha comentado que "hay que apostar por un tren que sea útil al territorio y a las personas y a la economía, que sea viable, más barato y sostenible; pasajeros, mercancías, ancho europeo y no obsesionarse por velocidades absurdas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La encrucijada que divide a Navarra: UPN y PPN apuestan por la alta velocidad y el cuatripartito se opone a trenes de 300 km/h