• jueves, 11 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

POLÍTICA

Así ha sido la ejecutiva de UPN: una reunión triste, debate potente y tres abstenciones

Carlos García Adanero ha acudido a la cita y ha escuchado las palabras en contra de su voto, incluidas las de Miguel Sanz, expresidente del partido y del Gobierno. 

Ejecutiva extraordinaria de UPN tras el conflicto con sus dos diputados en el Congreso de los Diputados. IÑIGO ALZUGARAY
Una persona sujeta un carta de apoyo a Sergio Sayas y Carlos García Adanero junto a un mural del artista urbano LKN justo antes de la ejecutiva extraordinaria de UPN tras el conflicto con sus dos diputados en el Congreso de los Diputados. IÑIGO ALZUGARAY

La reunión de la Ejecutiva de UPN se ha celebrado este viernes en un ambiente "triste y de tensión", según ha explicado algunos de los asistentes a este medio. 

El Comité Ejecutivo de UPN ha acordado pedir a Sergio Sayas y Carlos García Adanero que entreguen sus actas de diputados y, de no ser así, iniciar los procedimientos necesarios para su expulsión del partido ante la "grave indisciplina y el grave perjuicio para la imagen y respetabilidad de UPN", después de que votaran 'no' a la convalidación de la reforma laboral, en contra de las directrices de la dirección del partido.

La reunión estaba convocada a las 17 horas en la sede del partido en la plaza Príncipe de Viana, aunque Javier Esparza, Enrique Maya y Yolanda Ibáñez, los tres máximos cargos del partido, aguardaban en el interior desde tiempo antes. 

Esparza se ha mostrado afectado por lo ocurrido durante toda la reunión y ha mostrado su firme decisión para expulsar a los dos diputados con la propuesta de un texto muy duro contra Adanero y Sayas, que finalmente se ha rebajado, pero que contiene la petición de su dimisión y la expulsión del partido. 

De los dos diputados del partido en el Congreso, sólo Carlos García Adanero es miembro de la Ejecutiva y ha acudido a la reunión, aunque en un principio no sabía si podría acudir por encontrarse en Madrid esta mañana y por no añadir más tensión a una situación más compleja. 

Finalmente ha optado por acudir a la cita para poder exponer su punto de vista y explicar cuál fue el motivo para votar que no, a pesar de que el partido les pidió que votaran a favor. Adanero ha asegurado que no recibió explicaciones sobre el acuerdo con el PSOE y ha negado que hubiera asegurado que iba a seguir las directrices del partido para después cambiar de opinión. Además, ha indicado que no mantuvo ninguna llamada con cargos del partido en toda la jornada del jueves, día de la votación. 

Una de las voces más autorizadas del partido, la del expresidente Miguel Sanz, también se ha sumado a la causa contra los dos diputados: "Te aprecio, pero esto no puede ser y sabías las consecuencias que iba a tener", le ha dicho a García Adanero durante la reunión. Sanz ha afirmado al término de la reunión que "todo el mundo ha hablado, ha dicho todo lo que tenía que decir y ha considerado oportuno y ya está, y se ha abierto un debate potente, valorando la gravedad del asunto y ya está".

Prácticamente todos los miembros de la Ejecutiva han intervenido, algunas incluso con emoción, como es el caso de María Caballero, afectada por los momentos tan duros que vive el partido. 

La reunión se ha prolongado cerca de dos horas, el tiempo para escuchar todas las intervenciones, donde se ha vivido algún rifirrafe sobre cómo ocurrieron los hechos y dentro de un "debate potente", donde los asistentes han podido expresar con franqueza su opinión. 

En el momento de votar la resolución en la que se pide la expulsión de los dos diputados, todos los presentes han votado a favor salvo cuatro personas. El propio afectado, que ha votado en contra, y los alcaldes de Tudela y Azagra, Alejandro Toquero y Rubén Medrano, que se han abstenido junto a la presidenta de Juventudes Navarras, Laura Casanova. 

Javier Esparza ha declinado realizar declaraciones a los medios de comunicación al término de la cita y se ha remitido al acuerdo aprobado por el Comité Ejecutivo, que se presentará además este sábado al Consejo Político para su ratificación.

Sí ha hablado brevemente Carlos García Adanero, que ha afirmado que "somos diputados de UPN hasta que los órganos habilitados del partido nos digan lo contrario". Ha reconocido que el encuentro ha sido en un ambiente "complicado, al final estas cosas no son agradables, pero bueno, ya hemos estado, hemos dicho lo que teníamos que decir y ellos han dicho lo que tenían que decir".

Carlos García Adanero ha afirmado que va a seguir con su acta de diputado y sus decisiones las tomará en función de las directrices que "marquen los estatutos" del partido. "Hay cosas que las deciden los grupos parlamentarios y otras la Ejecutiva, con total normalidad", ha dicho.

En la declaración aprobada se ha considerado que "la gravedad de la actitud de los dos diputados de UPN en el Congreso de los Diputados, no sólo por su falta de disciplina, sino también por la ocultación de su voto final a votantes, afiliados, cargos, ejecutiva y dirección del partido, todo ello, además, con premeditación, ha causado un daño de incalculables consecuencias y repercusión, tanto en el propio partido como en sus dirigentes, algo que ha puesto en jaque nuestra credibilidad y fiabilidad".

Por ello, destaca el texto aprobado que "la grave indisciplina y el grave perjuicio para la imagen y respetabilidad de UPN nos obliga a pedirles que entreguen sus actas de diputados y, de no ser así, iniciar los procedimientos necesarios para su expulsión".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así ha sido la ejecutiva de UPN: una reunión triste, debate potente y tres abstenciones