• sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 08:49

 

 
 

POLÍTICA

Bildu, de la mano de los violentos: se niega a reconocer la labor policial en los 'juevinchos'

La coalición abertzale ha sido el único grupo en votar en contra de una propuesta para reconocer su labor contra los actos vandálicos de las últimas semanas en Pamplona.

Los parlamentarios de EH Bildu Bakartxo Ruiz y Adolfo Araiz ofrecen una rueda de prensa de balance del cumplimiento del acuerdo presupuestario con el Gobierno de Navarra. MIGUEL OSÉS
Los parlamentarios de EH Bildu Bakartxo Ruiz y Adolfo Araiz ofrecen una rueda de prensa. MIGUEL OSÉS

El Parlamento de Navarra ha rechazado de forma unánime los actos de vandalismo ocurridos en los últimos días y en especial los registrados en el Casco Viejo de Pamplona.

La Junta de Portavoces de la Cámara ha aprobado una declaración institucional en la que además muestra su solidaridad con todas las personas afectadas por estos hechos, así como con los vecinos del citado barrio.

La declaración apuesta además por foros de diálogo entre instituciones, asociaciones vecinales, hosteleras y juveniles para buscar "alternativas y soluciones consensuadas" respecto al ocio desde un análisis lo más amplio y profundo posible.

Y "reconoce y agradece el esfuerzo, compromiso e implicación del conjunto de la sociedad navarra durante toda la pandemia", al tiempo que boga por "el cuidado mutuo y el bien común ante actitudes insolidarias e individualistas".

Por el contrario ha sida rechazada una segunda propuesta de declaración presentada por Navarra Suma que en relación con estos mismos hechos pretendía "condenar los actos vandálicos y conductas incívicas", mostrar su solidaridad a los afectados y también el apoyo del Parlamento a la labor policial.

Un rechazo que ha propiciado el voto en contra de EH Bildu al ser necesaria la unanimidad, lo que ha provocado que el portavoz de NA+, Javier Esparza, mostrara una vez más su malestar por la relación que el PSN mantiene con la formación abertzale.

"No hay mas que escuchar a la portavoz de Bildu encantada con un gobierno que hará lo que diga la izquierda abertzale, que no quiere agradecer a ninguna policía", ni Nacional, ni Foral ni Municpal, "la defensa que están haciendo de la libertad de los ciudadanos y hosteleros, que no se atente contra bienes que son de todos".

"Este es el socio del PSN", ha añadido, y subrayado que sin embargo el Partido Socialista "nada le exige" cuando en el fondo se habla "de convivencia" y EH Bildu "se niega a condenar y sigue homenajeando a los asesinos" de ETA al salir de prisión.

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha comentado por su parte que el PSN ha apoyado ambos textos por considerar que "hay que condenar los actos de violencia que se han vivido en nuestras calles" y apoyar "la labor incansable e incesnate de las fuerzas de seguridad para mantener la paz".

En su opinión, es preciso además visualizar lo que está pasando y sacar conclusiones. "Navarra necesita políticas de convivencia, diálogo, consensos y empatía para buscar soluciones entre todos. Ahí es donde tenemos que incidir, en la convivencia".

También Uxue Barkos, de Geroa Bai, ha expresado su "rechazo absoluto a los disturbios" que se han sucedido de forma especial en Casco Viejo pamplonés, un asunto sobre el que su grupo preguntará al Gobierno en el próximo pleno para conocer "las medidas urgentes que han de tomarse" ante unos hechos "inaceptables", con daños en personas y mobiliario urbano y negocios.

Ha apostado por ello por una "vida civilizada en nuestras calles", al tiempo que ha descartado que el tono del debate político puede haber tenido que ver con estas actitudes, y al respecto ha destacado que "la sociedad lleva una enorme carga por circunstancias evidentes" y eso puede requerir de una actuación "en tono constructivo y sereno", opero también "igualmente exigente".

En esta línea, Barkartxo Ruiz, de EH Bildu, ha apuntado que la pandemia ha aflorado problemas de convivencia en distintas localidades y el Casco Viejo de Pamplona ya los "arrastraba" con los vecinos al ser éste un lugar de ocio importante para la población.

Por eso ha rechazado "conductas inaceptables, actos vandálicos y agresiones a personas de hostelería", pero también ha destacado que "más allá de rechazar, señalar y criminalizar es necesario un diálogo multifactorial", incluida la juventud, porque "las soluciones no son fáciles, hay problemas reales, pero no serán si no se superan lectura simplistas y si no se tienen en cuenta los diferentes puntos de vista".

Ruiz ha explicado además que ha votado en contra de la iniciativa de NA+ porque "en este momento hay que poner el foco en los foros de diálogo para buscar soluciones lo más compartidas posibles".

Mikel Buil, de Podemos, ha precisado en opinión de su grupo el Casco Viejo de Pamplona tiene "un problema estructural: se está concibiendo como una terraza abierta dedicada a la hostelería", pero también ha pedido que no se generalicen las críticas contra la juventud porque "estos actos no identifican a la juventud navarra en absoluto".

Por último Marisa de Simón ha asegurado que para I-E son "muy preocupantes los actos vandálicos" por sí mismo y porque los protagonizan jóvenes y adolescentes que consumen alcohol y mantienen relaciones sociales con el riesgo que conlleva de contagios, por lo que ha instado un esfuerzo a instituciones y familias "para ponerles freno", y ha considerado "que hacen falta medidas mas educativas que coercitivas y actuar para evitar que la pandemia se extienda"


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu, de la mano de los violentos: se niega a reconocer la labor policial en los 'juevinchos'