PREMIUM  POLÍTICA

A pie de calle: Pablo Iglesias habla en la plaza del Castillo sin escenarios ni atriles y da la voz "al pueblo"

Durante el discurso se han podido ver banderas de todo tipo: una banderas de los ecologistas de Equo, una comunista y decenas de republicanas. 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en un acto con la militancia del partido. MIGUEL OSÉS 15
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, interviene en un acto con la militancia del partido. MIGUEL OSÉS 15  

"Pablo, presidente", ese ha sido el grito de guerra que han puesto los alrededor de 500 simpatizantes de Podemos que han acudido de Pablo Iglesias este sábado en la Plaza del Castillo.

Además del dirigente de Podemos, el gran protagonista de la mañana ha sido el sol, que ha hecho acto de presencia y cegaba a los asistentes que ansiaban ver la llegada de su líder. "Yo me quiero hacer una foro con Pablo", decía un niño, "y yo, qué guapo", contestaba una señora. 

Durante la espera se han podido observar numerosas banderas de la república enfundadas, un chico ha sacado una bandera comunista al grito de "comunismo" y desde lo alto del quiosco se podía ver a un hombre desplegando una bandera verde de Equo, el partido político ecologista. Una mujer, con una servilleta en la cabeza, intentaba combatir los más de 20 grados y el sol que caía a plomo en la Plaza del Castillo. 

LLEGADA DE PABLO IGLESIAS

Todos los asistentes y medios estaban expectantes a la llegada del líder de Podemos, que ha salido con cinco minutos de retraso de una carpa blanca en la que estaba reunido con los representantes navarros del partido y candidatos a las próximas elecciones, que han llegado en un minubus hasta la plaza de la capital navarra. A Iglesias le esperaba un escenario la mar de sencillo. Sillas blancas de terraza y ningún escenario ni atril, simplemente el asfalto y una silla igual que la del resto del público.

"Parece un escenario para una pelea de gallos", comentaba un joven mientras observaba el círculo de sillas. Los simpatizantes iban llegando poco a poco, y al ver llegar al líder de la formación morada desde la carpa, se han abalanzado hacia el al grito de "Sí se puede, ahora podemos" y con una canción de fondo.

LA VOZ DEL PUEBLO

Como Unidas Podemos se define como "el partido de la clase obrera", en el mitín los protagonistas han sido los ciudadanos, que han tenido su turno de palabra antes de la actuación del líder, donde el papel de la inmigración, el feminismo, las pensiones y el medio ambiente han tenido su espacio. 

Una chica ecuatoriana contaba la historia de cómo la habían desahuciado y había tenido que pedir ayuda al Ayuntamiento de Berriozar para sacar adelante a sus hijos y nietos y acceder a una vivienda de VPO, que ha recibido el apoyo unánime y los aplausos de los asistentes. Tras ella, una chica de 20 años de edad ha representado a los jóvenes navarros y su lucha por el Medio Ambiente, pidiendo a los políticos "que respeten el planeta y que ayuden a los jóvenes a acceder a las universidades".

Tras ellas, Iamila Maija, una mujer africana, ha puesto voz a los inmigrantes en el discurso de Iglesias. "A mis hijos en el colegio los respetan pero no hay inclusión, los niños piensan que no van a aportar nada. Nos piden papeles para trabajar y trabajo para los papeles, así no se puede", decía. Finalmente, la última en intervenir ha sido una pensionista que contaba su historia y porqué le habían incapacitado para trabajar y pedía apoyo a los mayores para salir a la calle.

"DEFENSA DE LA FORALIDAD"

Aunque todo el mundo esperaba las palabras de Iglesias al comenzar el mitín, este se ha hecho esperar casi una hora. Durante este tiempo, la palabra la han tenido los representantes navarros del partido y "el pueblo" en general.

La primera en hablar ha sido la presidenta del Parlamento, Ainhoa Áznarez, que ha reflexionado sobre esta legislatura en el Parlamento y no ha perdido la ocasión para advertir a los asistentes "tengan cuidado con los móviles, que nos los roban para espiarnos e impedir que lleguemos al poder" en una intervención de alrededor de 10 minutos. 

Después era el turno de la diputada navarra Ione Belarra, uno de los mayores apoyos de Iglesias en el Congreso, que ha querido agradecer que esta fuese la primera parada del líder después de volver de su baja de paternidad. Ha acusado a 'Navarra Suma' de "vender el autogobierno de Navarra y ha agradecido a su madre el esfuerzo para estar allí".

A esta le ha seguido la senadora navarra Idoya Villanueva que también ha hecho un discurso de agradecimientos y ataques a la coalición de UPN, PP y Ciudadanos para concurrir en Navarra. Después ha tomado la palabra el candidato a la presidencia del Gobierno de Navarra, Mikel Buil, que ha hecho autocrítica diciendo que esta legislatura ha dado "verguenza ajena" y advirtiendo que estas lecciones habrá que elegir "derecha o más derechos" y después Ricardo Feliu, senador por Navarra.

Todos ellos han coincidido en que, según ellos, "Podemos es el único partido que defiende la foralidad de Navarra", se han colgado esa medalla que se están colgando todos los partidos con presencia en Navarra antes de la campaña electora, como ya lo hizo María Chivite, en el acto del PSN, para la que también Buil ha tenido unas palabras: "El PSN se alía siempre con la derecha, menos mal que no ha hecho falta para gobernar".

IGLESIAS, CONTRA LA BANCA

El secretario general de Podemos y candidato de Unidas Podemos a la presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, ha apelado al voto de la "dignidad" para frenar a partir del 28 de abril el poder de la banca.

El líder morado era interrumpido constantemente por los presentes al grito de "Pablo, presidente", "Fuera Vox", "valiente" y "tú puedes". En su intervención se ha preguntado por qué nadie estos días habla de los bancos después de "cederles 60.000 millones de euros y de que deban 3.000 millones en concepto de impuestos a los ciudadanos reclamados por el Tribunal Supremo" mientras en muchos pueblos no tienen servicios financieros.

Ha explicado que por eso Podemos "quiere tener las manos libres para cuando llegue al Gobierno", para que "un banquero no pueda descolgar el teléfono para decir de qué se puede halar y de qué no", cuando con el dinero citado posdría revertir en diferentes servicios a la sociedad.

Cuando ha finalizado su discurso, numerosas personas se han abalanzado sobre él para abrazarlo y hacerse una foto antes de que el líder morado abandonase la capital navarra


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A pie de calle: Pablo Iglesias habla en la plaza del Castillo sin escenarios ni atriles y da la voz "al pueblo"