SALUD

Exigen la dimisión de la consejera de Salud en Navarra: "Esta situación es consecuencia directa de su gestión"

Induráin ha considerado que la incidencia de la Covid-19 en Navarra "es un indicador clave" pero "no es riguroso a la hora de valorar la situación".

Comparecencia de la consejera Santos Induráin en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA
Comparecencia de la consejera Santos Induráin en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA

La consejera de Salud, Santos Induráin, ha destacado que desde su departamento se trabaja para recuperar "al máximo el nivel de actividad ordinaria" lo que pasa por "reforzar" el sistema de detección y seguimiento de casos y "fortalecer los dispositivos asistenciales". Por su parte, Navarra Suma ha pedido su dimisión al entender que la situación sanitaria es "consecuencia directa" de su gestión.

En respuesta a una interpelación de Navarra Suma sobre las consecuencias que ha tenido en la Comunidad foral la gestión sanitaria de la pandemia por Covid-19, Induráin ha considerado que la incidencia de la Covid-19 en Navarra "es un indicador clave" pero "no es riguroso a la hora de valorar la situación y la respuesta del sistema sanitario" y "hay que completarlo con otros".

Así, ha señalado que, si bien Navarra es la segunda región en incidencia" es también la comunidad que "más PCR realiza por tasa de población" y tiene una ocupación del 9,8% de las camas Covid. Igualmente, ha destacado que es la "11º comunidad" en índice de positividad, tiene "un tercio" de casos sin vincular y un porcentaje de letalidad "relativamente bajo" del 0,4%.

La consejera ha afirmado que los datos "son preocupantes y nos llevan a la necesidad de rebajarlos antes de llegar a la etapa invernal". En este sentido, ha remarcado que "de todos depende que este frágil equilibrio no se rompa", por lo que "toca reforzar" el sistema de detección y seguimiento de casos" y "fortalecer los dispositivos asistenciales".

Ha señalado que "la pandemia ha exigido a todo el sistema sanitario un enorme esfuerzo de reorganización y respuesta sin precedentes" y ha opinado que la primera ola "pudo ser superada evitando el colapso del sistema sanitario". Asimismo, ha indicado que el confinamiento ha tenido efectos en las listas de espera y la atención a pacientes crónicos, y ha subrayado que se trabaja para recuperar "al máximo el nivel de actividad ordinaria". En este sentido, ha apuntado que se han iniciado derivaciones a la red concertada y privada.

Además, ha avanzado que el Departamento de Salud junto con el resto de comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad está trabajando en la implantación de los nuevos test de antígenos que van a suponer "un salto cualitativo".

NAVARRA SUMA PIDE LA DIMISIÓN DE INDURÁIN

Cristina Ibarrola (NA+), proponente de la iniciativa, ha pedido la dimisión de Induráin ya que entiende que la situación sanitaria es "consecuencia directa" de su gestión y sería, ha asegurado, "lo mejor para Navarra". Para la parlamentaria, este escenario es "injustificable" con "un sistema sanitario que durante muchos años ha sido referente" y ha criticado que no se haya "utilizado desde el principio toda la capacidad de PCR que tiene Navarra".

En su opinión, "la realidad es que no han hecho suficientes test para acortar los contagios y aplanar la curva" y ha afirmado que en Navarra se deberían hacer "entre 6.000 y 10.000 diarias para controlar la pandemia". "Parece que busquen culpables en una sociedad insolidaria" en lugar de "asumir la responsabilidad que tienen como Gobierno de lo que ha ocurrido", ha reprochado.

La socialista Patricia Fanlo ha señalado que "sabíamos que esta segunda ola iba a llegar pero no tan pronto" y "nos ha enseñando qué medidas tenemos que hacer y que ya está tomando este Gobierno". El Ejecutivo foral, ha resaltado, "ha sido uno de los primeros que ha endurecido las medidas de control" y "lleva las recomendaciones de la OMS a pies juntillas: test masivos, rastreadores y medidas de protección". Ha apelado a la "responsabilidad colectiva" para "cuidarnos los unos a los otros"; algo que "nos permitirá mantener el sistema público, universal y gratuito".

Por parte de Geroa Bai, Ana Ansa, ha resaltado que el otoño "va a ser terriblemente complicado; no conseguimos allanar la curva". Ha afirmado que "no existe un enfoque definitivo para la gestión del Covid" y ha remarcado que "no encontramos respuesta a por qué tenemos estas cifras" porque las "medidas, que creemos efectivas, no terminan de ejercer el efecto deseado". Ansa ha mostrado su preocupación por la situación hospitalaria que "a día de hoy no están teniendo estrés" y ha llamado a "recuperar la atención ordinaria en los hospitales".

El portavoz de EH Bildu, Domingo González, ha opinado que el Ejecutivo foral "está fallando" a la hora de "intentar dar certezas y marcar criterios a la hora de afrontar la pandemia". Igualmente, ha considerado que "se están tomando medidas casi de show mediático utilizando al ejército para tareas de rastreo" lo que denota "que se está fallando" en cuanto a la detección y aislamiento de pacientes contagiados. Algo que debería ser la "primera opción" del Gobierno, ha destacado, ya que las otras opciones serían "el confinamiento" o "la inacción; que nos va a costar vida, economía y libertades".

El representante de Podemos, Mikel Buil, ha afirmado que hay una "relación directa entre las medidas que tomamos y el grado de infección que vamos viendo". Así, ha llamado a "concienciar y mantener la presión social para evitar focos de contagio". En este sentido, a opinado que "a parte de normas, sanciones y campañas" hacen falta "alternativa de ocio" para la juventud y para que los mayores en residencias "tengan un mayor contacto humano". Ha acusado a Navarra Suma de tener una visión "partidista y sesgada" y ha pedido a Induráin que cuente con la Cámara foral para "reforzar todo lo que sea necesario".

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha apuntado que hay "menos letalidad, menos tiempo de estancia hospitalaria, más detección de casos, muchos contagios, un sistema sanitario con capacidad de respuesta y el virus está actuando como se preveía y esperaba". Ha reconocido que la tasa de positividad "es altísima" si bien ha destacado que "cuantos más PCR, tendremos más positivos si no se hace algo diferente". En su opinión, "el problema no es el número de PCR, sino en que hay que hacer otro tipo de cosas". Ha remarcado que "tenemos un problema de responsabilidad" y hace falta "exigir y sancionar a quienes no hacen lo que toca".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Exigen la dimisión de la consejera de Salud en Navarra: "Esta situación es consecuencia directa de su gestión"