PREMIUM  POLÍTICA

"Escándalo económico": exigen la dimisión de Ayerdi por prestar dinero público a una empresa en ruinas

A juicio de UPN, el vicepresidente de Barkos tienen que asumir su responsabilidad al adoptar una "decisión atípica" con esta sociedad ahora en concurso de acreedores.

El vicepresidente del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi (Geroa Bai), durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS
El vicepresidente del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi (Geroa Bai), durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS  

La oposición al unísono ha criticado la nefasta gestión de Ayerdi tras conceder multitud de préstamos y avales a Davalor Salud y conocer ahora que el Juzgado de lo Mercantil ha decretado concurso de acreedores para esta sociedad.

Así lo ha explicado UPN, que ha exigido la dimisión del vicepresidente al salir a la luz "la ruina de la empresa”.

Los regionalistas destacan que “el vicepresidente de Desarrollo Económico unió su futuro al de esta empresa privada desde el momento en que comprometió dinero público prescindiendo de todo procedimiento”. “Estamos ante un escándalo económico y político”, enfatizan.

UPN ha explicado que “la empresa a la que el Gobierno ha comprometido préstamos y avales de manera continuada ni tan siquiera había formulado las cuentas correspondientes al ejercicio de 2016 como es su obligación legal. Sus últimas cuentas registradas corresponden al año 2015”.

En las mismas, detallan, “se observa una situación desastrosa con pérdidas anuales superiores a 8 millones en 2014 y 2 millones de euros en 2015, impagos a proveedores que triplican el plazo legal de pago o la valoración de activo intangible en la astronómica cifra de 22,5 millones, una cantidad que puede quedar al descubierto en la fase de administración concursal”.

Además, añaden, “consta en las cuentas de 2015 que el auditor de la empresa había presentado la dimisión sin que este hecho haya sido informado por el consejero Ayerdi”.

En definitiva, concluyen, “las últimas cuentas públicas de la empresa conocidas ya delataban en 2015 un panorama económico insostenible en el que casi todo era humo”.

Aun así, prosiguen los regionalistas, “en ese mismo año el consejero Ayerdi decidió de forma personal comprometer un millón de euros del dinero público para otorgar a Davalor un préstamo participativo”.

Y recuerdan: “El 20 de octubre de 2015 el consejero compareció por esta causa ante el Parlamento y tuvo que admitir que la concesión de  un millón de euros  a esa empresa privada fue una decisión personal y que para adoptarla se prescindió ‘del procedimiento acostumbrado’, esto es, sin informes que respaldasen la decisión ni acuerdo del Consejo de Sodena”.

“Se comprometió de manera caprichosa un millón de euros públicos por ‘una corazonada’, según palabras del portavoz de Podemos y socio del cuatripartito, en la misma sesión del Parlamento”, señalan.

Los regionalistas también han recordado que, “posteriormente, de nuevo el Gobierno y Sodena han continuado otorgando avales y préstamos a esta empresa alimentando una huida hacia delante para evitar el escándalo económico y político que finalmente se ha producido”.

“Por si fuera poco, por medio del auto del Juzgado de lo Mercantil hemos conocido que la empresa había presentado un convenio anticipado con los acreedores, lo que indica que estaba emprendiendo un proceso de liquidación. De esta circunstancia, tampoco han informado al Parlamento ni el consejero Ayerdi ni la directora gerente de Sodena”.

Con estos hechos, afirma UPN, “desde el primer momento el consejero Ayerdi unió su futuro político al de esta empresa privada que ha sido declarada judicialmente en concurso de acreedores ante los reiterados impagos y su caótica situación”.

Por ello, a juicio de los regionalistas, “concurren motivos sobrados para que el consejero que adoptó la ‘decisión atípica’ de ayudar a esta concreta empresa con dinero de todos asuma la responsabilidad y dimita”.

Por su parte, el portavoz de los socialistas en la materia, Guzmán Garmendia, "se ha actuado con una irresponsabilidad impropia de un vicepresidente del Gobierno foral, que ha señalado a una empresa con su dedo por razones que se nos escapan, empeñándose en seguir alimentándola sin tener en cuenta los datos reales, sus cuentas y toda la documentación a la que todos hemos tenido acceso".

Además, para el socialista, "es a todas luces injusto con el resto de empresas de nuestra Comunidad, también necesitadas de flujo de caja y que sí que cumplen con sus obligaciones fiscales". "Algo hay en esta empresa por la que se le haya dado este trato preferente y el vicepresidente tendrá que explicarlo", ha indicado.

Garmendia ha asegurado que "les ha salido mal el plan que nosotros intuíamos que estaban tramando, y que era mantener de forma artificial a Davalor Salud hasta el final de la legislatura para que lo gestione otro". "Ahora vamos a perder todo lo que en esa huida hacia adelante nos hemos dejado, que es mucho dinero, agravio comparativo y pésima gestión", ha añadido.

Además los socialistas han solicitado la comparecencia del vicepresidente Ayerdi.

También el PPN, a través de su dirigente Ana Beltrán, ha exigido la dimisión de Ayerdi y ha asegurado que, "tras ver los resultados que han tenido los préstamos del señor Ayerdi, comprobamos que su apuesta personal por esta empresa ha salido muy cara a los navarros".

"Pudimos entender que se hiciera una primera inversión para tratar de reflotar la actividad de esta empresa, pero lo que es del todo inadmisible es que, una vez que no se consiguen los números esperados, se ponga en riesgo el dinero de los navarros y de los inversores implicados en el proyecto. Por todo ello, creemos que el vicepresidente no ha estado a la altura y que debe dimitir", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Escándalo económico": exigen la dimisión de Ayerdi por prestar dinero público a una empresa en ruinas